Compartir
Publicidad
Publicidad
Videotex, así era el internet antes de internet que trató de revolucionar las telecomunicaciones
Historia Tecnológica

Videotex, así era el internet antes de internet que trató de revolucionar las telecomunicaciones

Publicidad
Publicidad

Hable con su televisor, pregúntele dónde quiere cenar o juegue en él a juegos interactivos a través de su línea telefónica. Con estos reclamos se empezó a anunciar a principios de los ochenta Videotex, un futurista servicio que permitía conectar tu tele a la línea telefónica y, teclado en mano, obtener información y otros servicios en tiempo real.

En los años ochenta Internet todavía no existía Internet tal y como lo conocemos hoy, pero el concepto de enviarle información a los usuarios a través de líneas telefónicas ya había nacido. Y precisamente uno de los intentos en los que se intentó conseguir fue mediante la tecnología del Videotex.

Esta tecnología nació en los años 70 en Reino Unido, y fue extendiéndose por diferentes países europeos y en norteamérica. Llegó a España en 1982 coincidiendo con el mundial de fútbol, y en 1983 ya se utilizó Videotex para comunicar los resultados de las elecciones locales y autonómicas de aquel año.

Su interfaz era parecida a la del teletexto pero con más colores, aunque su tecnología y los servicios que ofrecía estaban más relacionados con lo que luego sería Internet. De hecho, la empresa Telefónica llegó a comercializar en España su propia versión de la tecnología, la cual recibió el nombre de Ibertex.

La historia de Videotex, el abuelo de Internet

Minitel Portatil Minitel, el "portátil" para conectarse a Videotex que arrasó en Francia.

Videotex empieza a germinarse entre finales de los 60 y principios de los 70 en Reino Unido, cuando la BBC decidió empezar a investigar maneras en las que enviarle información textual a su audiencia. El concepto resultante de esas investigaciones se hizo público en 1972 con el nombre de Ceefax. El canal ITV lanzó poco después un clon de Ceefax llamado ORACLE.

Ambos eran sistemas unidireccionales denominados "Teledata", y que después serían conocidos simplemente como Teletext. Los datos llegaban a la tele y el usuario sólo puede navegar por ellos. Mientras tanto, la General Post Office (British Telecom) había estado desarrollando otra tecnología parecida. Se trataba de la "Viewdata", que ofrecía la información de forma bidireccional para que el usuario pudiera enviar peticiones a los servidores y estos les brindasen la información.

Viewtron "Viewtron", el videotex lanzado por AT&T en 1983.

El nombre genérico que se le acabó dando a los servicios de viewdata fue "Videotex", y englobaba servicios como el de "Prestel", que fue con el que General Post Office comercializó este tipo de tecnología.

En 1974 todos los servicios de información textual que se estaban desarrollando en el Reino Unido decidieron estandarizar cómo mostraban su información, estandarización que culminó en 1976 cuando decidieron adoptar 40 × 24 cuadrículas de texto. De esta manera, ambas tecnologías mostrarían una interfaz parecida en el televisor. Ceefax empezó a operar en 1977, y ORACLE y Prestel llegaron en 1979.

Anuncio Videotex

Este tipo de servicio fue llegando también a otros países. Francia creó un estándar para la visualización en pantallas de Videotex y Teletext en 1977, mientras que a principios de los 80 diferentes compañías telefónicas de Estados Unidos empezaron también a comercializar sus clientes de Videotex para este tipo de tecnología.

Es precisamente en Francia uno de los países donde Videotex tuvo más éxito, y en parte es gracias a un popular dispositivo llamado Minitel. Como gadget era poco más que un módem conectado a una pantalla y un teclado y sin capacidad de procesamiento, pero gracias a él el Videotex en Francia llegó a tener 25 millones de usuarios.

En España la tecnología llegó en 1982 a tiempo para el mundial de fútbol, y en 1983 ya se utilizaba para mostrar resultados de las elecciones locales y autonómicas de aquel año. En 1986, Telefónica de España S.A. reestructuró su servicio de Videotex, el cual pasó a llamarse Ibertex y se estuvo comercializando durante años como una tecnología futurista.

Así funcionaba Videotex

La funciones de aquel Ibertex las defiene perfectamente esta cuña publicitaria de 1990. Invertir en bolsa, preparar las vacaciones, reservar entradas, consultar las páginas amarillas, hacer la compra o recibir información de instituciones, todo eso se podía hacer a través de tu televisor enchufándole un teclado y conectándolo a la línea de teléfono.

En los artículos en periódicos que en aquella época explicaban la tecnología, se veía en ella una vía para hacer posible en mayor o menor medida el trabajo a domicilio. De hecho, su llegada se consideró como un momento histórico definido por algunos como era post-industrial, en la que la "cultura telemática" sería la base de la nueva época.

En este vídeo de AT&T vemos cómo anunciaban "Viewtron", el primer servicio de Videotex de Estados Unidos, allá en 1983. El usuario conectaba un teclado al televisor, y este se conectaba a la línea telefónica. Entonces introducías lo que querías buscar con el teclado, y el televisor "llamaba" a una base de datos central para pedir y recibir esta información. Podías buscar todo tipo de información, e incluso jugar a algún juego.

La principal diferencia entre Videotex e Internet es que la primera era una red centralizada en la que te conectabas a un servidor central del que obtenías la información. En cambio Internet es una red descentralizada sin ningún servidor central, y en la que te conectas a servidores repartidos por todo el mundo.

Ibertex Pc

En España Ibertex fue creciendo. A finales de los ochenta empezó a poder utilizarse también en ordenadores, y en julio de 1994 Ibertex empezó a ofrecer a sus 400.000 abonados la posibilidad de conectarse a una nueva red mundial llamada Internet, y que sólo un año antes estableció su primer servidor en España, en la Universidad Jaime I de Castellón de la Plana.

A finales de 1995 la empresa española Telefónica lanzaba InfoVía, una red paralela a Internet que sucedió a Ibertex, con la que la tecnología Videotex quedó oficialmente obsoleta, y lo mismo empezó a pasar en el resto de países. Era una tecnología demasiado lenta y cara como para poder combatir contra Internet.

Videotex no acabó siendo tan revolucionaria como se esperaba, y salvo en casos puntuales como el de Francia, en la mayoría de los países acabó fracasando. Sin embargo podemos ver en este tecnología un paso previo a lo que estaba por venir, uno con el que ya algunos empezaban a imaginar la revolución tecnológica que estaba por venir.

En Xataka | Réquiem por Terra: vida, gloria y muerte del primer gigante de Internet en España

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos