Este asombroso portal une ciudades de Polonia y Lituania, pero nada de teletransportarse

Este asombroso portal une ciudades de Polonia y Lituania, pero nada de teletransportarse
16 comentarios

En la ciudad lituana de Vilna hay una enorme pantalla circular en la que es posible ver las calles de Lublin en Polonia. Lo mismo ocurre en esta ciudad, pero viendo en tiempo real lo que ocurre en Vilna. Se trata de un curioso proyecto para comunicar ambas ciudades. Si en lo primero que has pensado es en 'Stargate' no estás equivocado, la idea se ha inspirado en el programa televisivo de ciencia ficción.

La organización Go Vilnus está detrás de este proyecto y su objetivo es ayudar a conectar mejor ambas ciudades y a sus ciudadanos. Para ello han colocado dos portales exactamente iguales en las dos ciudades que forman parte del proyecto. No es posible atravesarlos, pero sí que nos deja "ver" qué hay en la otra parte en tiempo real y a tamaño real.

Un "puente" de 600 kilómetros

Vilna y Lublin se encuentran a unos 600 kilómetros de distancia la una de la otra. Las ciudades sin embargo están algo más unidas entre sí ahora gracias a este curioso proyecto. Según sus creadores, es un "un puente que unifica y una invitación a superar los prejuicios y desacuerdos que pertenecen al pasado".

Según sus creadores, el proyecto ha sido un trabajo de los últimos cinco años. El portal en sí ha sido construido por ingenieros de la Universidad tecnológica de Vilna. Se trata de una pantalla circular que está conectada a Internet y a la vez ofrece una webcam para grabar lo que hay enfrente suya. Es decir, estamos ante un dispositivo que hace una "videollamada".

Lz4irj3q

¿Por qué circular? Dicen que representa la rueda del tiempo, aunque también lo escogieron porque es todo un símbolo en ciencia ficción y sirve de "puente visual". Un puente visual es exactamente lo que es, un dispositivo que permite ver en otra parte del mundo en directo.

Du6cdkla

Sus creadores planean colocar más portales como estos dos en otras ciudades a lo largo y ancho de Europa y después del mundo. ¿Su objetivo? Dicen que "involucrar a las comunidades y alentar un movimiento público para abrazar experimentos sociales".

Funcione o no para conectar ciudades, lo cierto es que se trata de una idea ingeniosa. No permite teletransportar a personas de forma real y se trata de una tecnología tan "básica" como las videollamadas. Quizás no tan bien como Project Starline de Google. A pesar de eso, es una idea fresca, fácil de implementar y con un interesante atractivo.

Vía | The Verge
Más información | LETA

Temas
Inicio