Compartir
Publicidad
Publicidad

Sigue la batalla entre la UE e Intel: el TJUE manda reexaminar la multa de 1.000 millones de euros

Sigue la batalla entre la UE e Intel: el TJUE manda reexaminar la multa de 1.000 millones de euros
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 2009 Intel se llevó una multa de 1.060 millones de euros de la Comisión Europea por abuso de posición dominante, y el Tribunal General desestimó en 2014 el recurso presentado por Intel. Sin embargo, El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha anulado hoy la sentencia del Tribunal General que confirmó la multa, por lo que la justicia europea deberá reexaminar el caso.

Como el 2009 está ya muy lejos, hoy te vamos a explicar qué es lo que pasó exactamente y por qué se multó a Intel. También te explicaremos qué ha dicho exactamente el TJUE en su sentencia de hoy, y te diremos cuales son las implicaciones y qué podría pasar ahora con la multa de Intel.

¿Qué pasó en 2009?

Intel Amd

Todo se remonta a un expediente que le fue abierto a Intel en 2007. Se le acusaba de abusar de su posición dominante en el mercado de CPUs x86, que era en aquellos tiempo el más popular. Concretamente, la sentencia de la Comisión Europea de 2009 reflejó que Intel había ofrecido descuentos a grandes fabricantes como Dell, Lenovo, HP o NEC entre los años 2002 y 2007 a cambio de que estos comprasen sus CPUs casi en exclusiva.

También se acusó al fabricante de haber llegado a acuerdos con la cadena de distribución MediaMarkt, por aquel entonces Media-Saturn, para que sólo se vendieran en sus tiendas equipos con procesadores Intel. Todo ello, según la sentencia, había supuesto la exclusión ilegítima del mercado de sus competidores.

"Intel perjudicó a millones de consumidores europeos al actuar deliberadamente durante muchos años para excluir a sus competidores", afirmóla comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, al anunciar la decisión en 2009. Tras la multa se le ordenó a Intel que "elimine inmediatamente esas prácticas ilegales que en gran medida todavía continúan".

En la época en la que transcurrieron los hechos Intel tenía una cuota de mercado del 70% en el mercado mundial de microprocesadores, y de hecho la multa podría haber sido aún mayor. La sanción de 1.060 millones de euros representó el 4,15% del volumen de negocios de Intel en 2008, menos de la mitad del 10% que le podrían haber impuesto.

Tras la sanción, el fabricante recurrió la multa ante el Tribunal General de la Unión Europea. Alegó que la Comisión Europea no había analizado lo suficiente las circunstancias de las operaciones, y que no habían demostrado que su política comercial hubiese excluído ilegítimamente a sus competidores en el mercado.

En junio 2014 el Tribunal General desestimó aquel recurso asegurando que los descuentos por exclusividad pueden restringir la competencia por su propia naturaleza cuando los realiza una empresa en posición dominante. Con ello, consideraban que teniendo esto en cuenta la Comisión no estaba obligada a analizar todas las circunstancias.

¿Qué ha dicho ahora el TJUE?

Tras la negativa del Tribunal General en 2014, Intel presentó un nuevo recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En esta ocasión argumentó que la instancia inferior había incurrido en un error por no examinar los descuentos que por los que se le había multado, y que al no hacerlo no habían tenido en cuenta todas las circunstancias del caso.

Y precisamente lo que ha hecho hoy el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha sido darle la razón a Intel en lo que decía en ese último recurso. Con ello ha anulado la sentencia con la que el Tribunal General desestimó el recurso de Intel reabriendo nuevamente el caso y la posibilidad de que Intel siga recurriendo.

"El Tribunal de Justicia anula la sentencia del Tribunal General que confirmó la multa de 1 060 millones de euros impuesta por la Comisión a Intel por abuso de posición dominante", han afirmado desde la institución europea en un comunicado en el que se apunta que "el Tribunal General estaba obligado a examinar todos las alegaciones de Intel [...], cosa que no hizo".

¿Qué va a pasar ahora?

No, no le han quitado la multa a Intel, lo único que ha dicho el TJUE es que el Tribunal General deberá reexaminar la capacidad de los descuentos controvertidos realizados por Intel para restringir la competencia.

Por lo tanto, lo que va a pasar es que el Tribunal General va a examinar minuciosamente cuales fueron los descuentos que Intel le ofrecía a los fabricantes a cambio de que utilizasen sus chips. Teniendo esto en cuenta, el Tribunal deberá decidir si estos descuentos supusieron realmente la exclusión ilegítima del mercado de sus competidores.

Tras analizar estos datos podría ser que se le quite la multa a Intel, pero también podría confirmarse la multa. En cualquier caso, esta sentencia podría tener implicaciones en otras multas millonarias como la de Google, que verían un camino a seguir para que se revisasen también sus sentencias.

Imagen | Chris Potter
En Xataka | Multa histórica a Google: la UE le manda pagar 2.420 millones de euros por abuso de posición dominante

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos