Publicidad

Samsung se pone traje y corbata para ir al mercado profesional en 2014

Samsung se pone traje y corbata para ir al mercado profesional en 2014
45 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando probé por primera vez el Samsung Galaxy S5 y escribí las impresiones en Xataka mencioné una frase que rescato hoy para la introducción de este post: liderar y seguir arriba es muy difícil. No sólo requiere seguir contentando sino que hay que llevar el peso de seguir siendo un referente con lo que ello conlleva. A muchos les gustaría ser Samsung, pero estar en su pellejo no es precisamente una tarea fácil.

Llega el 2014 y ya hemos visto parte del portfolio de productos de los coreanos. En movilidad hay un cambio que llama la atención. Les reconocemos, pero esta vez se han puesto traje y corbata. Samsung va más decidida que nunca al mercado profesional y tiene muy clara cuál es su estrategia para consolidarse dentro de un nicho con muchas oportunidades.

¿Por qué Samsung entra en el mundo empresarial?

Antes de desarrollar toda la idea cabe empezar por una pregunta muy básica ¿por qué Samsung se lanza a este mercado? En el sector de consumo, los dispositivos que consumimos tú y yo, les va muy bien: son el principal fabricante de smartphones, en tablets han logrado vender más de 37 millones de unidades en 2013. No se puede decir que les vaya mal las cosas.

Sin embargo, el crecimiento no puede ser infinito y hacerlo a los niveles con los que ha crecido Samsung empieza a ser una utopía. Estando entre los primeros, sino líder, en muchas categorías como en dispositivos distribuidos o en beneficios resulta difícil mejorar esas cifras año tras año.

Hay que tener en cuenta que aunque los ciclos de renovación en móviles son cortos (un año y medio o dos pero se puede extender un poco más) en comparación con otras categorías de productos como los televisores. En conjunto, el mercado de los móviles inteligentes seguirá creciendo pero no al ritmo con el que lo ha ido haciendo.

Samsung ha sabido cubrir, guste o no hay que reconocer que ninguna empresa tiene la misma capacidad de producción y distribución, todas las categorías de producto en dispositivos móviles (smartphones y tablets). Más grandes, más pequeños, económicos, topes de gama… Incluso ha podido crear su propio nicho (phablet) y liderar frente a otras compañías que se unieron más tarde a esta tendencia.

Cuesta mantenerse ahí arriba y las ventas de Samsung durante el último trimestre del 2014 descendieron. Seguían siendo buenas cifras pero se notaba un ligero desgaste. Además, hay que satisfacer a los accionistas por lo que la estrategia para el 2014 no podía pasar sólo por mantener los buenos resultados.

Smartphones distribuidos
Smartphones vendidos

Gráficas | Asymco

¿Cómo puedes seguir creciendo cuando un mercado lo tienes ya más que afianzado y resulta difícil arañar cuota a la competencia? Saltando a otros nichos y el elegido por Samsung ha sido el mercado profesional. ¿Quién dice esto? No son cábalas personales. La propia compañía y los movimientos que han ido realizando desde que ha empezado el 2014 han definido una estrategia donde uno de sus objetivos prioritarios es llegar al mundo del trabajo.

La estrategia de Samsung: Post PC y dispositivos conocidos

Desde el momento en el que Samsung presentara el Samsung Galaxy Note original, allá por el 2011, los coreanos dejaban claro que no sólo querían tener terminales atractivos para el consumidor sino también para el entorno profesional. No era casualidad que por aquel entonces se introdujera tecnología de Juniper en el terminal para proteger la información valiosa del terminal.

El tiempo fue avanzando y Samsung anuncia Knox en la anterior edición del Mobile World Congress. Un entorno seguro que se integraba dentro algunos terminales Galaxy con el objetivo de que un profesional tuviera su trabajo en un lugar seguro dentro de un dispositivo que también se podía utilizar como personal. Dos dimensiones en un mismo lugar físico.

Galaxy S5 foto

Tras el anuncio de este servicio, varios dispositivos de Samsung empiezan a integrarlo por defecto: Samsung Galaxy S4, Note 3, Samsung Galaxy Note 10.1 Edición 2014… Es cierto que luego quedaba a nuestra voluntad usarlo o no pero ahí estaba. De nuevo, más guiños hacia el sector profesional.

En todos estos años, si cogemos como punto de partida el lanzamiento del primero Samsung Galaxy S, se ve cómo los coreanos han ido engrosando su abanico de productos para tocar muchos sectores: cámaras, televisores, tablets, móviles… Ordenadores también, pero siempre han quedado relegados a un segundo plano.

Dicho de otro modo: Samsung es una empresa que está apostando fuerte por un futuro post PC, a pesar de que siguen vendiendo portátiles. La mejor prueba de ello es el hecho de que a prácticamente todos los dispositivos que ha ido introduciendo vienen con conectividad inalámbrica.

Cámaras de fotos, impresoras, smartphones, televisores… En algunas ha sido pioneras, no tanto en otras pero el mensaje en cualquier caso ha sido muy claro: queremos que uses nuestros dispositivos sin dependencia alguna del ordenador para sacarle el máximo provecho.

El fenómenos post PC no quiere ser sólo una experiencia del mundo de consumo

Conectividad, dispositivos con cada vez más integración de software… Incluso Samsung se atrevió a convertir los portátiles para hacerlos menos PC y más tablet. Habiendo seguido esta línea con tanta seguridad, era raro que Samsung decidiera tomar otro camino para introducirse en el sector profesional.

Tras aquellos destellos en la última edición de IFA, Samsung aterrizó en el CES con una nueva familia de Tablets que venía a complementar a la gama de productos que ya tenía. Con el nombre Pro, se lanzaron cuatro tablets completamente diferentes (ya están a la venta en España) pero con el denominador común de ir a por el entorno profesional.

Un posicionamiento que va más allá de la simple coletilla Pro: los cuatro vienen por defecto con Hancom Office, una suite de ofimática creada para Android y donde el parecido con la versión de Microsoft no es un homenaje. Está creada para atraer a los usuarios y hacer que la transición entre plataformas no sea brusca. Por cierto, el pack completo es una exclusiva de Samsung Apps.

Samsung apuesta fuerte por el software para que nos deshagamos del portátil y trabajemos con el tablet. Es cierto que en tareas muy puntuales como la edición de vídeo o el diseño gráfico no va a ser un sustituto pero ellos van más al posicionamiento en el mundo de oficina donde Word, Excel y Power Point siguen siendo los reyes.

A los tablets hay que sumarles el Samsung Galaxy S5 que más que un dispositivo exclusivo del mundo profesional busca, de nuevo, ser un buque insignia polivalente que quiere conquistar a todo el mundo: el consumidor (ofreciendo las especificaciones más punteras), al deportista (sensores incluidos en el móvil y Gear Fit), a la gente de estilo de vida (Gear 2) y al mundo profesional con Knox y un montón de aplicaciones pensados para ellos.

Pensemos en aquella lista que vimos hace unas semanas donde se detallaban todas las aplicaciones y suscripciones que iba a traer el Samsung Galaxy S5. Suscripción de seis meses a Wall Street Journal y Bloomber Businessweek, Bitcasa, Evernote, LinkedIn… Es cierto que tampoco se olvida de consumo (Cut the Rope 2 y Blurb) ni de la gente que hace deporte (Skimble, RunKeeper, Map My Fitness) pero queda claro que este sector es importante para ellos.

A todo esto hay que sumarle la integración transversal de Knox en los dispositivos de Samsung. En la última actualización presentada en el Mobile World Congress vimos algunas novedades sustanciales donde destacaba sobre todo la gestión para los administradores de sistemas: más facilidad para controlar dispositivos y la posibilidad de instalar aplicaciones de forma remota.

A su favor Samsung tiene el posicionamiento adquirido durante estos años en la parte de consumo. Probablemente, alguien que en el trabajo empiece a usar un smartphone o un tablet de Samsung ya haya tenido, sino es usuario activo, alguna experiencia con estos productos. No es un entorno nuevo, es algo (re)conocido para muchos.

Samsung además no se mete, de momento, en categorías de producto donde tiene poca experiencia. Ellos saben dónde se desempeñan bien y no van a ir a por la cuota de otras empresas asentadas en el mundo profesional en nichos como los servidores por citar un ejemplo. Van con lo que ya tienen, pero adaptándolo al mercado profesional.

Durante el CeBit pudimos ver una pequeña muestra con impresoras conectadas que subrayan de nuevo las intenciones Post PC de Samsung. Con ellas es posible imprimir cualquier documento desde el móvil o el tablet además de poder escasear desde el propio dispositivo y enviar esos archivos a través de la nube y una red de mensajería privada.

Con un extenso catálogo, queda por ver si es atractivo para el mundo empresarial

Esto le va a ayudar a abrirse muchas puertas pero una clave, que hemos mencionado antes, es la distribución. Cualquier empresa que quiera tener dispositivos Samsung los tendrá en grandes cantidades, si es necesario, y rápido. Desde hace años, hablando con representantes de diferentes teleoperadores y tiendas de electrónica coinciden en este punto como uno de los aspectos más fuertes.

Amenazas y rivales en este sector

Ahora bien, Samsung tiene claro que quiere crecer en el mundo profesional pero lo que está claro es que la competencia no se va quedar de brazos cruzados ni le va a tender una alfombra roja por las oficinas de todo el mundo. Una cosa son los planes de los coreanos, y otras es que finalmente los lleven a buen puerto. ¿A qué se enfrentan ahí fuera?

Nokia 2520

Por un lado tenemos a BlackBerry, icono eterno del mundo empresarial y al que muchos profesionales de traje y corbata le siguen teniendo mucho cariño. Será difícil competir con ellos a pesar de que otras compañías como Apple ya han logrado arrebatarle un poco de cuota. Parece que ya sólo queda el núcleo duro y ahí será muy difícil conseguirlo.

También tenemos a Apple que si bien es cierto no tiene una estrategia tan definida como la de Samsung no significa que pierda de vista este nicho. Para muchos ejecutivos y profesionales el iPhone sigue siendo un terminal muy atractivo y resultará difícil hacerles cambiar de opinión para que se decanten por un smartphone o un tablet de los coreanos.

En tercer lugar tenemos a Windows Phone que si bien no tienen una cuota de mercado especialmente significativa tienen a su favor su vasta presencia con Windows en escritorio y la importancia que tiene hoy en día Office. Un valor que todavía pesa mucho, a pesar de que Samsung trabaja fuerte para integrar la ofimática en sus tablets.

Va ser una lucha difícil y queda por ver si la experiencia en el mercado de consumo pesa lo suficiente como para lograr buenos resultados en el mundo profesional en sólo un año. Quizá le lleve años, en tablets por ejemplo ha tenido que pelear y competir con varias generaciones, pero al menos para este 2014 queda claro que el mundo profesional es una de las prioridades si Samsung quiere seguir creciendo y mejorando sus cifras de venta y distribución.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir