Publicidad

Los 'peines de frecuencia' llevan las comunicaciones de fibra óptica más lejos que nunca

Los 'peines de frecuencia' llevan las comunicaciones de fibra óptica más lejos que nunca
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Investigadores de la Universidad de California, San Diego han conseguido que las comunicaciones por fibra óptica superen las barreras y limitaciones tradicionales en la distancia a la que estas señales podían ser descifradas.

En sus pruebas lograron descifrar información que había viajado 12.000 kilómetros a través de cables de fibra óptica, y hacerlo además utilizando señales con alta potencia, lo cual permite la eliminación de regeneradores.

Un futuro prometedor para la fibra óptica

Ese logro supone la eliminación de los regeneradores de señal que normalmente se colocan a lo largo del recorrido de la fibra. Este tipo de regeneradores se aplican en cada canal de la transmisión, y son elementos caros ya que tienen que manejar actualmente entre 80 y 200 canales. El uso de repetidores supone un obstáculo para la eficiencia en costes y para la propia implantación de la fibra.

Peines1

Para evitar los repetidores, las señales son transmitidas con alta potencia, lo cual, en principio, genera distorsiones (o ruido) por el carácter no-lineal de la fibra óptica. La clave para conseguir recuperar las señales transmitidas fue el uso de los llamados ‘peines de frecuencia’, que permiten estabilizar la separación entre los canales.

Con la ayuda de los peines de frecuencia, los líderes de este proyecto -Nikola Alic, de Qualcomm Institute, y Stojan Radic, profesor de la UCSD- han logrado "predecir" esa distorsión que se produce cuando la señal viaja largas distancias a través de la fibra óptica, y eso permite que puedan descifrar los mensajes a pesar de las fuertes distorsiones no-lineales: "Nuestra solución condiciona la información antes de ser enviada", explicaba Radic, "así que el receptor está libre de distorsión causada por el efecto Kerr".

El autor principal explicaba cómo esto permite que entre otras cosas se pueden enviar señales mucho más potentes a través de estos canales de comunicación. "Tras incrementar 20 veces la potencia de las señales ópticas que enviamos, seguimos pudiendo recuperar la información original cuando usamos peines de frecuencia". El estudio ha aparecido en la prestigiosa revista Science, y ahora queda comenzar a implantar estos sistemas en las futuras redes de fibra óptica, que serán más eficientes y baratas que nunca.

Más información | UCSD
En Xataka | Fibra óptica en España: pasado, presente y ¿futuro?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir