Compartir
Publicidad

Ingenieros del MIT logran crear un material con un negro diez veces más profundo que el Vantablack

Ingenieros del MIT logran crear un material con un negro diez veces más profundo que el Vantablack
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace cinco años científicos británicos crearon el Vantablack, el color negro más profundo del mundo. Capaz de tragarse el 99,96% de la luz recibida. Dieron así inicio a una especie de carrera en el mundo científico por crear el material negro más absorbente. Ahora es cuando un grupo de ingenieros del MIT ha publicado su descubrimiento en la revista ACS ('Applied Materials and Interfaces'), asegurando haber conseguido crear un material 10 veces más negro que cualquier otro previamente publicado.

Al igual que el Vantablack, este material está compuesto de nanotubos de carbono colocados de manera vertical como si fueran pequeños filamentos, unos tubos insertados sobre una superficie de aluminio con cloro. ¿El resultado? Una pequeña capa negra completamente oscura que han decidido exhibir en el New York Stock Exchange bajo el título de "La redención de la vanidad".

La exhibición es de lo más curiosa ya que combina un objeto muy brillante, un diamante amarillo valorado en unos dos millones de dólares, junto a la capa de este material negro. Lo que provoca que tengamos un lado luminoso y al girar queda completamente ennegrecido.

Un descubrimiento no buscado

Desde el lado académico, la investigación ha sido llevada a cabo entre Brian Wardle, profesor de aeronáutica en el MIT y Kehang Cui, postdoc del MIT y actual profesor en la Universidad Jiao Tong de Shanghai. Pero como ellos mismos explican, la creación del material no fue premeditada.

El objetivo de los dos ingenieros era encontrar formas de hacer crecer nanotubos de carbono en materiales como el aluminio y así incrementar sus propiedades eléctricas y térmicas. En esa búsqueda se encontraron un problema: la presencia de una capa de óxido. Para evitarlo, el método fue utilizar una solución en cloruro de sodio (sal). Gracias a un proceso de deposición química de vapor fueron eliminando la capa de óxido y así pudiendo hacer crecer los nanotubos de carbono, a temperaturas más bajas de lo que previamente podían y consiguiendo incrementar la conductividad como se intentaba inicialmente.

Pero en medio de estas reacciones es cuando observaron que el color también estaba cambiando. "Recuerdo lo negro que era antes de hacer crecer los nanotubos de carbono y lo profundo que era después. Tal es así que pensé en medir la reflectividad de la muestra", comenta Wardle según describe SciTechDaily. "Nuestro grupo no se centra en las propiedades ópticas de los materiales, pero ocurrió justo cuando estábamos colaborando con Diemut en su exhibición de arte y ciencia".

Material Negro 'Breakdown of Native Oxide Enables Multifunctional, Free-Form Carbon Nanotube–Metal Hierarchical Architectures', American Chemical Society.

Según los cálculos obtenidos, el material absorbe más del 99,995% de la luz, desde cada ángulo. Esto hace que no haya reflejos y sea prácticamente imposible discernir si por ejemplo el material tiene partes rugosas.

"Nuestro material es 10 veces más negro que cualquier cosa que antes se haya descrito, pero creo que el negro más negro es un objetivo en constante movimiento. Alguien encontrará un material más negro, y eventualmente entenderemos todos los mecanismos subyacentes, y podremos diseñar adecuadamente el negro definitivo", explica Wardle.

Según los investigadores, este material puede servir para construir distintas obras artísticas pero también podría tener usos prácticos para reducir resplandores no deseados, algo útil para ayudar con telescopios y la búsqueda de exoplanetas.

En Xataka | Este BMW X6 es el coche "más negro del mundo", lo han pintado con Vantablack

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio