Compartir
Publicidad
Publicidad
Samsung DeX: la convergencia entre móvil y PC es algo parecido a esto
Análisis

Samsung DeX: la convergencia entre móvil y PC es algo parecido a esto

Publicidad
Publicidad

¡Ay, la promesa de la convergencia entre móvil y escritorio! Llevamos muchos años escuchándola y por el camino ha habido proyectos de marcas como Motorola (Atrix), HP (Elite X3) o Microsoft y su Continuum, aunque ninguno ha terminado de consolidarse. Por eso, cuando Samsung anunció su DeX como una de las principales novedades junto al lanzamiento del S8, nos llenamos de escepticismo y, sobre todo, de ganas de probarlo en el día a día más allá de unas primeras impresiones.

Aprovechando su lanzamiento en España, he estado usando Samsung DeX para trabajar y ésta ha sido mi experiencia:

Primeros pasos

Samsung DeX cuesta 159 euros y en la caja viene la propia estación de trabajo, el adaptador de corriente (USB-C) y el manual de instrucciones. Para poder probar la experiencia de móvil a escritorio que propone Samsung, además necesitarás un Galaxy S8 o S8+ (por ahora los dos únicos dispositivos compatibles), una pantalla/monitor con HDMI, un ratón, un teclado y, opcionalmente, un cable Ethernet para no tener que navegar desde la Wi-Fi de tu teléfono.

Dex Unboxing Samsung

Ponerlo en marcha es bastante sencillo. Sólo hay que conectar todo al DeX en su respectivo puerto y, finalmente, colocar nuestro S8 en la estación. En ese momento, verás en la pantalla del teléfono un aviso para cambiar al modo DeX o hacer mirroring. Le damos a modo DeX y, tras un breve tutorial, estaremos usando nuestro móvil como un ordenador.

El proceso es rápido, fluido y no detectamos ningún tipo de latencia al arrancar o al pasar de un modo a otro. Como notas técnicas: el puerto HDMI de DeX sólo es capaz de llegar hasta 4K y 30 fps, el Ethernet permitirá conexiones de hasta 100 mbps y los dos USBs para conectar ratón y teclado son 2.0.

La base también incluye un ventilador para refrigerar nuestro smartphone en caso de ser necesario, especialmente cuando ejecutamos tareas pesadas en diferentes aplicaciones. Y, por supuesto, cuando nuestro S8 está conectado a la base, estará cargándose (de hecho, como la salida es USB-C, es uno de los motivos por los que no es compatible con S7 o S7 edge).

Dex Samsung Partes

¿Y ahora qué?

Vale, ya tenemos todo listo y funcionando, ¿y para qué lo uso ahora? En la pantalla vemos la interfaz de DeX, una adaptación de Android que tendremos que manejar con teclado y ratón.

Abajo a la izquierda se encuentra el cajón de aplicaciones (que son, lógicamente, las que tenemos instaladas en nuestro S8 o S8+). Aquí es donde viene el truco: no todas las aplicaciones están optimizadas para DeX. Dentro de este mismo apartado, Samsung ha creado una pestaña en la que se encuentran todas las apps compatibles y en total, por ahora, hay disponibles 19, un número muy reducido, aunque no faltan algunas fundamentales para trabajar como Word, PowerPoint, Drive, Gmail o Adobe Lightroom.

No todas las aplicaciones son compatibles con el modo DeX: aquí aún hay trabajo por delante

¿Qué significa que no estén optimizadas? En el mejor de los casos, que no podamos ponerlas a pantalla completa o que tarden más en cargar. En el peor, que directamente no funcionen, como sucede con algunos juegos (que sólo pueden jugarse con pantalla táctil).

Apps Dex

Justo a la derecha tenemos un botón para abrir las aplicaciones recientes (equiparable al botón multitarea de nuestro smartphone) y un botón 'Home' para volver a la pantalla de inicio. Al lado derecho de éstos podremos fijar aplicaciones a la barra de navegación como hacemos en PC, algo muy útil para no tener que andar buscando la aplicación en cuestión cada vez que la queramos ejecutar.

Las notificaciones del sistema aparecen en la parte inferior derecha de la pantalla y su aspecto es muy similar al que vemos en el S8. Aquí también podemos consultar la batería, la hora, cobertura, Wi-Fi, perfiles de sonido, etc.

Notificaciones Dex

¿Se puede utilizar el teléfono mientras está en el dock? Sí, podremos hacer y recibir llamadas y mensajes de texto y usar aplicaciones de mensajería push como WhatsApp, Telegram o Hangouts. En este último caso, cuando hay una videollamada implicada, por la propia posición que tiene el teléfono en la estación de trabajo, tu cara aparecerá con un encuadre raro y probablemente tengas que acercarte a la cámara para que te vean mejor.

Desde jugar a Clash Royale a editar un documento o una foto: la experiencia es muy rápida e intuitiva

¿Y por dónde se escuchan las llamadas? Desde los altavoces de nuestro teléfono. Si tenemos a mano unos altavoces bluetooth, puede ser una buena solución para terminar de completar la experiencia de escritorio y, por ejemplo, poder escuchar música de manera más cómoda (y con mejor calidad).

Pros y contras

Xataka Dex

Aparte de lo fácil que es poner en marcha el modo DeX, lo que más me llamó la atención de todo el proceso es la poca fricción que hay. Me explico. Cuando ejecutamos una aplicación como Word, no se nota ninguna diferencia entre la experiencia que tienes en un PC y la de DeX. De hecho, si me escondieran el equipo y me dijeran que escribiera o editara un documento, no sabría distinguir si estoy usando un PC o un S8 vía DeX. Esto con las aplicaciones optimizadas, claro, con el resto la experiencia dista mucho de ser algo parecido a convergencia.

He podido crear y guardar documentos, presentaciones .ppt, mandar mails, editar imágenes en Lightroom, poner vídeos de YouTube, usar WhatsApp / Telegram, recibir llamadas y jugar a (pocos) juegos. Y en todo momento la experiencia es la de estar usando un PC. Sin retardos, sin cuelgues de aplicaciones.

El sistema funciona muy bien, pero necesita un ecosistema mayor de aplicaciones

El problema viene con las propias limitaciones que tiene DeX ahora mismo. Menos de 20 aplicaciones optimizadas es un número muy pequeño para un ecosistema como Android. Y, sí, tenemos la opción de recurrir a escritorios virtuales y remotos vía soluciones VDI como Citrix Receiver, VMware Horizon o Amazon WorkSpaces, lo que nos permitirá trabajar en entorno Windows, pero si lo que se persigue es una convergencia clara y sencilla, el ecosistema de aplicaciones tiene que ser más grande.

Y aquí entendemos que los desarrolladores empujarán el proyecto siempre y cuando haya una base de usuarios que respalde DeX. Es comprensible que en una escala de prioridades se trabaje para productos más usados y vendidos, así que posiblemente estos primeros pasos de DeX sean más lentos de lo deseable.

Hay muy pocos juegos optimizados, y los que no lo están o no funcionan o se ven pequeños en pantalla

¿Qué hay sobre los juegos? Bueno, por ahora hay optimizados muy pocos. Uno de ellos es 'The Tribez', un juego muy básico de gestión en el que tenemos que construir una ciudad. Pudimos ponerlo a pantalla grande y es bastante entretenido, pero, claro, no deja de ser un título muy sencillo.

De los juegos que no están optimizados, muchos no funcionan. Al pulsar con el ratón o con el teclado simplemente no sucede nada. Otros títulos no optimizados para DeX, como el exitoso 'Clash Royale', sí funcionan bien, pero no podrás modificar el tamaño de pantalla y, dependiendo de tu monitor, es posible que se vea demasiado pequeño.

Clash Royale Dex

Por último, y no menos importante, quizá muchos se pregunten si el teléfono se calienta demasiado en el modo DeX. Lo cierto es que en entornos de PC estamos acostumbrados a ejecutar muchas cosas a la vez y aquí el S8 responde muy bien (los 4GB de RAM siguen dando de sobra), pero sí es cierto que cuando llevamos un rato el teléfono se calienta más de lo normal. No es nada dramático, pero sí es buena idea que Samsung haya incluido un ventilador en la estación para refrigerar nuestro teléfono. Aquí hay que recordar que mientras está conectado a la base el S8 se está cargando, un proceso en el que el móvil también se calienta más.

DeX traza un buen camino para la convergencia, pero tiene unos cuantos retos por delante

En resumen: Samsung DeX traza un camino muy bueno para la convergencia entre móvil y PC. Presenta un sistema fluido, sencillo, intuitivo y con el que de verdad podemos trabajar sin problemas en entornos de ofimática, mail, web y edición ligera de imágenes y vídeos.

Como todos los inicios, tiene retos por delante, pero si alguien tiene pulmón para una carrera de fondo como ésta, seguramente sea un gigante como Samsung.

Puedes comprar Samsung DeX en Amazon, donde ya ha bajado de los 110 euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos