Compartir
Publicidad

La NASA lanzará su misión al Sol en agosto, y un escudo térmico la protegerá de temperaturas de 1.370ºC

La NASA lanzará su misión al Sol en agosto, y un escudo térmico la protegerá de temperaturas de 1.370ºC
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La NASA ya tiene preparada su misión para darle "un beso" al Sol. El próximo agosto, la agencia espacial estadounidense lanzará la misión Parker Solar Probe, con la que se acercará a 4 millones de millas (6,43 millones de kilómetros) del astro rey. Lo más cerca que ha estado la humanidad del Sol fue en 1976, cuando la sonda espacial Helios 2 se acercó a 43 millones de kilómetros, mientras que Mercurio, el planeta más cercano al astro, se acerca como mucho a 46 millones de kilómetros.

Para que esto sea posible, la NASA ha anunciado la instalación de un "escudo de calor de vanguardia" llamado Thermal Protection System (TPS) en la nave que realizará el viaje. Este será el encargado de evitar que el núcleo de la nave espacial se exponga temperaturas de 1.370 grados centígrados, de manera que si todo sale bien el interior debería quedarse en torno a los 30 grados.

El escudo térmico está compuesto por dos paneles de un compuesto de carbono-carbono sobrecalentado, que intercalan un núcleo de espuma de carbono de 4,5 pulgadas de espesor. La cara del escudo que quedará mirando al sol también se rocía con un recubrimiento blanco especialmente creado y formulado para reflejar la mayor cantidad posible de energía solar y dejarla fuera de la nave.

Se trata además de un escudo increíblemente liviano con un peso de apenas 72,5 kilogramos, (160 libras), y su escudo de espuma es un 97% aire. Este poco peso es imprescindible para que la nave consiga lograr la órbita necesaria, ya que la nave se moverá a unas velocidades de 692.000 kilómetros por hora cuando más cerca esté del sol.

Este escudo lleva siendo probado desde otoño del 2017, y ahora por fin está instalado en la nave, quedando todo casi listo para su lanzamiento del mes que viene. Aunque el año pasado se instaló también en la nave durante un breve periodo de tiempo, ambos elementos han estado siendo testados por separado en el Goddard Space Flight Center, Maryland, de la NASA.

Una misión importante para conocer el Sol

La misión fue anunciada el año pasado para el estudio de los campos magnéticos, de las partículas de plasma y de la dinámica de los vientos solares. El Sol es la única estrella que tenemos "cerca", por lo que acercarse a él supone un paso importante para entender mejor su funcionamiento en todo el universo.

Además, las perturbaciones en el viento solar sacuden el campo magnético de la Tierra, razón de más para entenderlos, y se sabe que el "clima espacial" puede afectar a los satélites y hacerlos durar menos, otro aspecto en el que es interesante saber lo máximo posible sobre los porqués.

La misión también quiere investigar el misterio de la corona solar, la atmósfera que se ve alrededor del Sol en un eclipse, y que está a mayor temperatura que la superficie. Eso desafía las leyes de la física, y la sonda podría desvelar las razones por las que esto ocurre, algo que para sus responsables sería como resolver los misterios de una región en la que no hemos estado nunca, y donde está ocurriendo magia.

Y claro, ni que decir tiene que si el escudo térmico protector funciona, la NASA habrá desarrollado un escudo térmico que también podría ser aprovechado en el futuro aquí en la tierra por diferentes industrias. Al fin y al cabo, la carrera espacial lleva décadas permitiéndonos desarrollar tecnologías de vanguardia para nuestro día a día.

Vía | NASA
En Xataka | 17 tecnologías y productos que tenemos gracias a la carrera espacial: desde energía solar hasta fruta deshidratada

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio