Compartir
Publicidad

7 gratas sorpresas y 5 decepciones de los nuevos Samsung Galaxy Note 10 y Galaxy Note 10+

7 gratas sorpresas y 5 decepciones de los nuevos Samsung Galaxy Note 10 y Galaxy Note 10+
52 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El evento Samsung Unpacked que el gigante de la electrónica nos brindó ayer nos permitió conocer no a uno, sino a dos nuevos integrantes de la familia Note. Los nuevos Samsung Galaxy Note 10 y Samsung Galaxy Note 10+ ya están con nosotros, y lo hacen con novedades importantes.

De hecho la evolución de estos modelos ha sido notable en algunos apartados que queríamos destacar. El problema es que no todo son luces en los Note 10: también hay sombras para unos dispositivos que entre otras cosas parecen plantear el adiós definitivo de Samsung al conector de auriculares.

Muchas novedades, pero no todas buenas

El lanzamiento de los nuevos integrantes de la familia Note sorprendió en primer lugar por ser un lanzamiento en plural: hasta la fecha Samsung siempre había actualizado la gama con un solo dispositivo, pero esta vez lo ha hecho con dos versiones distintas de este dispositivo que sobre todo se diferencian en su tamaño.

Hay alguna distinción más entre estos terminales, pero lo cierto es que estamos ante dos dispositivos prácticamente idénticos en sus especificaciones y características.

De todas ellas queríamos hacer un resumen de aquello que nos ha sorprendido más gratamente, pero también es necesario señalar lo que puede llegar a ser un hándicap para los usuarios. Primero vamos con las buenas noticias:

  • El vídeo, protagonista: esta vez no hubo demasiado protagonismo para el apartado fotográfico como tal, o al menos en Samsung no parecieron querer destacarlo. Lo que sí hicieron fue potenciar de forma notable el apartado de vídeo, que ahora gana muchos enteros con un modo que permite aplicar el desenfoque del fondo (el célebre efecto bokeh) a la grabación en tiempo real. El resultado es prometedor, y a él se une esa opción de hacer "zoom de audio" para que los micrófonos capten el sonido que quermeos o las mejoras en los algoritmos de estabilización de vídeo.
  • Samsung DeX: probablemente la opción que más enteros ha ganado con los Note 10. Ahora podremos conectar los Note 10 con un PC o portátil basado en Windows o macOS para acceder al escritorio y aplicaciones de estos móviles desde el ordenador. Copiar ficheros de uno a otro también es ahora más potente, y Microsoft se ha aliado con Samsung para preinstalar la herramienta "Tu teléfono" en estos dispositivos. Estos Note 10 muestran más que nunca que usar el smartphone como algo más que un smartphone es posible. Lamentablemente las nuevas opciones son exclusivas de los Note 10: ni los Galaxy S10 podrán acceder a ellas, al menos de momento.
  • Carga rápida de 45 W: hay también una mejora importante en el sistema de carga de estos móviles, que ahora soporta nada menos que 45 W de potencia de carga. Es tan solo algo menos de esos 50 W que nos asombraron con la tecnología Super VOOC de OPPO que, ojo, no hemos visto demasiado en la práctica: el reciente OPPO Reno 10x Zoom por ejemplo tan solo llega a los 20 W con esta tecnología. Esta opción solo está disponible para los Note 10+, y necesita un adaptador opcional.
  • Un Note más manejable: la nueva gama de los Note 10 es especialmente interesante por esa aparición de un modelo más compacto de 6,3 pulgadas de diagonal. Hasta ahora los Note habían crecido constantemente en sus diagonales, pero esta es la primera vez no solo que aparecen dos modelos nuevos en lugar de uno, sino de que uno de ellos reduce ese tamaño. El Galaxy Note 10 estándar es con esa diagonal un modelo más manejable, acercándose a los Galaxy S10 y S10+ pero aportando todas las ventajas del S Pen, por ejemplo.
  • PlayGalaxy Link: el ámbito del gaming gana terreno en los Galaxy Note 10 con la llegada de esta tecnología que permite enviar por streaming juegos desde tu PC o portátil y que recuerda mucho a Steam Link Anywhere. Hay otros elementos que ayudan en este ámbito como el nuevo sistema de refrigeración con cámaras de vapor que según Samsung permitirá mantener a raya el calor disipado por estos móviles y que así no se active le throttling que haría que el rendimiento y la fluidez disminuyesen.
  • S Pen: ahora no solo puedes tomar notas -y transcribirlas mejor que nunca para salvarlas en DOC o PDF- sino que además el S Pen se convierte en un mando a distancia que podremos aprovechar en presentaciones o en funciones de reproducción y grabación de vídeo o para sacar una foto en remoto. Más dudosas parecen esas funciones de reconocimiento de gestos con el S Pen como si fuese una varita mágica, pero puede que en ciertos escenarios esta opción no esté de más.
  • Adiós al botón de Bixby: estos dispositivos destacan también por diseño, y en ese nuevo formato hay una ausencia bienvenida: la del botón dedicado para Bixby, que Samsung tardó en permitir que configurásemos para otra función. No era especialmente útil diversos usuarios, y creemos que eliminarlo es una decisión adecuada.
Caja

A estas buenas noticias se le unen otras quizás no tan buenas. Veamos las sombras que pueden representar un obstáculo a la hora de decidir comprar estos terminales:

  • Adiós al minijack: Samsung llegó a parodiar la decisión de Apple de eliminar el conector de auriculares, pero han acabado haciendo lo mismo por las mismas razones (ampliar algo la batería). Desapareció en el reciente Galaxy Tab S6 y ahora ha pasado lo mismo en los Note 10/+. Una verdadera lástima que parece demostrar el interés de los fabricantes por vender auriculares inalámbricos propios.
  • Tasa de refresco estándar: algunos fabricantes como OnePlus ya han dejado claro cómo una tasa de refresco de 90 Hz puede ser una verdadera maravilla a la hora de manejar nuestro dispositivo. Aquí Samsung tenía una buena oportunidad para apuntarse a esa tendencia sobre todo con esa renovada apuesta por el gaming, pero no ha habido movimientos en este sentido. La pantalla Super AMOLED de los Note 10, eso sí, sigue siendo excepcional aun sin esa opción.
  • Snapdragon 855: aunque algunos mercados tendrán la suerte de contar con el nuevo Exynos 9825, en otros Samsung mantendrá el Snapdragon 855, algo curioso teniendo en cuenta que a estas alturas usar el algo reforzado Snapdragon 855 Plus parecía lo más interesante.
  • Incompatibles con las gafas de RV: la empresa confirmó tras el lanzamiento de estos dispositivos que los Note 10/+ no son compatibles con las Gear VR, las gafas de realidad virtual de la propia Samsung. La firma no ha actualizado estas gafas desde 2017, y parece que el interés por este tipo de ámbito ha desaparecido en el gigante surcoreano. Qué tiempos aquellos en los que Mark Zuckerberg aparecía de la nada mientras todos los asistentes al evento miraban sus gafas de realidad virtual.
  • No hay Micro SD en el Note 10: aunque esta ranura afortunadamente sí aparece en los Galaxy Note 10+, desaparece de los Galaxy Note 10 normales, algo que Samsung justifica, como en el caso del conector de auriculares, para ganar algo de espacio e integrar una batería con algo más de capacidad.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio