Publicidad

Huelgas, crash bursátil y conflictos: así está el mundo después de que el Coronavirus se convirtiera en 'emergencia internacional'

Huelgas, crash bursátil y conflictos: así está el mundo después de que el Coronavirus se convirtiera en 'emergencia internacional'
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras la declaración de "emergencia internacional de salud pública" por parte de la OMS, la crisis del coronavirus sigue en marcha. En las últimas 24 horas se han producido 57 nuevas muertes y unas 2.500 nuevas infecciones. Estas cifras elevan a 361 los fallecidos a causa del virus y engordan las cifras de infectados confirmados camino de los 20.000. Todo ello en medio de lo que las autoridades sanitarias han calificado como una “informademia” de noticias falsas y desinformación.

Mientras tanto, China empieza a incorporarse a la vida cotidiana tras el Año Nuevo y las restricciones del Gobierno. Es decir, los ojos de todo el mundo se centran en el este de Asia para saber qué consecuencias reales tendrá en la economía, la política y la sociedad del resto del mundo. Así está empezando la que será una de la semana decisiva para controlar las consecuencias sociales de la crisis del coronavirus.

El mundo frente al virus

Adi Constantin C8z5dvtwqmw Unsplash Adi Constantin

El 'lunes negro' de las bolsas Chinas: Como os hemos explicado estos días, las medidas más importantes que ha tomado China frente a la epidemia han coincidido con el año nuevo, unas fiestas que, de forma natural, interrumpen la vida económica del país. En ese sentido, el Gobierno se ha concentrado en retrasar la reanudación de la vida económica del país todo lo posible, pero esa pausa no podía ser infinita. Hoy, sin ir más lejos, abría la Bolsa de Shanghai, el mayor mercado bursátil del país, tras el cierre de estos días.

Las perspectivas no eran buenas, la Bolsa de Hong Kong (que sí había abierto durante estos días) acumulaba importantes caídas y expertos y autoridades se esperaban que el mismo fenómeno se viviera en el parquet de Shanghai que, desde el 23 de enero, había permanecido cerrado. Y así ha sido. Para que nos hagamos una idea del tamaño del 'crash', el agregado de las 300 empresas cotizadas más importantes de las Bolsas de Shanghái y Shenzen (el índice CSI 300) se desplomaron un 7,88%.

Y esto teniendo en cuenta que más de 3.000 acciones (8 de cada 10) cayeron hasta el 10%, el límite que fijaron los reguladores y que conllevaba la suspensión de las cotizaciones. Se cree que solo hoy se han perdido 400.000 millones de dólares en capitalización bursátil. Pese al tamaño de la caída y los miedos de que se produzca un efecto de arrastre en la economía mundial, como decíamos, los malos resultados ya estaban descontados y el el MSCI Asia Pacific, el índice que 'resume' la evolución todos los mercados asiáticos, ha aguantado con una caída de solo el 3,5%. Lo importante será la evolución de los próximos días.

Photo 1495985262958 D7b873c0f044 Jonas Lee

Huelga sanitaria en Hong Kong. La situación de crisis sanitaria ha alimentado otros conflictos como el hongkonés. El sábado, los sindicatos sanitarios del territorio la ciudad votaron "abrumadoramente" por ir a la huelga y se espera que miles de miembros del personal médico (que no cubre urgencias) se pongan en huelga a partir de hoy. Se espera que el resto de los sanitarios secunden la huelga a lo largo de la semana si el ejecutivo local no se sienta a negociar con ellos.

¿Y qué piden? Básicamente el cierre completo de los 14 puntos de control fronterizo que tiene China continental con el territorio de Hong Kong. Los profesionales consideran que es la única forma prudente de impedir que el brote de coronavirus entre de lleno en la ciudad y colapse unos servicios sanitarios que, siempre a su juicio, no están preparados para una epidemia de estas características. La huelga cogió fuerza (y ganó apoyo social) después de que el martes 28 de enero el Gobierno hongkonés ordenara con bombo y platillo un cierre parcial de la frontera que, en realidad, solo afectaba al 10% de los tránsitos entre la ciudad y el continente.

Y mientras tanto en Europa... En Europa la situación sigue en una calma tensa. Mientras España estudia el caso confirmado de La Gomera y mantiene a los repatriados en el Gómez Ulla de Madrid, en otros países como Francia las autoridades han descartado que haya contagiados pese a parecer mostrar "síntomas" del virus (como se había comentado en las últimas horas). En Alemania, por el contrario, al menos dos repatriados están contagiados por el virus.

Sin embargo, el tema sanitario no es lo único que preocupa a los países occidentales. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (y Rusia) han convocado una reunión técnica durante el martes y el miércoles en Viena para evaluar el efecto del coronavirus sobre el mercado petrolero. Hoy por hoy, los precios del crudo han caído cerca de un 15 % desde comienzos de año y se teme que la OPEP decida ajustar las cuotas de producción para tratar de controlar los precios (eliminando la que era una de las pocas buenas noticias económicas de estos días).

¿Vuelve el conflicto entre EEUU y China? Y, por si fuera poco, China empieza a lanzar mensajes sobre el papel de EEUU en la crisis. Según Ministerio de Asuntos Exteriores de China, no solo no ha ayudado en la crisis del coronavirus de ninguna forma significativa, sino que ha contribuido activamente a "difundir" el "pánico" en torno a él. "Hasta donde yo sé, el Gobierno de Estados Unidos no ha aportado ninguna ayuda significativa a China hasta ahora. [...] Al contrario, fue el primero en retirar a su personal consular de Wuhan, el primero en sugerir la retirada parcial del personal de la Embajada, el primero en anunciar una prohibición de entrada a ciudadanos chinos después de que la OMS dejara claro que no lo recomienda y que incluso se opone a restricciones de viaje y de comercio contra China", decía esta mañana, Hua Chunying, portavoz del ministerio.

Imagen | Macau Photo Agency

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios