Publicidad

Un wearable para el cerebro: Neuralink muestra su primer dispositivo funcional para leer la actividad del sistema nervioso

Un wearable para el cerebro: Neuralink muestra su primer dispositivo funcional para leer la actividad del sistema nervioso
151 comentarios

Un wearable para el cerebro, así ha decidido ejemplificar Elon Musk el primer dispositivo que han desarrollado en Neuralink. Con el propósito de resolver problemas mentales y de la espina dorsal, el dispositivo se conecta al cerebro mediante un implante y microhilos. En las primeras versiones de prueba ya está funcionando, pero aún hay mucho camino por delante.

El proyecto fue presentado en público por primera vez en julio del año pasado. Neuralink se propone poder "leer en directo" el cerebro humano. Para ello lo que buscan hacer es conectar múltiples cables microscópicos directamente al sistema nervioso. La idea es que esos microhilos se conecten a un dispositivo que procese rápidamente la información y la envíe por Bluetooth u otro sistema inalámbrico al smartphone.

Neuralink Presentation Elon Musk

Elon Musk ha hecho una analogía con una Fitbit u otros wearables inteligentes. De hecho se tendrá que cargar cada noche. Pero claro, en este caso no sólo registra el movimiento (que lo hará) sino también la actividad cerebral. Y esto no es tan sencillo como colocarse una pulsera en la muñeca.

De hecho va un poco más allá, porque además de "leer" información del cerebro, también quieren "escribir" señales en el cerebro. Aún falta desarrollo para conseguir eso, claro. Por ahora el dispositivo lee las señales y las procesa para enviar sólo las esenciales al smartphone. ¿Por qué? Porque hay una ingente cantidad de información y un tiempo y recursos limitados en el dispositivo. Por lo tanto un algoritmo analiza la información antes de enviarla al teléfono, todo ello en cuestión de nanosegundos.

Link Link, el nombre del dispositivo. Es una versión 0.9 y la versión 1.0 será la que llegue a humanos.

Los pasos para implantarlo en humanos

¿Y funciona? De momento Neuralink ha probado el dispositivo en cerdos, por su similitud con el ser humano en muchos aspectos biológicos. En diferentes cerdos Neuralink ha colocado el dispositivo para ver cómo lo acepta el cuerpo y sobre todo para ver si funciona la lectura de señales en vivo y en directo. Y lo hace, al menos eso es lo que hemos podido ver en la demo de Neuralink, donde nos ha mostrado la actividad nerviosa en uno de los cerdos.

El cerdo tiene conectados varios implantes y consiguen un total de 1024 electrodos que leen la actividad nerviosa del morro del animal. A medida que olía o se excitaba con la comida que se le ofrecía se registraban impulsos en la pantalla. También han mostrado cómo están detectando el movimiento del cuerpo del cerdo encontrando tendencias repetitivas en los datos obtenidos. Si bien ya hay implantes en el mercado que leen actividad nerviosa, ninguno con una cantidad tan alta de electrodos e información obtenida.

Screenshot 9 Uno de los cerdos a los que se les ha colocado el implante de Neuralink.

¿Sólo en cerdos? Pronto en humanos, de momento han obtenido autorización por parte de la FDA este pasado mes de julio. FDA es la autoridad estadounidense que regula y certifica entre otras cosas dispositivos de salud. Probablemente a lo largo de los próximos meses comenzarán a realizar implantes de prueba en humanos, aunque no queda claro si en la espina dorsal o en el cerebro directamente.

Egitbkhxgaef8dp Diferencias respecto al prototipo del año pasado y la nueva versión presentada hoy.

Elon Musk indica que apenas ocupa el tamaño de una moneda este dispositivo. Para colocárselo al humano hay que realizar una incisión en el cráneo y colocarlo dentro. Todo esto lo hace un robot de forma automatizada y prometen que es un proceso de alrededor de una hora, sin anestesia general y con la posibilidad de dejar la clínica directamente después de la operación. Si en el futuro se quiere eliminar el implante o actualizarlo por uno mejor no habrá problemas, al menos eso es lo que prometen tras probarlo con cerdos.

Neuralink El "robot cirujano" de Neuralink.

Comenta que, si está bien colocado, ni siquiera será doloroso o sangrará el paciente. Ni dolerá ni sangrará porque los electrodos que hay al final de los cables que se conectan directo al cerebro son tan minúsculos que no tocan los vasos sanguíneos.

Pero de momento faltará hasta que veamos un producto al mercado. De hecho, todo el propósito de este evento no ha sido promocionar el producto sino una llamada a expertos e ingenieros para trabajar con ellos. Neuralink necesita ingenieros que tengan conocimientos y experiencia en productos electrónicos relacionados con la salud, en wearables en general. Y es justo lo que han estado pidiendo en público tanto durante este evento como en el pasado.

Vía | Neuralink

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios