El Mac mini M1 no era tan mini: alguien se ha encargado de fabricar una versión un 78% más pequeña

El Mac mini M1 no era tan mini: alguien se ha encargado de fabricar una versión un 78% más pequeña
11 comentarios

La aparición del Mac mini con el chip Apple M1 en noviembre de 2020 fue la demostración de que el envoltorio no importaba. Ese chip acabó siendo usado en varios ordenadores portátiles y de sobremesa de Apple, pero con el Mac mini pasaba algo curioso: no era tan mini.

Los análisis de las tripas de ese equipo pronto dejaron claro que el antiguo chasis era demasiado grande para la circuitería del equipo. Ese ordenador podía ser mucho más pequeño, pero Apple prefirió no tocar el chasis. Ahora un usuario ha aprovechado para rediseñarlo, y se ha hecho un Mac mini que es un 78% más pequeño que el original.

Y con conector MagSafe 2

Quinn Nelson, del canal de YouTube Snazzy Labs, contaba en un detallado vídeo en YouTube cómo había logrado. El proceso comenzó destripando el Mac mini M1 y descartando todo aquello que no fuera estrictamente necesario, como el ventilador o la cubierta trasera de los conectores, en la que también estaban las antenas Wi-Fi o el botón de encendido que se podían recolocar.

La fuente de alimentación era uno de los principales retos por su conector de 22 pines que a priori parecía difícil readaptar a un diseño más compacto. Un análisis detallado acabó dando como resultado un curioso montaje en el que reutilizaba un adaptador de 65 W de una tableta Microsoft Surface que "empalmaban" a la circuitería de un conector MagSafe 2 de un viejo MacBook Pro de 15 pulgadas. Problema resuelto.

El diseño final trataba de combinar todos los componentes evitando cualquier posible riesgo de sobrecalentamiento pero reduciendo el volumen del chasis al mínimo. Tras completar el proyecto en una aplicación de diseño CAD Nelson y sus colaboradores acabaron diseñando un chasis inspirado en los Mac Pro y su característica rejilla de agujeros. El diseño está disponible para quien quiera intentar reproducir este proceso.

Para construir ese chasis, eso sí, acudieron a soluciones más avanzadas que las que les podría haber proporcionado una impresora 3D convencional, y acabaron usando una impresora MSLA (Masked Stereolithography), más avanzadas y que evitan esas típicas estrías que aparecen en modelos creados con impresoras 3D más económicas.

El resultado, desde luego, es sorprendente: Nelson logró un Mac mini M1 totalmente funcional, con conector MagSafe 2 de alimentación y que es un 78% más pequeño en volumen que el diseño original

No es el único rediseño del Mac mini que hemos visto estos días: hace poco aparecía una variante que combinaba este equipo con un iPad mini para crear un curioso portátil, por ejemplo. 

Teniendo en cuenta que se nos viene un evento Apple en el que quizás veamos un nuevo Mac mini, será interesante ver qué cambios hace Apple en el diseño.

Temas
Inicio