Publicidad

Huawei le da la vuelta a la tortilla y apela a la justicia de EEUU para que declare inconstitucional el veto de Trump

Huawei le da la vuelta a la tortilla y apela a la justicia de EEUU para que declare inconstitucional el veto de Trump
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras el bloqueo de colaboración en software y hardware impuesto por el Gobierno de Donald Trump, Huawei ha dado el importante paso de querer arreglar judicialmente el asunto del otro veto, el que tiene su equipamiento de redes en Estados Unidos. En concreto, ha interpuesto una moción para un juicio sumario en un tribunal de Texas, con lo que la compañía busca que un juez pueda tomar acciones en el caso sin necesidad de esperar a que se produzca un juicio completo.

La decisión de presentar esta denuncia en Texas, que conocemos por The Washington Post, se debe a que es en ese estado donde tienen su sede estadounidense. A este respecto, Tony Jin Yong, el CEO de Huawei España ha mencionado esta mañana en un encuentro con los medios que apoyan esta decisión de interponer el recurso porque "se están menoscabando los derechos de los usuarios".

Esta moción se trata de una de las demandas de Huawei al Gobierno del presidente republicano, y llega tras la denuncia interpuesta en marzo por la prohibición de que los contratistas y agencias gubernamentales le compraran equipamiento a raíz de la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2018. En ella se establecieron las acusaciones de espionaje contra Huawei, pero también contenía medidas contra ZTE.

Huawei quiere que el veto sea declarado inconstitucional, y lo considera un ataque a los derechos humanos

La decisión de Huawei se ha conocido de la mano de Song Liuping, el jefe de los servicios jurídicos (CLO), en una rueda de prensa ofrecia en Shenzhen, donde Huawei tiene su sede principal. Según ha contado el ejecutivo, Huawei espera que el tribunal pueda declarar inconstitucional la sección 889 del Acta de Autorización de Defensa Nacional, donde se alegaban las acusaciones contra la seguridad nacional y de espionaje que anteriormente hemos mencionado.

Song ha criticado duramente a los políticos del país norteamericano, de los que dice que "están utilizando la fuerza de toda una nación para ir contra una empresa privada. Están usando todas las herramientas a su alcance, incluidas las legislativas, administrativas y diplomáticas, para sacarnos del mercado. Esto no es normal. Casi nunca se ha visto en la historia". También añadió que no hay nada demostrado, "solo especulación".

"La conectividad es un derecho humano básico, y el Gobierno de EEUU los está poniendo en riesgo, especialmente en personas en países no desarrollados"

Otro argumento del jefe jurídico ha sido que "eliminar el equipamiento de redes de Estados Unidos no las hará más seguras, e incluso podría suponer una distracción en la lucha contra amenazas de seguridad". Según el New York Times, debido a la denuncia de marzo, el Gobierno podría pedir pruebas a Huawei sobre su tecnología y prácticas. Con esta moción, la compañía china evitaría tener que entregarlas, algo que no está en sus planes hacer, sólo presentar argumentos de defensa ante un juez. Todo esto, si como decía Trump, se llega a un acuerdo comercial que podría incluir a Huawei.

Pese a la dureza del caso, ayer conocíamos unas declaraciones de Ren Zhengfei, presidente y fundador de Huawei, que aseguraba que sería el primero en protestar si China toma represalias contra Apple y otras empresas. A la empresa de Cupertino incluso la calificó como "su maestro".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir