Compartir
Publicidad

La guerra en Siria fuerza a que se saque la primera semilla de la Bóveda Global de Svalbard

La guerra en Siria fuerza a que se saque la primera semilla de la Bóveda Global de Svalbard
26 Comentarios
Publicidad

La Bóveda Global de Svalbard, esa antigua mina de carbón reconstruida para albergar semillas en caso de que se produjera una catástrofe de proporciones apocalípticas, abrirá sus puertas para extraer semillas que han sido destruidas como consecuencias de la guerra que está teniendo lugar en Siria. Su destino será la ciudad de Aleppo donde se encontraba uno de los mayores bancos de semilla de la región.

Un representante de esta Bóveda asegura que no hay por qué preocuparse ya que el objetivo principal de esta cámara acorazada es "proteger la biodiversidad en el mundo". Desde que comenzó a funcionar en 2008, es la primera vez que alguien solicita sacar muestras.

Restaurando los daños de la guerra

En Aleppo hay un banco de semillas que hasta el comienzo de la guerra había funcionado sin problemas. Sin embargo, desde que empezó el conflicto la situación ha ido empeorando y los daños provocados han hecho que este centro no esté operativo al 100% y por tanto han perdido la capacidad para distribuir y criar semillas en esta región del medio Oriente.

ICARDA (el Centro Internacional de Investigación Agrícola en Zonas Áridas) ha hecho la solicitud a Svalbard pidiendo 130 cajas de las 325 que hay almacenadas de las semillas que han pedido. En total, 116.000 muestras que se utilizarán para volver a poner este banco de semillas en funcionamiento.

Para que nos hagamos una idea, hay un total de 864.000 muestras almacenadas aunque el fondo tiene una capacidad de más de 4 millones aunque de momento no se ha alcanzado esa cantidad desde que se abrió en 2008. Si queréis saber más sobre esta curiosa bóveda, en Magnet lo explicamos hace tiempo.

Quizá haya quienes piensen que haber sacado semillas para un banco genético puede sonar a algo absurdo pero cuando en el mes de agosto ya amenazaban con la posibilidad de que esto pudiera ocurrir, el creador de esta boveda (Cary Fowler) explicó en una entrevista hace tiempo que el valor de este almacén no solo estaba en almacenar semillas para una teórica crisis alimentaria si no también para conservar la diversidad y seguir investigando.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio