Compartir
Publicidad

WASP-18b, el planeta increíblemente hostil que abre una nueva ventana al entendimiento de la formación de atmósferas

WASP-18b, el planeta increíblemente hostil que abre una nueva ventana al entendimiento de la formación de atmósferas
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es que sea algo que ocurra todos los días, pero el encontrar un "nuevo" planeta suele ser noticia por ser un hábitat potencial como Ross 128 b, pero en este caso es justo lo contrario. Los astrónomos han dado con todo lo contrario: un planeta increíblemente hostil, tanto que su composición "desafía todas las expectativas".

Palabras literales del investigador jefe del trabajo Kyle Sheppard, del Centro Goddard de la NASA. Un planeta que ni es vecino ni es candidato a ser un futuro hogar cuando acabemos de cargarnos el presente, sino que es probablemente el sitio donde menos deseemos estar ahora que lo conocemos mejor. Aunque el descubrimiento es importante a otros niveles, según detallan.

WASP-18b, el peor sitio para irnos de vacaciones que conocemos

Sabemos del hallazgo por la publicación de la agencia estadounidense, donde explican que se sabe de este gigante hostil gracias a las observaciones de los telescopios espaciales Hubble y Spitzer. Un planeta llamado WASP-18b a 325 años luz, orbitando su estrella a una distancia bastante corta y que tiene una masa 10 veces superior a la de Júpiter.

Lo que ocurre con él es que su estratosfera es tremendamente asfixiante (lo sería para nosotros, claro), cargada de monóxido de carbono (CO) y sin gota de agua. Composición nada habitual, de hecho expresaba Sheppard que no saben de ningún otro planeta en el que el CO sea el elemento dominante en las capas superiores de su atmósfera.

Representacion Wasp La representación de WASP-12b, muy próximo a su estrella y caracterizado por una estratosfera colmada de monóxido de carbono.(Centro Espacial Goddard de la NASA)

En realidad al planeta se le llevaba un tiempo siguiendo la pista, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha determinado su composición. Como ocurrió con ese eclipse solar que vivimos aquí en la Tierra hace pocos meses, estos fenómenos astronómicos ayudan a estudiar características de los astros como su composición, y la observación de cinco eclipses por parte de los telescopios espaciales y el trabajo de computación reveló esta composición tan atípica.

Las pistas sólo se explicaban con una inusual abundancia de monóxido de carbono y muy poco vapor de agua

Un estudio que permite conocer la presencia de ciertas moléculas como el agua, y que en este caso sólo casaba con la conclusión de que hubiese una abundancia de CO y muy poco vapor de agua (o nada). Todo ello organizado en una capa muy caliente de monóxido de carbono (al absorber las radiaciones ultravioletas y visibles y expulsar energía en forma de calor) y una muy fría del mismo componente debajo, siendo la primera vez que encuentran una doble capa así del mismo material en un exoplaneta.

Tan distinto que hace replantearse los conocimientos previos

¿De qué sirve saber de un gigante inhóspito así si no puede ser un posible lugar de vacaciones estelares? El conocimiento del universo está tanto en lo habitable como en lo que no tiene posibilidades de albergar vida tal cual la conocemos, dado que en realidad nos queda bastante por saber de lo que nos rodea y de cómo se formó todo lo que conocemos. Y en este caso, según palabras de los investigadores, abre una nueva ventana al entendimiento de los procesos fisicoquímicos en las atmósferas de los planetas.

De ahí que WASP-18b, a su hostil manera, sea también especial y seguirá siendo objeto de estudio. Según se calcula tendría 300 veces más metales que otros Júpiter calientes en su atmósfera (es decir, elementos más pesados que el hidrógeno y el helio), y eso puede ser indicativo de que durante su formación se acumulasen enormes cantidades de hielo, de modo que este proceso sería distinto del que llevó a la formación de otros Júpiter calientes.

Planeta Negro

Éste es pues el último exoplaneta que nos ha sorprendido, pero no es el único lugar inhóspito que hemos descubierto este año. De hecho, el nombre de este "nuevo" quizás nos recuerde a aquel planeta negro del que sabíamos en septiembre, el que fue el planeta más caliente descubierto hasta el momento.

Como decíamos, descubrimientos como éstos ayudan a ampliar la visión de los científicos y en este caso ha hecho ver que las atmósferas pueden tener otros procesos de formación. Y ahora esperan que el nuevo telescopio espacial James Webb les pueda dar más datos de este peculiar gigante.

En Xataka | Este planeta no sólo tiene un lado oscuro, los tiene todos: WASP-12b, un planeta caliente y "negro como el asfalto"

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos