Volkswagen fabricará sus baterías en Sagunto. Es una gran noticia para los trabajadores de Ford

Volkswagen fabricará sus baterías en Sagunto. Es una gran noticia para los trabajadores de Ford
10 comentarios

Volkswagen ha tomado la decisión de instalar su planta para la fabricación de baterías en Sagunto (Valencia). La decisión no sólo afecta a los posibles trabajadores que el grupo germano vaya a emplear para poner en funcionamiento el nuevo espacio de fabricación, también a la planta de Ford en Almussafes.

La decisión, que aún no es oficial pero que medios como La Tribuna de la Automoción dan por hecha, se anunciará cuando Volkswagen registre su propuesta en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica en el sector del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC), con los que se adjudicarán los fondos de ayuda para el desarrollo de estos nuevos automóviles y tecnologías relacionadas con ellos. Pese a ello, desde Volkswagen insisten en que la decisión no es firme y que harán más anuncios a su debido tiempo.

En el camino para optar a esta fábrica de baterías se han quedado Cataluña, Aragón y Extremadura. Cada uno tenía sus propios atractivos pero, finalmente, ha sido Sagunto la ciudad elegida y en Ford Almussafes también lo ven con buenos ojos.

Ford2015 Valencia Plant 09

Más esperanza para Ford Almussafes

Uno de los motivos principales que argumentan desde Volkswagen para elegir Sagunto, donde la Generalitat Valenciana ya han clasificado como suelo industrial el espacio elegido, es su cercanía a Almussafes, donde los empleados de Ford están luchando por fabricar dos nuevos vehículos eléctricos y que esta producción no se escape de España.

En un repaso a la situación de la industria española, ya contamos que los trabajadores de Ford habían asumido un importante ajuste para seguir optando a la fabricación de vehículos eléctricos en Almussafes. En el acuerdo, al que Ford todavía tiene que dar el visto bueno, se aceptaba una congelación en el sueldo y un aumento de la jornada laboral.

Ahora, la decisión de Volkswagen puede ser un espaldarazo para mantener la actividad plena de Almussafes, pues ambas firmas cuentan con un acuerdo de colaboración para el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos. En dicho acuerdo, firmado a finales de 2018, se permite a Ford el uso de la plataforma MEB del Grupo Volkswagen para la fabricación de nuevos modelos eléctricos, y se decidía que fuera Ford la que fabricara dos nuevos vehículos comerciales (una pick-up y una furgoneta con capacidad de carga máxima de una tonelada) bajo el nombre de las dos firmas. Además, Volkswagen se encargaba de una furgoneta urbana y eléctrica.

Las sinergias, claves en el coche eléctrico español

Desde luego, Ford no es la única compañía que puede recibir con optimismo la decisión de Volkswagen. La planta para la fabricación de baterías también abastecerá a Seat Martorell o la planta de Volkswagen en Landaben (Navarra). De hecho, este era uno de los principales motivos para mantener a Aragón como una de las opciones más interesantes para instalar esta fábrica, creando un corredor para el coche eléctrico entre Navarra, Aragón y Cataluña.

Aunque todavía no se han confirmado qué empresas formarán parte del proyecto que Volkswagen presentará para la adjudicación del Perte VEC, sí sabemos que es necesario que en él intervengan cinco empresas, de las cuales el 40% tienen que ser PYMES, que una de ellas aporte conocimiento de I+D+i y que participen, por lo menos, dos Comunidades Autónomas. De esta manera, se espera crear una cadena de valor para la fabricación de vehículos eléctricos.

Desde la publicación en el BOE del Perte VEC, quedará esperar un mes para que las empresas puedan presentarse y la confirmación de las ayudas no se espera hasta el tercer trimestre de este año. Además, estos fondos, que tienen su origen en Europa (fondos Next Generation), obligan a que las nuevas plantas se distribuyan por las regiones con menor renta per cápita, lo que saca de la ecuación a Madrid, Cataluña, Navarra o País Vasco y grandes ciudades como Valencia o Zaragoza.

Serán, por tanto, 2.975 millones de euros disponibles que exigirán la instalación de industria en estas zonas menos desarrolladas y en las que se obligará a colaborar entre diversas empresas y grupos de financiación, con proyectos cuya finalización no superen el 30 de septiembre de 2025.

Temas
Inicio