Compartir
Publicidad

MIT y Samsung tienen la clave para hacer baterías más seguras, duraderas y de mayor densidad

MIT y Samsung tienen la clave para hacer baterías más seguras, duraderas y de mayor densidad
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando sale el tema de baterías en gadgets -- da igual que sean móviles, tablets u ordenadores -- lo primero que se habla siempre es de la autonomía y lo mucho que nos gustaría que aguantara más en cada carga. Queda tiempo para que veamos avances en esa dirección pero mientras, el MIT y Samsung han descubierto cómo mejorar la vida y seguridad de este elemento.

Una batería se puede reducir a tres elementos. Uno de ellos son los electrolitos que en la mayoría de modelos actuales se encuentra en estado líquido. Es efectivo pero también provoca accidentes y, en contadas ocasiones, explosiones. Varios investigadores han intentado atajar este problema haciéndolas sólidas pero nadie lo había conseguido, hasta ahora.

La clave está en los materiales

El MIT, en colaboración con un departamento de investigación financiado por Samsung, ha descubierto una forma de sustituir los electrolitos líquidos de una batería por unos sólidos que funcionan igual de bien. Al estar en este estado, no hay riesgos de que se incendie y cause explosiones.

El litio de por sí no es inflamable y siempre que hemos visto accidentes de este tipo ha sido por un incendio de electrolitos debido a una batería líquida. Con esta evolución, no solo se consigue más seguridad sino también una vida útil más larga.

La clave en este avance la encontramos en la creación de los materiales. No es la primera vez que se intenta hacer un electrolito sólido. El problema es que todos los intentos que se han hecho hasta la fecha demostraban que en estado sólido no conducía la energía lo suficientemente rápido.

Como probablemente ya sepáis, las baterías de ión litio que usamos en muchos dispositivos se acaban degradando con cada carga. Por eso, nuestros portátiles y móviles duran cada vez menos con el paso del tiempo. Los elementos internos de la batería van perdiendo calidad y no ofrecen la misma calidad.

Mit Solid Electrolyte 1 Esta es la estructura de un conductor superiónico. Las partículas verdes son átomos de litio, las amarillas de sulfuro.

Según explican los investigadores, no quedan reacciones de degradación en las baterías. Esto no significa que sean eternas y que no pierdan tanta calidad como la variante líquida. Simplemente se traduce en que podríamos usar "cientos de miles de ciclos".

Durante la investigación con este nuevo material sólido descubrieron otro beneficio respecto a los modelos líquidos: su buen funcionamiento en temperaturas muy bajas. Estas últimas no funcionan bien cuando hace mucho frío y hay que calentarlas un poco antes para que funcionen a pleno rendimiento. Con estos nuevos modelos, no será necesario.

Por último, y no por ello menos importante, tenemos avances en la densidad de energía. Es decir, un aumento de capacidad manteniendo el mismo tamaño. Según explican, han conseguido mejorar este dato entre un 20 y un 30%. Teniendo en cuenta que acaban de presentar los avances hace poco, todavía queda para que veamos estas baterías en dispositivos comerciales.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio