Publicidad

Perseverance nos permite saber cómo suena rodar por Marte por primera vez en la historia y... es espeluznante

Perseverance nos permite saber cómo suena rodar por Marte por primera vez en la historia y... es espeluznante
14 comentarios

Desde que Perseverance aterrizó y se puso en marcha, nuestros ojos (y corazones, por qué no decirlo) están muy pendientes de lo que el rover de la NASA nos pueda decir. Ya vimos las primera fotos en alta resolución y ahora lo que nos muestra es cómo suena desplazarse por Marte.

Una curiosidad que, aunque no suponga ningún tipo de hito científico, no deja de ser la primera vez que podemos oír un desplazamiento de un vehículo por el Planeta Rojo. Y ciertamente no es un sonido a lo quad o, digamos, lo terrestre que esperaríamos, empezando porque las ruedas son metálicas y acabando por el rocoso terreno que el rover ha estado atravesando.

A Hitchcock le gustaría esto

Además de llevar el mismo procesador que los iMac de 1998 y de esa tecnología made in Spain que lleva, Perseverance también integra un micrófono de alta sensibilidad con el que ha capturado su paso por Marte. La NASA hace públicos ahora los aproximadamente 16 minutos de conducción del rover por la superficie marciana.

Son unos 27,3 metros de recorrido por el cráter Jezero realizados el día 7 de marzo. La verdad es que nada de brum brum o parecido a lo que nuestro coche hace sobre un terreno pedregoso.

Es un sonido casi espeluznante, no muy agradable, pero que según la agencia es normal. Lo que oímos es la interacción del sistema de movilidad del rover (las ruedas y la suspensión) contra la superficie alternándose con ese sonido como de rasgado (menos agradable y agudo), cuyo origen siguen estudiando. Al parecer, podría deberse a las interferencias electromagnéticas de uno de los circuitos electrónicos de Perseverance, o bien de las mismas interacciones con la superficie que los otros sonidos.

Estos sonidos se suman a los que Perseverance ya capturo de los vientos marcianos, ésos con otro micrófono que forma parte de la SuperCam, lo cual se usa para estudiar la estructura y composición de las rocas (en parte buscando restos de vida). Además de todo esto, el rover ha estado buscando un sitio de aterrizaje para el helicóptero que le acompaña y según la NASA ya está localizado, por lo que pronto empezarán los tests de vuelo.

Con todo esto conocemos un poco mejor al rover y podemos decir que estamos oyendo algo a unos 56 millones de kilómetros. No es la Primavera de Vivaldi, pero son curiosidades que no dejan de tener su valor tecnológico. O freaki.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio