Publicidad

El "abuelo" del mando a distancia fue un invento español: la historia del Telekino y otros inventos de Torres Quevedo

El "abuelo" del mando a distancia fue un invento español: la historia del Telekino y otros inventos de Torres Quevedo
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cambian los televisores, cambian las tecnologías pero hay interacciones que perduran pese al paso de los años, las décadas e incluso los siglos. Ejemplo de ello es el controlador remoto, que nos ha permitido históricamente interactuar con dispositivos a distancia, aunque lo que actualmente conocemos es muy distinto a el primer concepto de mando a distancia.

Si bien los televisores no empezaron a ser más habituales a partir de las últimas décadas del siglo XX, el concepto de controlador remoto apareció bastante antes. Y un dato que quizás desconozcáis es que uno de los pioneros del mando a distancia fue un español, el ingeniero Leonardo Torres Quevedo.

El mando se anticipó a los televisores (en cierto modo)

La historia del mando a distancia se remonta, como decíamos, a los primeros años del pasado siglo. En 1903, el inventor, matemático e ingeniero Leonardo Torres Quevedo (1852-1936) concebía, construía y patentaba el primer mando a distancia de la historia.

Telekino Abra Telekino en Abra. Imagen: Torresquevedo.org

Lo llamó Telekino, y como cabe pensar dista mucho de los mandos para televisores y otros dispositivos que vemos ahora. La miniaturización no fue una realidad hasta mucho más adelante y el Telekino ocupaba una mesa entera.

Eso sí, el Telekino no se creó con la idea de controlar televisores a distancia, los cuales en realidad no empezaron a ser una realidad casi hasta la incorporación del tubo de rayos catódicos (con el empujón de Telefunken y otros fabricantes). La idea era controlar dirigibles sin que nadie corriera peligro en las pruebas, pero finalmente lo probó con embarcaciones como recordaron en la edición escrita de El País en 2007, cuando el Instituto de los Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) reconocía el invento al incluirlo en su lista oficial de hitos de la historia de la ingeniería.

Telekino Placa del reconocimiento del IEEE. Imagen: YouTube

Era la primera vez que una creación española entraba a formar parte de esta lista, en la que encontramos inventos de Benjamin Franklin, Alessandro Volta y Guglielmo Marconi entre otros. Telekino, como quizás hayáis deducido, viene de tele (del griego antiguo, "lejos", significa "a distancia", "de modo remoto") y kinein (también del griego, "movimiento"), por cierto.

Telekino Receptor

Del Telekino ya hablamos en Xataka precisamente por ese reconocimiento histórico, también para recordar que en su momento no fue demasiado alabado. De hecho, el propio Torres Quevedo abandonaría el proyecto al no recibir apoyos suficientes.

El valioso legado de Torres Quevedo

Uno de los prototipos del Telekino se encuentra en el Museo Torres-Quevedo, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid. Y gracias a una pequeña visita (virtual) a ese museo por el centenario de uno de los inventos del ingeniero español podemos descubrir más de ellos, también muy relevantes.

A Torres Quevedo se le atribuye nada más y nada menos que el primer dirigible español, así como el primer transbordador apto para el transporte de personas (o lo que es lo mismo, un teleférico abierto para personas). El invento se patenta en 1887, y no sería hasta 30 años más tarde cuando se materializó, poniéndose en marcha en el monte Ulía de San Sebastián en 1907.

Teleferico Transbordador del Niágara. Imagen: YouTube

La compensación vino además en forma de exportación internacional, ya que el sistema llegó ni más ni menos que a las cataratas del Niágara. Así, el llamado Spanish Aerocar sigue hoy en día funcionando sobre la conocida región y cumplía en 2016 su centenario, habiendo completado más de 10 millones de transportes sin registrar incidentes.

Torres Quevedo fue además precursor de la informática moderna con su Ajedrecista, el considerado el primer juego de ordenador de ajedrez, y el aritmómetro electromecánico, una calculadora acompañada de una máquina de escribir precursora de las calculadoras digitales.

Ajedrecista Plano de El ajedrecista. Imagen: YouTube
Ajedrecista Plano de El ajedrecista. Imagen: YouTube
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios