Compartir
Publicidad

La Comisión Europea mira a Irlanda y sus acuerdos beneficiosos con empresas como Apple, según FT

La Comisión Europea mira a Irlanda y sus acuerdos beneficiosos con empresas como Apple, según FT
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una realidad de sobra conocida que multinacionales (tecnológicas o no) utilizan Irlanda y su política fiscal para pagar menos impuestos en lo que se conoce como double irish arrangement. Se mueven cantidades de dinero de otros países cercanos (en este caso el territorio europeo) a Irlanda con el objetivo de tener que dejar menos dinero en las arcas públicas.

Empresas como Apple llevan haciendo esta práctica desde 1980 cuando instalaron sus oficinas en Cork. Sin embargo, este tipo de movimientos nunca han gustado a los diferentes gobiernos y comisiones. De hecho, según el Financial Times la Comisión Europea quiere acabar con ella y aplicarla de forma retroactiva.

Europa ataca a los países con impuestos bajos

Desde 1980 a 1991, Apple estuvo en Irlanda sin pagar impuestos de ningún tipo. Ese mismo año, a principios de los noventa, los de Cupertino y el gobierno de turno llegaron a un acuerdo para definir un nuevo tipo de impuesto que estuvo en vigor hasta 2007. Desde este momento, la OECD ha estado luchando para evitar la existencia de países europeos que ofrezcan grandes incentivos en materia de impuestos.

Los organismos europeos no tienen ninguna capacidad de decisión y su trabajo siempre es de recomendación por lo que realmente no pueden forzar a Irlanda a que coopere. Por eso, el plan de la Comisión Europea pasa por acusar a Irlanda, Holanda y Luxemburgo de que su política es anti competitiva y así lograr el cambio en el tipo de impuestos.

El mensaje que quiere dar la Comisión Europea es que estos tres países han creado un oasis fiscal para que empresas como Apple, Starbucks, Amazon, Google o Johnson & Johnson tengan una ventaja competitiva. Para fortalecer este discurso, Financial Times apunta a que la CE presentará un informe esta semana.

El objetivo no se limitaría a cambiar la política fiscal, de hecho el organismo europeo incluso podría solicitar que se aplicara de forma retroactiva obligando a Irlanda a recaudar el dinero que no han pagado durante todo este tiempo. Solo es una especulación pero cabe la posibilidad de que así ocurra.

La postura de Apple en este tema queda reflejada en las palabras de Luca Maestri, el máximo responsable financiero de la compañía. Tal y como recoge FT, Maestri asegura que ellos no han hecho nada ilícito y siempre han seguido las normas:

“No hubo un acuerdo especial que hiciéramos con Irlanda. Simplemente seguimos las leyes del país durante los 35 años que hemos estado en Irlanda […] Si los países cambian sus políticas de impuestos, nosotros funcionaremos con las nuevas leyes y pagaremos impuestos de acuerdo a esas leyes. […] Hemos estado en Irlanda durante los buenos y los malos tiempos.”

Veremos a lo largo de esta semana si la Comisión Europea desvela su informe para desafiar a Irlanda, Holanda y Luxemburgo para que cambien su política de impuestos. Si todo sale según lo deseado por el organismo europeo, podría significar un cambio importante en la presencia de ciertas multinacionales en territorio europeo.

Vía | Financial Times

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio