Compartir
Publicidad
Publicidad

La Gran Mancha de Júpiter es roja cuando "debería" ser blanca y se están bombardeando protones para saber por qué

La Gran Mancha de Júpiter es roja cuando "debería" ser blanca y se están bombardeando protones para saber por qué
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Juno nos trajo hipnotizantes imágenes de Júpiter que no hacían verlo de otro modo (desde los polos y con bonitos tonos azulados), pero para muchos lo primero que se nos viene a la cabeza al pensar en este planeta es su típico perfil con su gran mancha. Sobre ella hablamos un día, pero lo cierto es que aún es objeto de estudio y unos científicos podrían haber dado con los motivos de ese tono rojizo de la Gran Mancha de Júpiter.

Siendo una grandísima tormenta, las teorías giran (nunca mejor dicho) en torno a que la coloración tiene que ver con qué gases contiene y el efecto de las radiaciones solares sobre ellos, ya que en estado natural forman nubes blancas. Pero los candidatos normalmente forman nubes blancas, y lo que Mark Loeffler (Universidad Northern Arizona, Estados Unidos) y su equipo han hecho es intentar reforzar estas hipótesis viendo qué color toman estos elementos cuando son bombardeados por protones.

Un rojo muy frío (cuando no es verde)

Ya vimos que la misma NASA tilda la famosa mancha de "turbulento misterio". No en vano se trata de una tormenta con un diámetro que es 2,5 veces el de la Tierra, y la coloración rojiza ha sido objeto de especulación y de teorías como la que enlazamos de la agencia estadounidense, basada en esa interacción de la radiación solar con ciertos gases que ya introducíamos.

Es el fundamento de los hallazgos de estos científicos, que han estudiado la coloración que adquiere el hidrosulfito de amonio (NH4SH) al irradiarlo (compuesto que también abunda en Saturno, el cual también tiene franjas rojizas). Concretamente vieron que las partículas tomaban un tono verde a -113 grados centígrados y a -223ºC se teñían de rojo.

Gran Mancha Roja 03 La Gran Mancha roja de Júpiter. (Crédito: NASA)

Lo que observaron fueron los cambios que una radiación de protones de 0,9 megaelectronvoltios (MeV) ocasionaba sobre una muestra a bajas temperaturas del gas, el cual no eligieron por casualidad ni mucho menos. Como ya vimos al hablar de la Gran Mancha, éste es uno de los principales componentes del vórtice anticiclónico más famoso del Sistema solar (y también el de otros gigantes gaseosos).

Parece que el color no sólo depende de la dosis de radiación, sino también de la temperatura de la misma, y el viraje a rojo se da en temperaturas más bajas de lo que se esperaba

Concluyeron que el color no sólo depende de la dosis de radiación, sino también de la temperatura de la misma, y que el viraje a rojo se da en temperaturas más bajas de lo que esperaban (y de lo que había estado probando el equipo hasta ahora). De ahí que las nubes de este gas puedan no ser siempre blancas, aunque la clave del color parece estar en la participación de otros gases.

La culpa del rojo parece de varios

Esto intenta aportar algo más de peso a la idea más apoyada por los científicos, pero resulta que la Gran Mancha roja es... Muy, muy roja. Tanto que algunos científicos creen que para alcanzar esa tonalidad hay participantes que aún no conocemos del todo.

Por ejemplo la hipótesis de Larry Sromovsky (Universidad de Wisconsin-Madison) y su equipo, que publicaron un trabajo de similar enfoque, que apunta a que estos participantes podrían ser los tolin. Término acuñado por Carl Sagan para un tipo de compuesto orgánico que surgen por la interacción de la radiación solar ultravioleta sobre metano, etano, dióxido de carbono o nitrógeno gaseoso que son abundantes en Titán, pero cuya presencia no ha sido demostrada en Júpiter (de momento).

Gran Mancha Roja 02 Imagen de la mancha creada por Gerald Eichstädt usando los datos de la cámara de Juno. (Crédito: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt)

En ese trabajo participó Robert (Bob) Carlson, en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, que apuesta por los hidrocarburos de acetileno como responsables parciales de ese tono rojo, según reporan en NewScientist. Conclusión a la que llegó también al irradiar el combo de gases y ver que el espectro de rojo era muy cercano al de la famosa mancha, y para él el rojo de la mancha es más oscuro porque las nubes de amonio llegan más arriba en la tormenta, encontrándose así con más moléculas de acetileno.

Parece que el amonio va asentándose como el protagonista "anormalmente" rojo de la mancha, aunque aún queda por investigar hasta determinar tanto la causa de ese rojo tan llamativo y de sus responsables. Tomar muestras es impracticable, pero misiones como Juno nos acercan mucho y las mediciones de sus instrumentos ponen el resto, así como experimentos como los que hemos visto.

Imagen | NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Björn Jónsson
En Xataka | ¿Qué sabemos y cómo lo sabemos de la Gran Mancha Roja de Júpiter?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos