Compartir
Publicidad
Publicidad

BlackBerry Storm, toma de contacto

Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La BlackBerry Storm, que seguro que has visto en más de un anuncio en televisión, Internet o la misma calle, va a ser sin duda uno de los terminales más nombrados de aquí a final de año. Y no es para menos. En Xataka ya la estamos probando y hemos realizado un videoanálisis con una toma de contacto en la que, además de en su apariencia, nos hemos centrado en la curiosa forma que ha escogido RIM para dotar de realidad a la pantalla táctil. Si tienes oportunidad de probar una, hazlo porque seguro que no quedas indiferente. En el vídeo queda muy claro.

La BlackBerry Storm ha sido una sorpresa para muchos. Sinceramente no esperaba que la empresa que siempre había apostado por el teclado físico (QWERTY para más detalles) se pasara al lado de la fiebre por las pantallas táctiles. Pero el mercado manda, y RIM no podía hacer menos.

El mayor temor de RIM con esta nueva BlackBerry con pantalla táctil era perder el control de lo que escribimos, el cual tenemos cuando se usa un smartphone tradicional de la marca. Pero claro, implementarlo no era tarea sencilla. Así que los canadienses decidieron apostar fuerte y pasar de simples pantallas capacitivas o resistivas. Ni tan siquiera la tecnología háptica era una opción para ellos, que decidieron crear el botón gigante. Porque xatakeros, la BlackBerry Storm no lleva pantalla táctil sino un solo botón gigante que sorprendentemente no es tan poco fiable como se temía.

Cuando tocamos la pantalla táctil de la Storm, el dispositivo se da cuenta de ello, y selecciona la opción, solo eso. Ni con dos toques leves, como ocurre con el Nokia 5800 XpressMusic, se activa esa función. Lo que debemos hacer es, literalmente, pulsar la pantalla. Ésta baja levemente y activa la función. Aunque parezca un sistema burdo, en las primeras impresiones no nos ha dado fallo alguno. Y la sensación de estar activando un teclado real es completamente cierta. Personalmente me conformo con la sensación que me da la tecnología háptica (me gusta mucho la del Nokia 5800), pero la de la BlackBerry Storm es adictiva.

Sin embargo, cuando pasamos de usar las opciones generales a tener que teclear un texto, las sensaciones no son tan buenas. Para esos casos yo siempre opto por coger el lápiz táctil, pero la Blackberry Storm no dispone de uno. No funcionaría. Con la BlackBerry me está costando escribir de una forma relativamente rápida, como puedo hacer por ejemplo en la pantalla táctil del iPhone, ya os contaré si me acabo acostumbrando.

Del resto de opciones me han gustado los auriculares con los que viene de serie, la excelente resolución y brillo de la pantalla, en sintonía con la de la BlackBerry Bold (también tuvo su videoanálisis) y al contrario que mucha gente, no echo de menos la conectividad Wifi porque con 3G tengo de sobra.

Del tamaño y peso ya hablaremos, pero entrando en un terminal con esa pantalla y dimensiones, unos gramos más o menos no creo que deban marcarnos mucho.

En Xataka | Blackberry Storm.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos