Llevamos años obsesionados con los smartphones plegables. Los portátiles plegables tienen mucho más sentido

Llevamos años obsesionados con los smartphones plegables. Los portátiles plegables tienen mucho más sentido
40 Comentarios

La semana pasada se celebró la feria IFA 2022, y entre los muchos productos presentados hubo dos que nos llamaron la atención poderosamente: el Lenovo ThinkBook X1 Fold (2022) y el ASUS Zenbook 17 Fold OLED presentaron sus credenciales en el llamativo ámbito de los portátiles plegables, y lo hicieron con éxito. Tanto es así que tras conocer sus prestaciones y opciones, estos productos parecen tener más sentido práctico que los móviles plegables.

Avalancha de plegables. Estas últimas semanas y meses hemos conocido nuevos smartphones con pantalla plegable. Los Samsung Galaxy Z Flip4 y Fold4 son ya productos pulidos y maduros, y algo parecido se puede decir del Huawei Mate Xs 2 o del Xiaomi MIX Fold 2. El reto titánico de diseñarlos parece ya no serlo tanto.

Solución a un problema inexistente. Los formatos de móviles plegables ya no parecen tener muchos secretos y plantean una apuesta atractiva, pero tienen un problema: aunque son mejores que nunca y hasta Google los mima, siguen sin responder a la pregunta más importante: ¿qué problema resuelven?

¿Que podemos guardarlos mejor en el bolsillo? No es una razón muy potente para gastar mucho más que en móviles convencionales que son iguales o mejores en casi todo el resto de apartados. Salvo por escenarios de uso muy específicos (y algo forzados), el formato de smartphone tradicional convencional ha demostrado ser imbatible.

Una gota en el océano. Este tipo de tecnología parecía especialmente orientada a dispositivos móviles, y de hecho es en ese campo donde la oferta es sorprendentemente notable. No se ven muchos por la calle, cierto, pero las cifras de venta no son del todo malas: Samsung confirmaba que ya vendió 10 millones de sus modelos plegables en 2021. Es un número llamativo, pero casi insgnificante cuando en todo el mundo se vendieron 1.433 millones de móviles.

Espera, también hay portátiles plegables. Mientras los móviles se convertían en protagonistas, hubo quien intentó aplicar la idea a los ordenadores portátiles. El Lenovo ThinkPad X1 Fold presentado en 2020 fue el primero en intentar dar vida al concepto, pero lo hizo con un error grave: era demasiado pequeño (13,3 pulgadas una vez desplegado), así que usarlo "doblado" hacía que su utilidad fuese muy limitada.

Caballo grande, ande o no ande. Esa idea original ha cambiado, y tanto Lenovo como ASUS han corregido aquel problema y han planteado diagonales de 16,3 y 17,3 pulgadas respectivamente con la pantalla desplegada. Si los plegamos tenemos portátiles de (respectivamente) 12 y 12,5 pulgadas que son mucho más interesantes y menos limitado que el primer producto de Lenovo.

Thinkbook
Tanto el portátil plegable de ASUS como este Lenovo ThinkPad X1 Fold (2022) se convierten en un peculiar Todo-en-Uno cuando desplegamos la pantalla y colocamos el teclado sobre la mesa.

Un portátil que es también un Todo-en-Uno. Con la pantalla desplegada tenemos de hecho un formato que se acerca más a un Todo-en-Uno que a un portátil, y eso da mucho margen de maniobra para trabajar o disfrutar con estos equipos.

Un área de trabajo peculiar. El formato 4:3 de estas pantallas es también singular e invita aún más a trabajar con aplicaciones maximizadas que el 3:2 (que es el que queda en las pantallas plegadas de 12 y 12,5 pulgadas). Puede que no sea ideal para contenidos de vídeo, pero en el resto de escenarios tenemos mucha, muchísima información: el ASUS, por ejemplo, presenta más información en pantalla con sus 17,3 pulgadas y su formato 4:3 que la que ofrecería un portátil de 17,3 pulgadas en formato 16:9.

Caros... Como sucede con los móviles plegables, estos portátiles son mucho más caros que los portátiles tradicionales y sus precios rondan (o superan) los 3.000 euros. Son muchos euros, desde luego.

... pero al menos son más prácticos. Eso hace que sea difícil recomendarlos, pero una cosa es cierta: son más prácticos que los móviles plegables, y sus casos de uso son más coherentes: poder usarlos como portátiles compactos cuando no tenemos espacio y desplegados cuando sí podemos "expandirnos" un poco más es muy interesante. Será interesante ver hacia dónde caminan estas propuestas, sin duda.

Temas
Inicio
Inicio