Un alcalde dubitativo y muchos vecinos enfadados: el yate de Jeff Bezos no tendrá fácil salir de Rotterdam

Un alcalde dubitativo y muchos vecinos enfadados: el yate de Jeff Bezos no tendrá fácil salir de Rotterdam
122 comentarios

El yate de vela más grande del mundo, que supuestamente ha sido encargado por el fundador de Amazon, Jeff Bezos, tendrá que superar varios obstáculos antes de salir al mar. Para que la embarcación pueda abandonar el astillero donde se está construyendo, en Rotterdam, se debe desmontar parte del puente histórico de Koningshaven. Y las autoridades de la ciudad aún no han dado el visto bueno.

La posibilidad de que el puente, un monumento nacional, sea desmontado ha causado una gran polémica. En su momento, el ayuntamiento prometió no volver a tocar la estructura, restaurada en 2017. Sin embargo y según el presidente de la Sociedad Histórica de Rotterdam, Tom Wesselink, habría accedido a su desmantelamiento para permitir el paso del yate. Una acusación que el alcalde, Ahmed Aboutaleb, ha desmentido.

A la espera de la luz verde por parte de Rotterdam

En declaraciones a CBS, Aboutaleb ha dicho que hasta el momento no se ha presentando ante el ayuntamiento una petición para desmontar el puente. En esa línea, el portavoz del gobierno local ha dicho: "La compañía que está construyendo el barco no ha solicitado ningún permiso, así que por el momento esto no es un problema. Cuando nos pidan el permiso, decidiremos si lo aprobamos o no, y cómo".

De momento, según el ayuntamiento, sus funcionarios han estado contacto con el constructor de yates personalizados Oceanco y solo saben que "hay un gran barco que tiene que atravesar el océano algún día". Antes de aprobar un permiso, afirman, se tendrá en cuenta la preservación de la estructura del puente, el impacto en el medio ambiente y la economía local, incluidos los empleos relacionados a la industria de construcción naval.

Por si esto fuera poco, la salida al mar del yate, programada para este verano, según las informaciones iniciales, también tiene otro obstáculo. Algunos lugareños se han mostrado en contra de que el puente Koningshaven sea alterado. De acuerdo a WionNews, más de 1.200 personas se han reunido en Facebook para organizar una protesta. La misma tiene el objetivo de "arrojar huevos podridos en masa al superyate de Jeff Bezos cuando navegue a través del Hef en Rotterdam".

Lo cierto es que en Países Bajos se construyen algunos de los yates más exclusivos del mundo. Su paso a través de diferentes puentes que están entre los astilleros y el mar es algo común. No obstante, la embarcación de 127 metros y más de 500 millones de dólares que sería de Jeff Bezos, tiene tres enormes mástiles que impiden su paso por el característico puente de verde Rotterdam que se terminó de construir en 1927.

Temas
Inicio