Publicidad

Arranca el juicio contra Series Yonkis: de qué les acusan y cómo ha ido el primer día
Legislación y Derechos

Arranca el juicio contra Series Yonkis: de qué les acusan y cómo ha ido el primer día

Publicidad

Publicidad

Hoy arranca en Murcia el juicio más importante de España en materia de descargas y propiedad intelectual, aunque para conocer sus inicios debemos remontarnos a 2008. Por aquel entonces, según los datos de Alexa, Series Yonkis era una de las veinte páginas más visitadas de nuestro país. Pero solo un año después de su apertura, llegó la primera denuncia a la web a través de la distribuidora Sherlock Films.

Hasta nuestros días la web ha pasado por muchas fases; cambio de dueños, nuevas leyes de Propiedad Intelectual e incluso ser objeto de una investigación global por parte del FBI. Vamos a explicar a quiénes y de qué se le acusa, cuál es la posición de las distintas partes y qué han declarado los diversos protagonistas durante el primer día de este importante juicio contra Series Yonkis.

Quién está acusado

Creadores Series Yonkis David Martínez y Jordi Tamargo, cofundadores de Burn Media SL.

En el juicio contra SeriesYonkis hay cuatro acusados, todos ellos cofundadores o administradores de la web en algún momento.

  • Alberto García Sola fue el creador de Series Yonkis y lanzó la web en 2007, cuando tenía 22 años. El murciano también fue dueño de Pousen S.L, la empresa detrás de SeriesYonkis desde 2009 hasta la posterior venta en abril de 2011, anunciada después de la aprobación de la Ley Sinde e incluida como una de las 122 páginas consideradas que vulneraba los derechos de Propiedad Intelectual.

  • David Martínez y Jordi Tamargo son los dos socios cofundadores que formaron parte de Burn Media S.L, empresa que adquirió los derechos de Series Yonkis por 610.000 euros. Aunque como se publicó en la propia web en enero de 2012, dichas personas habían dejado de formar parte de Burn Media S.L hacía aproximadamente un año.

  • Alexis Hoepfner, dueño de Burn Media, quien después de la salida de sus dos socios se hizo con el total de las acciones de la empresa para finalmente venderlas a la empresa catalana Imb-Fx 2019 SL.

Tenemos por tanto cuatro personas acusadas y, según describe Público, dos sociedades mercantiles como responsables civiles subsidiarias: Pousel SL y Burn Media.

Quién es la acusación

Egeda

Los cuatro afectados se enfrentan a la acusación por parte de dos grandes entidades de gestión de derechos, que solicitan distintas indemnizaciones.

Por un lado encontramos a EGEDA (Entidad de Gestión de los Derechos de los Productores Audiovisuales), una entidad que se encarga, de una manera equivalente a lo que hace SGAE, de recaudar beneficios asociados y representar los intereses de los productores audiovisuales.

En segundo lugar se encuentra la FAP, entidad ahora desaparecida y representada por Adivan. Se trata de una entidad que representa a una gran cantidad de grandes productoras y distribuidoras como The Walt Disney Company Iberia, Manga Films, Twentieth Century Fox Entertainment España, Columbia Tristar Home Entertainment o Warner Bros Video.

En tercer lugar está la Fiscalía que, según El País, en 2014 describió la situación presentando el siguiente escrito: "Sola, actuando con ánimo de lucro y a sabiendas de lo ilícito de su actividad, operando desde terminales informáticos en la Universidad de Murcia y en su propio domicilio, […] a través de las páginas webs de las que fue administrador […] ha venido poniendo a disposición de los usuarios de Internet el acceso a material audiovisual protegido por derechos de propiedad intelectual".

De qué se les acusa y qué penas se estiman

Seriesyonkis

La Fiscalía solicita dos años de prisión, mientras que la acusación particular representada por las dos entidades solicita hasta cuatro años de cárcel.

EGEDA reclama 546 millones de euros: 318 millones a Hoepfner, 199 a García Sola y 14,3 millones a Tamargo y Martínez. En el caso de la FAP, las reclamaciones son considerablemente menores alcanzando los 9,5 millones de euros: 4,46 millones a Hoepfner, 1,6 a García Sola y 3,5 a Tamargo y Martínez.

En un punto intermedio, según describe Público, se encuentra la Fiscalía que estimaría unos daños a los productores valorados entre 160 y 170 millones de euros. ¿De dónde sale entonces la diferencia de cifras? Sería debido a la diferencia de criterio de los peritos encargados de realizar el estudio.

El juicio contra Series Yonkis no es el primero contra las páginas de enlaces. En esta ocasión se les acusa de presuntos delitos contra la propiedad intelectual y por actuar "con ánimo de lucro y a sabiendas de lo ilícito de su actividad". Según las acusaciones, la amplia presencia de anuncios publicitarios en estas webs demostraría las intenciones ilícitas de sus dueños.

Cómo ha comenzado el juicio y cuál ha sido la postura de cada parte

El juicio se celebra en la sala penal número cuatro de Murcia desde este lunes y hasta al menos el próximo jueves. Para las defensas, se cuenta con el abogado penalista Cristóbal Martell para dos de los acusados, Carlos Sánchez Almeida, letrado de Sola y de los abogados Javier Prenafeta y David Maeztu. La jueza que dirige el caso es Isabel María Carrillo.

Antes del inicio del juicio, los distintos implicados ya habían mostrado y dado a conocer cuál es su opinión. En una entrevista a El Mundo, Alberto García Sola explicaba que "Pousen SL fue y sigue siendo una empresa de investigación y desarrollo de tecnologías informáticas, no está limitada a temas web", además de no tener ningún ánimo de lucro y que nació como una "web colaborativa" para que los usuarios pudieran compartir contenido sobre sus series y películas favoritas. Respecto al uso de publicidad, explicó que era para sufragar los costes de los servidores más grandes necesarios.

Juicio

Durante la primera sesión de hoy, como describe El País, Alberto García Sola ha declarado que "para mí era un hobby, yo solo era el programador. En esas webs nunca se han subido ni se podían subir películas. Es verdad que sí se permitía a los usuarios compartir enlaces: a qué apuntaran dependía de ellos".

Pero incluso en lo relativo a los enlaces, según describe El Confidencial, Sola ha declarado que él solo se ocupaba de los aspectos técnicos y que nunca colgó enlaces a películas protegidas.

"Tenía toda la industria en mi contra, me habían tratado como un posible criminal. Estaba deseando quitarme la web", ha relatado Sola para explicar el episodio donde fue detenido y sufrió un registro en su casa; antes de vender la web a Burn Media.

Por parte de Alexis Hoepfner, según describe EFE, ha declarado que cuando entraron en negociaciones para comprar la plataforma, Sola les informó a los dueños de Burn Media que pesaba sobre él una denuncia. Aunque posteriormente, el mismo Hoepfner ha asegurado que borraron de inmediato los enlaces cuando recibieron aviso de las productores que su página remitía a películas protegidas por el derecho a la propiedad intelectual.

Además de intentar trasladar el juicio a Madrid, se ha presentado la petición de invalidar a FAP, ya que la entidad de gestión de derechos actualmente ya no existe.

Los acusados han contestado hoy solo a las preguntas del fiscal y de las defensas, pero no todavía las de las acusaciones particulares. Mañana se procederá con diversos testigos y el jueves hablarán los peritos.

Una de las claves del juicio contra Series Yonkis es determinar qué responsabilidad tienen las páginas de enlaces. Un punto que no parece estar claro, ya que, como explican las distintas defensas y acusaciones, han habido sentencias previas a favor y en contra de este tipo de webs.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir