La apuesta por el coche eléctrico solar es cada día menos quimérica: otros 81 millones de euros para Lightyear

La apuesta por el coche eléctrico solar es cada día menos quimérica: otros 81 millones de euros para Lightyear
18 Comentarios

Tener un coche eléctrico que no necesita de enchufes suena a ciencia ficción pero será una realidad muy pronto. Es el Lightyear 0 (antes conocido como Lightyear One) y pasará a producción este mismo otoño. Deberíamos verlo en la calle a lo largo del año que viene.

Un coche solar de calle. Evidentemente, la gran ventaja que anuncian desde Lightyear es que sus enormes paneles solares repartidos por el techo y el capó de la carrocería le permiten recorrer hasta 70 kilómetros sin recargar el coche. Eso sí, desde la firma señalan que esto es posible si se dan las mejores condiciones lumínicas posibles.

Sumando capacidad, el Lightyear 0 cuenta con unos paquetes de baterías que no han sido desvelados pero que, según la marca, deberían permitir alcanzar unos 625 kilómetros. Eso sí, a una velocidad de crucero de 110 km/h (máxima velocidad para la que está preparado), estas cifras se rebajan hasta los 560 kilómetros disponibles.

Eficiencia. Si posamos la mirada en el Lightyear 0 veremos muchas similitudes con el Mercedes Vision EQXX, el prototipo que la marca ha preparado para descubrir cuál es su máxima eficiencia y hasta dónde pueden llegar en el desarrollo de baterías y motores eléctricos.

El coeficiente aerodinámico de este Lightyear 0 es de 0,19 Cx, unos datos que lo colocarían entre los mejores del mercado. Para ello, se optan por las formas suaves y redondas del frontal, una caída pronunciada y ruedas parcialmente carenadas en su eje trasero. El objetivo, evidentemente, es reducir al mínimo la resistencia contra el aire.

Siete meses "gratis". La gran ventaja a la que se apunta desde Lightyear es que para aquellos que hagan menos de 70 kilómetros diarios, el consumo de energía es inexistente. En las mejores condiciones apuntan a que los conductores pueden estar siete meses sin recargar su coche.

De hecho, si tomamos como referencia los datos presentados por el Miteco (Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico), un español recorre de media 28,9 kilómetros diarios en coche en nuestro país. Es decir, podría circular durante dos días con una carga solar plena y le sobrarían kilómetros.

El reto solar. Desde hace años se viene pensando en el uso de energía solar como el ideal para mover los vehículos, especialmente en aquellos que se encuentran en países tan favorables para el desarrollo de esta industria como el nuestro. Pero en un automóvil, no es tan sencillo.

El Toyota Prius ya montó techo solar, pero la energía recuperada apenas servía para sostener parte de los sistemas eléctricos del coche, por lo que el ahorro es casi anecdótico. Durante nuestra prueba del Mercedes Vision EQXX, los germanos nos confirmaron que habían conseguido alargar la vida de la batería en 43 kilómetros durante su viaje a Silverstone.

En ninguno de los dos casos los coches eran capaces de almacenar la energía, simplemente se iba utilizando conforme los paneles recibían la luz solar. Esto cambia por completo con el Ligthyear 0, que sí será capaz de almacenar la energía recibida y, por tanto, disponer de ella sin necesitar de un enchufe. En aquel viaje a Alemania, ingenieros de Mercedes nos confirmaron que ese era el siguiente gran reto.

Sus contras. El problema de las placas solares utilizadas en un coche es que son capaces de recoger poca energía que, eso sí, puede acabar siendo definitiva. Pese a ello, la superficie disponible para las placas solares es escasa y según las cuentas de Toyota, es necesario tener un coche cinco horas al sol para poder recorrer 10 kilómetros (con un consumo de 15 kWh, bajo para los coches eléctricos actuales).

Además, el sistema solar también añade más peso al vehículo y, por tanto, empeorar su eficiencia allí donde se sucedan los días nublados o con lluvia. En ese caso, no quedaría más remedio que tirar de enchufe, perdiendo el gran atractivo del coche.

Muchos confían. Pese a todo, Lightyear sigue encontrando financiación para su proyecto. Es una start-up que apenas tiene seis años y que mostró el primer prototipo en 2019. Ahora, la firma ha conseguido otros 81 millones de dólares de apoyo, tal y como recogen en Tech-Crunch.

Si los planes avanzan según lo esperado, el inicio de la producción se espera para los próximos meses y las primeras entregas deberían llegar a lo largo de 2023. De momento, ya tendrían previsto fabricar 946 unidades y esperan que el coche eléctrico y solar sirva de base para lanzar al mercado en 2025 un futuro SUV que ronde los 30.000 euros.

Temas
Inicio
Inicio