Compartir
Publicidad
Publicidad

El MIT quiere asesorarnos en las compras con LuminAR

El MIT quiere asesorarnos en las compras con LuminAR
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando vamos a un establecimiento a comprar o informarnos sobre productos, a veces no sabemos si es mejor preguntar al personal o buscarnos la vida por nosotros mismos, pero lo que sí es cierto es que la información alrededor del producto no suele pasar más allá del precio.

La gente del MIT (Massachusetts Institute of Technology) está trabajando en LuminAR, un sistema de información interactivo basado en proyectores que representan los datos alrededor del propio producto, lo mejor es que veamos un vídeo para entender el concepto:

Las posibilidades del sistema son realmente interesantes, podemos comparar dos modelos aproximándolos, o bien eligiendo uno en concreto para tener más información del mismo (incluso vídeos). Cómo podéis ver en el vídeo, utiliza la superficie donde descansa el producto como pantalla, que además es interactiva gracias al reconocimiento de nuestros movimientos mediante cámaras.

Cada producto cuenta con una etiqueta que permite al sistema identificarlo, pero también nosotros podemos tener un código, que podemos mostrar en la pantalla de nuestro teléfono, y de esta forma el sistema tendrá en cuenta nuestros gustos, compras anteriores, etc.

Supongo que algunos establecimientos electrónicos nos les hará gracia relacionar algunos productos con duros análisis en los medios, pero no me diréis que no resultaría interesante que nos mostrara, además de las especificaciones, un resumen de lo que opinan los principales medios del sector.

El MIT quiere asesorarnos en las compras con LuminAR

El nombre de LuminAR viene de “Lumin”, luz, y “AR”, Augmented Reality, y es un proyecto que tiene detrás a dos padrinos tan importantes como Intel y la cadena Best Buy. De hecho la circuitería que hay detrás del aparato es un Intel Atom, proyectores y cámaras aparte.

Según sus desarrolladores no veremos una versión real, en las tiendas, hasta al menos dos o tres años, a pesar de que no hay muchas vallas tecnológicas que saltar en este camino, no será algo normal hasta que pasen cinco años.

Vía | Fast Company.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos