Compartir
Publicidad

Gigaset L410, probamos el manos libres para el fijo de casa

Gigaset L410, probamos el manos libres para el fijo de casa
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El teléfono fijo de casa (DECT) ha ido recogiendo con el tiempo muchas de las funcionalidades que ya consideramos imprescindibles debido al teléfono móvil. El sistema manos libres es uno de ellos, pero el modo altavoz que suelen incluir no hace justicia.

El Gigaset L410 es un nuevo sistema manos libres que lleva la libertad de movimientos a nuestras conversaciones en casa mediante la línea de teléfono fijo. Su clip para poder colocar el manos libres en cualquier prensa y la calidad de sonido son los rasgos más destacados que hemos corroborado en la prueba que hemos hecho al Gigaset L410 en Xataka.

Gigaset L410, un aliado de los habladores empedernidos

Aunque evidentemente no todo el mundo que tiene un DECT en casa necesita un manos libres, a poco que te guste mucho hablar o lo tengas que hacer por trabajo o relaciones a distancia, un manos libres como el que hemos probado de Gigaset es una excelente idea a la que darás buen uso.

El Gigaset L410 es pequeño, ligero y discreto, y gran parte de su funcionalidad la tiene el clip, que permite colocar el manos libres en la ropa, o cualquier lugar que lo permite. Desde ese momento, con un solo toque podremos conversar durante horas al tiempo que escribimos con las dos manos, cocinamos, estamos tumbados cómodamente e incluso si fuera resistente al agua (idea que podría tomar la gente de Gigaset), en la ducha.

gigaset-l410-4.jpg

En el paquete, el Gigaset L410 viene acompañado del correspondiente manual en varios idiomas, entre ellos el español, un cargador de sobremesa discreto y la batería reemplazable, una buena idea por si se nos avería.

El manos libres tiene un diseño atractivo, y se compone del altavoz en la parte superior, controles de volumen en el centro, botón muy claro de colgar/descolgar y al micrófono. También hay LEDs que nos permiten conocer el estado del accesorio con un solo vistazo.

gigaset-l410-7.jpg

El equipo tiene una cobertura de 300 metros en exterior y 50 en interior. De forma efectiva nosotros lo hemos estado usando sin problemas de calidad de sonido en un tríplex, de una casa a otra (pegadas en la calle) e incluso en el jardín.

La autonomía también nos ha sorprendido gratamente. Gigaset habla de 5 horas en conversación y 120 en espera. En nuestras pruebas alcanzamos de forma continua más de cuatro horas y en modo de espera perdimos la cuenta varias veces. Muy cumplidor en ese aspecto.

gigaset-l410-3.jpg

Gigaset L410, conversaciones claras y con libertad

Empezar a usar el manos libres Gigaset L410 no requiere más que de comprobar que tenemos un terminal compatible DECT (con perfil GAP) y emparejarlo como hicimos en su día con los inalámbricos. Para lograr sacar el máximo partido a sus funciones más allá del manos libres hay que contar con modelos de la compañía, como el SL400 con el que lo hemos probado nosotros.

Usado con uno de estos modernos terminales de telefonía terrestre, el Gigaset L410 permite funciones como pasar llamadas de uno a otro terminal o una que nos ha parecido muy útil: usarlo para realizar llamadas internas en casa.

gigaset-l410-1.jpg

En uso, el Gigaset L410 se ha mostrado muy fiable. Nada de interferencias o cortes en las comunicaciones, y lo hemos usado día a día durante varias semanas. Cuando se recibe una llamada, basta con pulsar la tecla de descolgar y estaremos hablando sin manos con total claridad. El altavoz se escucha muy bien y prácticamente nadie al otro lado del hilo identificó nuestra conversación con el manos libres.

Para realizar llamadas sí que tenemos que tener el inalámbrico cerca, pues hay que usarlo para marcas los número una vez que hemos “pedido” tono con el manos libres. Las llamadas entre inalámbricos de casa es también cosa de niños, y solo hay que seleccionar el terminal y hacer la llamada.

gigaset-l410-2.jpg
L410 junto con el DECT SL400, con el que es plenamente compatible, haciendo una llamada interna

Con un precio de entre 40 y 50 euros, dependiendo del sitio en el que lo compremos, para ser prefecto solo le hace falta control por voz y una pequeña pantalla donde ver quién nos llama. Porque mira que son pesados los que quieren que cambiemos cada dos por tres de ADSL o contrato de telefonía móvil.

El manos libres ha sido cedido para la prueba por parte de Gigaset. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Gigaset.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos