Compartir
Publicidad

En EEUU cada vez se venden menos ebooks, pero en España siguen en mejor forma que nunca

En EEUU cada vez se venden menos ebooks, pero en España siguen en mejor forma que nunca
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos años muchos vieron en la irrupción de los libros electrónicos el principio del fin para sus hermanos de papel. Las ventas de e-books se dispararon en un 1.260% entre los años 2008 y 2010, mientras que las de libros de convencionales caían. Pero los años han pasado y el temido apocalipsis de las ediciones de papel no ha terminado de llegar.

De hecho, según datos de la Asociación Americana de Editores publicados por el New York Times las ventas de libros electrónicos cayeron un 10% durante los cinco primeros meses del año. Tras esta caída los e-books consolidan su estancamiento, y siguen quedándose con sólo el 20% de las ventas totales del mercado literario.

El retorno del papel impreso

6363562459 7399ee3c3e

Parece que la literatura está aguantando mejor que la música o la televisión el envite de las nuevas tecnologías, y esta resistencia está haciendo que muchas librerías independientes estén empezando a notar signos de mejora pese a la eterna competencia de grandes cadenas como Amazon. De hecho, la la Asociación Americana de Editores ha pasado de tener 1.712 miembros hace cinco años a 2.227 en 2015, y el número de tiendas ha subido de 1.410 a 1.660.

Pero tampoco podemos considerar que los libros impresos estén renaciendo porque en realidad nunca llegaron a morir. Aunque sus fuerzas renovadas están sirviendo para que muchos grandes editores norteamericanos estén volviendo a invertir para actualizar sus infraestructuras de impresión o ampliar sus almacenes para poder darle cabida a una demanda cada vez mayor.

Hay algunas que incluso están encontrando nuevas maneras de optimizar el negocio, como por ejemplo el ofrecerle a los libreros una entrega garantizada en dos días de noviembre a enero, que son los meses en los que más libros se suelen vender. Son varias las editoriales norteamericanas se están utilizando este método, y con él están consiguiendo reducir en un 10% el número de libros devueltos por no venderse.

Pero los analistas consideran que aun es pronto para dar por muerta la revolución de las publicaciones digitales, ya que también cabe la posibilidad de que sólo estemos ante una pausa temporal antes de que aparezca un nuevo dispositivo que vuelva a impulsar las ventas. Además, estos datos no tienen en cuenta la creciente tendencia a la autopublicación, gracias a la cual los autores independientes ofrecen sus libros en formato electrónico a precios de menos de un dolar.

¿Cuales son los datos en España?

En nuestro país en cambio los datos son muy diferentes, y según el avance de los resultados del análisis del mercado editorial español en 2014 publicado por la Federación de Gremios de Editores de España el libro electrónico goza de una salud cada vez mejor, aunque aun no alcanza las altas cifras de cuota del mercado que tiene en Estados Unidos.

Según este avance, durante el año pasado se editaron un 3,5% más de libros electrónicos que en el anterior, y su facturación subió en un 37,1%. De esta manera, el libro en formato digital ya representa un 5% de la facturación global, superando por primera vez a la de unos libros de bolsillo que han perdido un 40% de facturación en cinco años.

Vía | The New York Times
Imágenes | Daniel Sancho y Martin
En Xataka | Las editoriales ya ponen sus precios a sus ebooks en Amazon, pero las ventas han bajado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio