Publicidad

LightSail 2 nos muestra sus primeros "selfies": ya está orbitando gracias a su vela solar y por ahora sin problemas

LightSail 2 nos muestra sus primeros "selfies": ya está orbitando gracias a su vela solar y por ahora sin problemas
29 comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde 1976 una agrupación quiso materializar una idea del gran Carl Sagan, pero no ha sido hasta este año cuando tras un primer intento hemos visto subir a los cielos al LightSail 2. Un segundo intento de estructura diseñada para alimentarse de la luz solar como alternativa a la propulsión tradicional para los CubeSats.

Los responsables del proyecto de micromecenazgo, The Planetary Society, han compartido hoy una serie de instantáneas obtenidas por LightSail 2 y aseguran que ha desplegado sin problemas su característica vela solar. Así, todo parece estar funcionando según lo previsto y por ahora se mantiene la comunicación con la estructura.

Sonreíd, LighSail 2 está haciendo fotos a la Tierra

A modo de recordatorio, el fundamento de las LightSail es aprovechar los protones de la luz para la propulsión de una vela (y lo que la contenga), aprovechando la transferencia del momento de los protones a la vela (lo cual se traduce en un empujón). Son pulsos pequeños y suaves, pero en condiciones de vacío (es decir, sin nada que ofrezca rozamiento y fuerzas contrarias) supone la adquisición de velocidad por parte de la vela.

Así, la LightSail 2 fue lanzada el pasado 25 de julio. El martes 23 de julio fue desplegada la vela, fabricada con poliamidas y recubierta por una capa metálica reflectante de 4,5 micras de grosor, teniendo desplegada una superficie de unos 32 metros cuadrados.

Según informan, el pequeño motor que permite el despliegue funcionó según lo previsto, abriendo los cuatro ejes de aleación de cobalto de las velas. También han compartido las primeras fotos que las cámaras gran angular (185 grados) de LightSail 2 han capturado, mostrando dicha vela y nuestro planeta.

Mirando al Sol con optimismo

La LightSail 2 tiene una serie de mejoras con respecto a la primera LightSail, entre ellas la adición de un conjunto de espejos en la base que permitiría recurrir a los láseres desde la Tierra para aumentar su velocidad. Aunque lo que destacan es que la principal diferencia entre las dos misiones es que en esta ocasión la órbita que alcanzará LightSail 2 es más alta que la anterior.

Las ventajas aparentes con respecto a la propulsión tradicional con combustible es que las naves pesan menos y la carga tiene una limitación menor, según apuntan en la sociedad. También prometen una propulsión continua al tratarse de esa fuente energética, con lo que se podrían lograr mayores velocidades mantenidas además durante más tiempo.

Veremos qué resultados da este segundo intento y si se demuestran estas ventajas. En principio la vela de 32 metros cuadrados puede alcanzar una velocidad de 0,058 milímetros/segundo, recorriendo tras un mes de luz solar constante 549 kilómetros por hora, pero la idea es conseguir crear velas más grandes para conseguir velocidades mayores, así como lograr que con el apoyo de láseres se consiga mantener la aceleración al alejarse del Sol.

Imagen | The Planetary Society

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir