Publicidad

La "independencia" de Poco y Xiaomi, qué nuevos productos podemos esperar y más: hablamos con Kevin Qiu (Head of Poco)

La "independencia" de Poco y Xiaomi, qué nuevos productos podemos esperar y más: hablamos con Kevin Qiu (Head of Poco)
2 comentarios

Kevin Qiu es, desde hace algo más de seis meses, el máximo responsable de la marca Poco a nivel mundial. También es una persona muy unida a España. "Soy medio madrileño", me confiesa entre risas en un español perfecto al comienzo de lo que es, además, la primera entrevista que ha concedido. Una entrevista en la que hablamos de todo: de cómo quieren independizarse de Xiaomi como marca, de qué podemos esperar de su catálogo de dispositivos... y también de Kevin, claro.

Desde el momento en el que empezamos a conversar queda claro que no estamos ante un ejecutivo al uso. Vistiendo una sudadera con el logo de la compañía, Kevin comienza a hablarnos de la increíble jornada que le ha llevado de estudiar en la Universidad Carlos III a ser el CEO de una empresa global como es Poco.

Su carrera siempre ha estado ligada al mundo de la tecnología de consumo. Llegó a España en 2008 con su familia y, tras terminar sus estudios superiores, Kevin comenzó a trabajar en la oficina de Huawei en Madrid para en 2018 dar el salto a Xiaomi España como product manager para Europa occidental. El primer lanzamiento en el que trabajó fue, precisamente, el Poco F1, el primer teléfono de Poco como submarca dentro de Xiaomi.

Que España es un territorio importante para Xiaomi no es ningún secreto: las cifras lo confirman y ellos mismos nos lo han señalado en más de una ocasión. Pero también es un territorio imprescindible para Poco. Cuando el Poco F1 salió a la venta fuera de La India, lo hizo primero aquí tras un acuerdo exclusivo con Aliexpress. Además, su CEO mundial sale de la "cantera" de trabajadores de la sede española.

POCO ya no es Xiaomi (bueno, un poco sí)

Kevin reconoce que la apuesta de Xiaomi con Poco en 2018 fue un test "para probar la reacción del mercado". Crearon una submarca específica y enfocaron el lanzamiento a un público concreto, sin saber muy bien qué se encontrarían. "El resultado fue bastante bien", reconoce, explicando que llegaron a vender dos millones de unidades.

Precisamente en noviembre del año pasado, al poco tiempo de llegar Kevin Qiu al máximo cargo de Poco, la compañía anunció una nueva estrategia: Poco dejaba de estar integrada en Xiaomi y pasaría a ser una compañía independiente. El experimento había salido bien y consideraban que había suficiente demanda como expandir su línea de productos.

¿Por qué la "independencia"? "Si estás fuera de una marca, puedes hacer cosas distintas, cosas más innovadoras", señala Kevin como principal ventaja. Además, añade, otro beneficio es el "poder hablar con los consumidores directamente de Poco". Estos días Poco estrenaba precisamente nueva web propia y su comunidad de fans Poco Community para hablar únicamente de productos de esta marca.

"No es tan fácil ser independiente"

Sin embargo, no es una independencia total, como nos reconoce Kevin. Sí que son independientes de cara al mercado y a los consumidores, siguiendo su propia estrategia de producto o diseñando sus propios planes de marketing, por ejemplo, pero la sombra de Xiaomi es alargada. Crear y distribuir un móvil necesita I+D, logística... Esta parte importante todavía la comparten con Xiaomi. "No es tan fácil ser independiente", nos dice.

Hablando sobre las dos marcas, y viendo que muchas veces sus productos compiten entre sí, hay una pregunta obvia que le lanzamos: tienen móviles que son competencia uno de otros, tienen una estrategia muy similar (por ejemplo, con la Mi Community o la Poco Community)... ¿Hay sitio para las dos marcas? Kevin responde convencido: "Yo creo que sí. La competencia es inevitable, tanto con Xiaomi como con otras marcas".

Comunidad Poco La "Comunidad Poco" ya está en marcha y busca moderadores.

Por cómo lo explica Kevin, internamente creen que Xiaomi está ya en posición de ser una marca más general, con multitud de líneas de producto para satisfacer a todo tipo de público. Con Poco lo que quieren hacer es enfocarse a consumidores exigentes, a consumidores jóvenes que compran online y que buscan especificaciones de primer nivel a precio competitivo. "En el mercado siempre hay sitio", sentencia.

"La recomendación persona a persona es más eficiente que poner un anuncio en Plaza de España"

Estos clientes son, además, son muy importantes dentro de la propia estrategia de la compañía: "Si tienes un producto bueno y a un precio bueno y los consumidores están satisfechos con los productos, la comunicación de persona a persona es más eficiente que hacer un anuncio en Plaza de España".

La estrategia de Poco con los móviles... y resto de productos

Como comentábamos anteriormente, la estrategia inicial de Poco pasó por lanzar un único producto, el Poco F1. No tardaron mucho en abandonar esta estrategia. En palabras de Kevin, esto "limitaba a los consumidores, no todos los consumidores pueden comprar ese rango de precio". Pronto su idea fue otra: "cubrir la gama alta, la gama de media y la gama de entrada", en sus propias palabras. Ahora mismo tienen tres gamas: F, X y M, que cubren, respectivamente, las gamas que Kevin mencionaba.

De esta estrategia surgen dos preguntas inevitables. La primera es si veremos a Poco apostar por un catálogo muy amplio de teléfonos, como ya hace Xiaomi. Kevin tiene claro que no será así y dice estar de acuerdo con Steve Jobs cuando éste decía "menos es más". "Cada producto encaja en las necesidades de los consumidores y es una 'bomba' en el mercado. Eso es lo que perseguimos", añade.

La segunda pregunta, si llegaremos a ver un Poco de "gama alta premium". "No queremos que los consumidores paguen 100 euros [más] por algo que que no necesitan", dice Kevin. No llega a dar una respuesta clara, pero tampoco lo descarta: "Si en el futuro hay alguna tecnología que debería llegar a nuestros consumidores y es cara, sí. En caso de que sea muy cara y no haga falta a nuestros consumidores, entonces no estaremos dispuestos a meter este tipo de especificación."

Tampoco recibimos respuesta cuando preguntamos por la existencia o no de un "plan B" en el caso de que las cosas con Estados Unidos se compliquen demasiado y pueda haber algún veto como el que ya está sufriendo Huawei. Hace unas semanas, EEUU incluía a Xiaomi en una lista de vetos "light", en el sentido de que no permitía invertir a estadounidenses en la compañía pero no afectaba a los productos. Pese a que hace tan sólo unos días un juez paralizaba este veto, desde Poco no quieren pronunciarse al respecto.

"El mercado de los auriculares inalámbricos y de los smartwatches está ya saturado"

A lo que sí nos responde con un rotundo "sí" es a si desde Poco han considerado entrar en otros productos más allá de teléfonos, aunque no se "moja" en qué tipo de productos podríamos ver. Con auriculares inalámbricos o con smartwatches cree que "el mercado ya está saturado, no hace falta que entremos nosotros". Afirma estar explorando "cómo funcionan los smartphones con otros equipos" y que quizá podamos ver, por ejemplo, dispositivos IoT de Poco.

Objetivo: repetir el éxito del Poco X3 NFC

Poco X3 Nfc

Es difícil encontrar cifras de ventas o de cuota de mercado de Poco. Sí que sabemos que, por ejemplo en La India ocupan el top 3 del mercado online, según Counterpoint, y que el Poco X3 NFC es un habitual en la lista de los móviles más vendidos en Amazon España.

"El Poco X3 NFC es 'top ventas' en el mercado online en muchos países"

Kevin nos da más cifras: desde su creación en agosto de 2018, y tomando datos hasta finales de febrero de 2021, Poco había distribuido 13 millones de unidades a nivel mundial. De esos 13 millones, cuatro millones corresponden al Poco X3 NFC. "Para una gama de producto de 200-300 euros, para una marca como nosotros que sólo se enfoca al online, es muy difícil llegar a estos números", explicaba Kevin. No tienen aún datos desglosados en Europa, pero Kevin presume de que el X3 es "top ventas en el mercado online en muchos países".

Su objetivo con el Poco X3 Pro recién presentado es repetir este éxito con un terminal más competitivo en especificaciones... a un precio inferior al que lanzaron el X3 en su día.

"La gente cuando dice [que un modelo es] 'Pro' es que es las especificaciones son muy buenas pero también es más caro. Pero para nosotros no es así. Las especificaciones son mejores, sí. Hemos incorporado el Snapdragon 860, que es muy potente. Si lo comparas con el 720G, que usa Samsung en el A52, [el 860] es un 72% más potente". Adicionalmente, han incrementado el almacenamiento. Pero, sonriente y mostrando orgulloso el nuevo modelo, añade: "En el X3 Pro el precio no es de Pro".

Además del precio y ese ánimo de repetir éxito, Kevin nos cuenta una anécdota sobre cómo ha surgido otra de las novedades que han incluido en el lanzamiento de los nuevos Poco F3 y Poco X3 Pro. Mientras estaba ensayando para la presentación de los nuevos modelos, el iPad que estaba usando se le cayó al suelo y se rompió ligeramente la pantalla. Cuando lo llevó a una Apple Store, le dijeron que arreglarlo serían 300 euros. "Hostia", dice entre risas. "Es una experiencia muy mala, porque siempre hay accidentes". A raíz de esto, cambiaron la presentación para añadir un servicio más: con el X3 Pro y F3 dan seis meses gratis de cambio de pantalla por accidente.

Los retos de este año... y los que están por venir

Cuando le preguntamos a Kevin por los principales retos de Poco en 2021, parece tenerlos bastante claros. Por un lado están centrados en "crear los sucesores" de sus grandes éxitos. Por otro, "entender mejor al consumidor", algo en lo que reconocen tener trabajo por delante aún.

Si nos vamos más lejos, a dentro de cinco años, Kevin es ambicioso: "queremos que más consumidores nos conozcan", añade, para también mencionar la importancia que la expansión a otros países tendrá a medio plazo en la compañía. "Queremos ir paso a paso, consolidando un mercado primero y luego ir a otro", explica.

No puedo resistirme a terminar la entrevista con una pregunta inevitable, que le planteo medio en broma medio en serio: ¿alguna vez se han planteado cambiar el nombre Poco? Kevin responde con un "sí" entre risas. Él habla español y estaba en Xiaomi España en el momento del lanzamiento. Cuando vio los resultados de ventas del Poco F1 dice que se le quitaron todos los miedos. Él lo tiene claro: "Poco es más, Poco es mucho".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio