Los planetas habitables al 97% que hemos encontrado son exactamente: cero (y va a seguir siendo así)

Los planetas habitables al 97% que hemos encontrado son exactamente: cero (y va a seguir siendo así)
34 Comentarios

En apenas un puñado de años, lo que antes sonaba como algo emocionante ("descubrir exoplanetas", "encontrar planetas potencialmente habitables") ha pasado a ser algo realmente soporífero. Seamos sinceros: hemos encontrado más de 4000 exoplanetas. ¿Tiene sentido seguir hablando de algo que ocurre cada dos días y medio? ¿Tiene sentido convertir las noticias sobre la última piedra que hemos descubierto en auténticos concursos a ver quién encuentra su característica más curiosa?

Pues parece que sí. Aunque eso conlleve liar a todo el mundo con lo que significa que un planeta sea (o no) "habitable".

¿Qué significa que un planeta está en la 'zona de habitabilidad'? En general, cuando hablamos de "zona de habitabilidad" la mayoría tendemos a pensar en una "nueva Tierra", pero lo cierto es que la realidad está muy lejos de eso. En la zona de habitabilidad (tal y como se define normalmente) cabe tanto un edén paradisiaco como una "ratonera tóxica incompatible con la vida compleja".

Durante décadas hemos intentado buscar planetas que, sencillamente, estén a una distancia de su sol que permite la existencia de agua líquida. Es decir: no hemos sido demasiado exigentes. A nadie se le escapa que sí, que la vida como la conocemos nosotros necesita agua líquida: pero eso no quiere decir que con agua sea suficiente. Por eso, en los últimos años los astrofísicos han intentado idear "una manera de tomar todos los datos de observación que están disponibles y desarrollar un esquema de priorización"; algo que nos permita ir un poco más allá del agua líquida.

habitabildiad
E. Schwieterman et al.

La historia de Kepler-442b. Así fue como en 2015, Rory Barnes, Victoria Meadows y Nicole Evans, tres astrofísicos de la Universidad de Washington, descubrieron que Kepler-442b, un pequeño planeta situado a 1115,5 años luz de nosotros (precisamente el planeta que se ha hecho popular estos días), era más 'habitable' que la Tierra. Es decir, Barnes, Meadows y Evans publicaron un "índice de habitabilidad comparada" que daba a la Tierra una habitabilidad del 0,829 y a Kepler-442b una del 0,836.

Esto, claro, no significa nada. Es decir, estos científicos no estaban diciendo (como hemos leído estos días) que "cuentan con un 97% de probabilidad de estar habitados". Lo que estaban buscando era encontrar mejores índices para identificar los mejores candidatos a seguir investigando. Desde 2015, ha cambiado mucho cómo entendemos la 'zona de habitabilidad' (sobre todo, porque tenemos muchos más datos) y Kepler-442b sigue en el mismo punto en el que estaba. Un peor en los ránkings, pero dándolo todo.

Al fin y al cabo, salvo que alguien nos mande un mensaje y nos diga "eh, terrícolas, encontramos vuestra Voyager, dejad de ensuciar el espacio", no vamos a encontrar vida rápidamente. Nos queda mucho por desarrollar, mucho por saber, mucho por imaginar. Esa es la parte interesante y las curiosidades que llenan titulares (por muy espectaculares que suenen) son, como decía al principio, la parte más aburrida.

Imagen | Mark A. Garlick

Temas
Inicio
Inicio