Publicidad

Sony RX100 III

Sony RX100 III
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

Increíblemente diminuta pero con el interior contundente que tan conocidas ha hecho a sus predecedoras. La Sony RX100 III ya es oficial y viene a complementar una gama de compactas avanzadas y de calidad por las que muchos usuarios que ya tienen un smartphone para fotografía "rápida" quieren optar hoy en día.

La Sony RX100 III nos trae como principales novedades la pantalla abatible, un zoom más corto pero más luminoso, y un visor que ahora está integrado. Vamos a conocer con más detalle a esta cámara que quiere ser alternativa de las sin espejo con sus propios argumentos que compensen el que el objetivo no se pueda cambiar.

Nueva Sony RX100 III: sensor de 1 pulgada y menos zoom

Pese a su reducidas dimensiones, la Sony RX100 III mantiene la idea de incluir un gran sensor en su interior. Es de nuevo de 1 pulgada, de tipo CMOS y con resolución de 20 megapíxeles. Hasta ahí todo igual que en el modelo anterior en nombre.

La Sony RX100 III mantiene un sensor grande de 1 pulgada con un zoom que es ahora más corto pero más luminoso

La principal diferencia pues con la RX100 II presentada hace un año, y por eso entendemos que no viene a sustituirla sino a complementarla, es que el zoom (Zeiss Vario-Sonnar T*) es ahora menos largo y se queda en un equivalente de 24-70 mm (30 mm más corto pero a cambio gana angular) en el que sin embargo se ha mejorado la luminosidad para dejarlo en un excelente f1.8-2.8. Se incluye además una grata sorpresa: un filtro de densidad neutra de tres pasos

Sony RX100 III de frente

Como otros modelos avanzados de la compañía japonesa, el interior está gestionado por el procesador Bionz X, que permite por ejemplo poder trabajar en un rango de sensibilidades de entre 125 y 12.800 ISO, así como alcanzar ráfagas de hasta 10 fps cuando usamos el disparo continuo con prioridad a la velocidad o de 2.9 fps en modo AF.

También ayuda a gestionar un avanzado estabilizador de 5 ejes que nos será de mucha ayuda al grabar vídeo con calidad Full HD a 50 Mbps y soporte XAVC S.

Visor electrónico sin renunciar a su pequeño tamaño

La cámara Sony RX100 III, con batería y tarjeta incluida, no pesa ni 300 gramos, está fabricada en aluminio y tiene unas dimensiones de 101,6 x 58,1 x 41,0 mm. No era pues sencillo incluir un visor electrónico pero Sony lo ha conseguido con un muy buen resultado. Es un complementos excelente a las opciones de controles manuales y RAW de esta pequeña cámara.

La Sony RX100 III no renuncia a que los autorretratos sean más fáciles de hacer con ella

Este visor es retráctil, nada de quita y pon que al final acabas no usando, con tecnología OLED, resolución de 1.440.000 puntos y cobertura ZEISS T*.

En cuanto a la pantalla, sigue siendo abatible pero ahora con más posibilidades de movilidad (hasta 180 grados para hacer más fáciles los autorretratos). Es una Xtra Fine de 3 pulgadas con resolución de 1.228.800 píxeles.

RX100 III pantalla abatible

La conectividad, que ya no debe faltar en una compacta que se precie, es NFC y Wifi, combinación ganadora y que facilita mucho ampliar sus posibilidades con ayuda de un smartphone. También hay salida HDMI para fotos de alta resolución, aunque no hay posibilidad de grabación de vídeo UHD.

RX100 III

Sony RX100 III, precio y disponibilidad

De la Sony RX100 III la compañía no nos ha dado por ahora detalles del precio ni sobre cuando llegará al mercado, pero dado que el año pasado la presentación de su antecesora fue parecida, podemos suponer que el precio rondará los 750 euros y que llegará a los escaparates para comienzos del verano.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir