Compartir
Publicidad

El futuro de Android pasa por las TV, los smartphones de gama baja y la tecnología usable

El futuro de Android pasa por las TV, los smartphones de gama baja y la tecnología usable
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Queda nada y menos para que Google presente el Nexus 5 y con él una nueva versión de Android. Prácticamente se sabe todo sobre el terminal, pero no tanto sobre las novedades que traerá el sistema operativo.

Jessica Lessin, que debutará con una publicación de tecnología dentro de poco, ha logrado acceder a documentación interna de Google y en su blog nos explica alguna de las claves de Android 4.4. Algunas de ellas realmente interesantes.

Android para todos y la lucha por la fragmentación

Si algo se le puede criticar a Android es su fragmentación como sistema operativo. Muchos usuarios no pueden acceder a la última actualización del sistema operativo. ¿El motivo? Dos agentes que se encargan de trabar que lleguen a nosotros: las operadoras y los fabricantes.

Si bien es cierto que esto ya no depende tanto de Google, Android 4.4 no será una actualización forzada por parte de los chicos de Mountain View. Sin embargo, se están encargando para que esta versión funcione bien en dispositivos modestos.

Ya se habló hace tiempo sobre esta posibilidad pero Lessin lo confirma: Android 4.4 vendrá optimizado para gestionar de forma eficiente la memoria, incluso en dispositivos con sólo 512 MB de RAM.

Todo esto, claro, sin olvidarnos de los modelos de gama puntera. En definitiva: seguir trabajando para mejorar el rendimiento a pesar de tener una arquitectura de sistema realmente compeja y que muchas veces es una cortapisa para mejorar la experiencia del usuario.

Android en la muñeca y las gafas

Todavía falta una buena traducción para el concepto wearable. Si nos ceñimos al diccionario, usable podría servir pero es una palabra que tiene otras acepciones. Sea como sea, estamos hablando de la tecnología que nos llevamos puesta.

Google Glass 2

Relojes inteligentes, gafas, Google está trabajando para que Android funcione también en estos dispositivos. Un nicho que ya abrieron ellos con las Google Glass pero que quieren llevar a otros fabricantes también.

Teniendo en cuenta que parte de negocio de Google somos nosotros, y nuestros datos, llevar Android en la pulsera nos permitiría, a ellos incluídos, saber cuánto hemos andando, por dónde, etc. Es una posibilidad más, pero parece que quieren estar preparados ante una tendencia todavía no muy bien definida.

Google no se rinde con el NFC

Algunos empiezan a creer que el NFC está muerto en la comunicación móvil a móvil o incluso para los sistemas de pago. Google quiere seguir creyendo en él y Android 4.4 vendrá con algunas novedades.

Por ejemplo, podremos "emular" tarjetas físicas para pagar con ellas, ganar puntos o incluso acceder a sitios que requieren este objeto. Es decir, virtualizar parte de nuestra cartera en el móvil.

Una posibilidad bastante interesante, pero de momento la adopción de esta tecnología está siendo bastante lenta porque no hay un gran acuerdo para que todos la adopten. Nos tocará esperar, pero esa posibilidad de emular tarjetas es bastante interesante.

El control está en la tele

Google quiere estar presente en la tele, véase Chromecast, pero su presencia va más allá del contenido. También quiere tener el control y por eso la próxima versión de Android permitirá a los desarrolladores crear aplicaciones para usar el móvil o el tablet como el mando a distancia.

Llegan un poco tarde, ya que HTC y Samsung ya han trabajado en ello por su cuenta. Además, los fabricantes tienen que introducir el sensor infrarrojos en el teléfono por lo que veremos cuál es el grado de aceptación.

Novedades más allá de lo que se ve a simple vista

Parece que Google quiere hacer un cambio importante en Android 4.4. Sabe que es importante cuidar a los fabricantes, no sólo a los grandes sino a todo el conjunto, especialmente con el crecimiento de los smartphones económicos.

Saben que Nokia está moviendo ficha con Asha y no quieren perder un mercado con mucho potencial. Veremos, de forma oficial, más información sobre todo estos temas pero está claro que Google necesita algo más que complacer a sus socios.

La fragmentación parece todavía un problema difícil de solucionar. Es el precio que hay que pagar por permitir que los fabricantes y las operadoras puedan personalizar el sistema a su antojo, ellos tienen la última palabra a la hora de actualizar.

La espera está cerca de llegar a su fin. Según los últimos rumores hoy tendremos un anuncio oficial por parte de Google. Si evleaks estaba en lo cierto, el Nexus 5 blanco (además del negro) se pondrá a la venta mañana. Crucemos los dedos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio