Compartir
Publicidad
Publicidad

Montar un potente motor de 600cc en un inocente coche de choque lo ha convertido en el más feroz del mundo

Montar un potente motor de 600cc en un inocente coche de choque lo ha convertido en el más feroz del mundo
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de atracciones favoritas en los parques de diversiones son los coches de choque, también conocidos en otras regiones como 'bumper cars', 'dodgems', 'autos chocadores o chocones', o 'carros locos', los cuales son ideales para toda la familia, ya que sabemos que no son precisamente los que más nos haga gritar de emoción. Pero esto está por cambiar radicalmente.

Nuestro inventor favorito, el gran Colin Furze, acaba de presentar su más reciente proyecto, y cómo ya se habrán imaginado, no defrauda. Gracias a la colaboración de la BBC y el programa Top Gear, Colin ha modificado un clásico coche de choque de 1960 y lo ha convertido en toda una feroz máquina de velocidad.

¡161 km/h!

Para Colin no hay imposibles, y por eso se ha convertido rápidamente en nuestro Youtuber favorito, ya que a base de ingenio ha logrado crear los proyectos maker más alucinantes de todo el mundo. Su más reciente invento es la prueba de que la velocidad es su modificación favorita.

Fastest Bumper Car Certificate Presentation Tcm25 467456

En esta ocasión, Colin destripó un viejo coche de choque para retirarle su pequeño motor eléctrico, modificó la base para colocar un eje trasero de dos ruedas, que extrajo de un Go-kart, mientras que al frente mantuvo una rueda ancha que daba la dirección. Después añadió un motor de motocicleta deportiva de cuatro cilindros y 600cc, con un sistema de frenado de 100CV, lo que en teoría ofrecería una velocidad de hasta 241 km/h.

El objetivo de este proyecto era, además de demostrarse a sí mismo de lo que era capaz, romper el Récord Guinness al coche de choque más veloz del mundo. Algo que consiguió en dos carreras, en la primera obtuvo una velocidad de 172,83 km/h, mientras que en la segunda se quedó en los 150,12 km/, lo que dejó un promedio de 161,34 km/h (100 mph).

Es así como este pequeño monstruo es ahora el propietario de un Récord Guinness, el primero para Colin. Y para quienes tengan curiosidad de ver cómo fue el proceso de fabricación, en los siguientes dos vídeos tienen más detalles.

Bonus: el gran inventor loco del siglo XXI

Y como admiramos el trabajo de Colin y queremos celebrar su nuevo récord, es buen momento para recodar un vídeo que hicimos con sus mejores inventos.

En Xataka | Este increíble proyecto nos hace realidad el sueño de tener una moto voladora
En Magnet | Conozcan a Colin Furze, el gran inventor loco del siglo XXI

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos