Compartir
Publicidad
Publicidad

A la caza del eclipse solar total: dos aviones de la NASA lo perseguirán para capturar imágenes del Sol y Mercurio

A la caza del eclipse solar total: dos aviones de la NASA lo perseguirán para capturar imágenes del Sol y Mercurio
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La geografía es la principal enemiga de la curiosidad del observador de los astros y en el caso del próximo eclipse solar total que esperamos ver en la Tierra los afortunados se hayan en Estados Unidos, mientras el resto lo haremos de manera parcial. Pero si hablamos de afortunados lo hemos de hacer de los dos pilotos de la NASA que perseguirán la sombra del eclipse total.

Si te encuentras en el área del país norteamericano que tendrá la privilegiada perspectiva podrás observarlo durante aproximadamente dos minutos y medio. Pero no es el caso de estos pilotos, que montados en aviones WB-57F irán a la caza de esta peculiar sombra teniendo algo más de tiempo de observación, aunque el objetivo va mucho más allá del disfrute visual y para los cometidos de investigación estos aviones van equipados con cámaras avanzadas.

¡Siga a esa sombra de ahí!

La cita tendrá lugar el próximo 21 de agosto, tenéis los detalles de su visibilidad desde España, desde México, Colombia, desde Argentina o en Estados Unidos, como decíamos el único lugar donde se podrá observar el eclipse solar total. Existe incluso la posibilidad de que seáis tan afortunados de encontraros volando por este país y veáis el eclipse desde la ventanilla, como contaban en Gizmodo.

Un punto de vista privilegiado que será similar al que tenga Amir Caspi y el equipo del Instituto de Investigación del Sudoeste en Boulder, Colorado (Estados Unidos), quienes capturarán imágenes lo más directas y claras posibles de la corona solar (es decir, la atmósfera del Sol) con el objetivo de determinar las variaciones de ésta y también de la temperatura nada más y nada menos que en Mercurio.

Pero Mercurio... ¿Desde aquí? Sí, y lo explican desde la NASA. Las imágenes (en infrarrojos) se tomarán media hora antes y después de la totalidad, cuando el cielo se encuentre en un estado de oscuridad avanzado (pero no al máximo), constituyendo el primer intento de mapear la variación de temperatura en la superficie de este planeta. Según creen podrán determinar a qué velocidad se enfría la superficie, los materiales del suelo y lo denso que éste es.

Subir a perseguir la sombra con estos aviones probablemente les permita ver eventos o registrar ondas que serían invisibles en los dos minutos de observación desde el suelo

Además, según explica Dan Seaton (uno de los investigadores), el hecho de subir a perseguir la sombra con los aviones WB-57F probablemente les permita ver eventos o registrar ondas que serían invisibles en los dos minutos de observación desde el suelo. Y el eclipse total en sí constituye una ocasión muy particular para estudiar la atmósfera solar, concretamente las formaciones y las condiciones que se dan en la corona.

Aviones que reciben rayos verdes

Quizás no sea tan 'Star Wars' como parece, pero lo cierto es las imágenes que se tomarán del sol estarán dentro del espectro visible y se corresponderán con un tono verde, debido al acero ionizado sobrecalentado por la corona. Esta luz es la más adecuada para ver las estructuras de la atmósfera solar, y complementan la que toman los telescopios terrestres (que no disponen de este sistema).

Los aviones WB-57F dispondrán de un equipo capaz de capturar imágenes en alta definición del cual no disponen los telescopios en tierra

Así, los aviones WB-57F dispondrán de un equipo capaz de capturar imágenes en alta definición (30 disparos por segundo), las cuales permitirán estudiar los movimientos ondulatorios en la corona y las nanollamaradas (nanoflares), todavía en estudio en parte por limitaciones técnicas que no permiten verlas directamente.

Estados Por estos estados volarán los aviones, siendo ésta la zona de visibilidad del eclipse total. ((NASA)

Los dos aviones despegarán desde el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, los cuales observarán el eclipse total durante tres minutos y medios cada uno (siete minutos de observación y captura de imágenes en total) sobrevolando Missouri, Illinois y Tennessee a unos 15 kilómetros de altura. Una misión que como al que vimos de las nubes artificiales no requiere lanzamientos más allá de la exosfera y que además de la utilidad resulta muy curiosa la metodología (y muy envidiables las vistas).

Imagen | NASA/Faroe Islands/SwRI
En Xataka | La NASA por fin consigue crear sus nubes de colores: así es como lucen las auroras artificiales

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos