Compartir
Publicidad

El Falcon Heavy ya es el pasado: SpaceX se centrará ahora en desarrollar el "BFR" para ir a Marte

El Falcon Heavy ya es el pasado: SpaceX se centrará ahora en desarrollar el "BFR" para ir a Marte
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

SpaceX por fin ha conseguido lanzar por primera vez su Falcon Heavy, y pese a que nos vendían que lo más seguro era que explotase en pocos segundos, al final la misión ha sido un éxito casi perfecto. Pero una vez conseguida la meta, el siguiente paso para SpaceX es ponerse a trabajar en el nuevo cohete que nos llevará a Marte.

En la rueda de prensa posterior al lanzamiento del Falcon Heavy, Elon Musk ha dicho que SpaceX ahora empezará a centrarte seriamente en el "BFR" ("big f*cking rocket"). De hecho, se ha aventurado a decir que la fase de la nave espacial podría estar preparada para iniciar sus vuelos de prueba el año que viene.

La idea es que estos primeros vuelos vayan siendo de una complejidad creciente, y que la nave acabe siendo capaz de llegar a la atmósfera terrestre y volver para probar sus escudos de calor. En el caso del "BFR" esta es una parte especialmente importante, ya que su nave tiene que estar preparada para sobrevivir a las reentradas planetarias, tanto en la Tierra como en Marte.

"Hay muchas incertidumbres en torno a este programa, pero va a ser nuestro objetivo", dijo Musk en la rueda de prensa tras lanzar el Falcon Heavy. "Casi hemos terminado con Falcon 9 y Falcon Heavy. Después del bloque 5 (la revisión del Falcon 9) no haremos más con ellos, y con Dragon probablemente después del Dragon Two", ha dicho refiriéndose a la cápsula para personas actualmente en desarrollo".

Con haber "terminado con Falcon 9 y Falcon Heavy" no quiere decir que los vaya a dejar de utilizar, de hecho van a ser una parte esencial para que SpaceX pueda financiar el desarrollo de su cohete para Marte. A lo que se refiere es que considera que ya han conseguido dominar la tecnología de los propulsores reutilizables, lo que era el principal objetivo de estos proyectos.

"Los propulsores, creo - no quiero ser complaciente -, pero creo que ya entendemos los propulsores reutilizables", ha dicho Musk. "Las naves espaciales reutilizables, esa es la parte difícil. Primero iremos a la órbita terrestre baja, pero podemos ir a la luna poco después de eso".

En cuanto a tiempos, Elon Musk ha asegurado que la mayoría de sus recursos de ingeniería pasarán a dedicarse al "BFR", lo que debería acelerar su desarrollo. Aun así, también ha dicho que las pruebas escala total del cohete con todos sus componentes no deberían empezar hasta dentro de tres o cuatro años, que conociendo los plazos de SpaceX quizá se acabe retrasando uno o dos años más.

Mientras tanto, el CEO de SpaceX ha asegurado que ya no ve necesario realizar misiones tripuladas con el Falcon Heavy utilizando las cápsulas Dragon, aunque ha dejado una puerta abierta diciendo que podrían reconsiderarlo si el BFR acaba llevando más tiempo del esperado.

BFR, un cohete diseñado para llevarnos a Marte

Bfr

Inicialmente, el plan de Elon Musk y SpaceX era el de llevar al hombre a Marte a bordo del Falcon Heavy acoplándolo a la cápsula Dragon. Pero el pasado septiembre cambió totalmente estos planes, y presentó el proyecto de fabricar una única nave espacial que sería la encargada de llevarnos al planeta rojo. Le pusieron de nombre "BFR" (‘big f*cking rocket’).

Tendrá un diseño unificado como si fuera una única pieza, aunque en realidad podrá separarse en dos partes diferentes. Por una parte tendremos el cohete en sí, y por la otra una nueva nave espacial que será como si a la cápsula Dragon se le acoplaran los impulsores superiores de las Falcon 9.

Ambas partes, tanto el cohete principal como la nave, serán 100% reutilizables aprovechando el sistema de aterrizaje desarrollado con las Falcon 9 y Dragon. La nave será más pequeña de la que habían imaginado en su plan inicial para conquistar Marte, pero lo suficientemente grande como para transportar a unas 100 personas por viaje.

Por lo tanto, una vez desarrollados los Falcon Heavy y Falcon 9, estos se destinarán ahora a realizar misiones por encargo y algunas pruebas más para seguir desarrollando la tecnología. Mientras, SpaceX centrará sus esfuerzos en desarrollar su nueva nave que, si todo sale bien, acabará llevándonos a Marte. Aunque antes de llegar hasta allí, tal y como ha dicho Musk, seguramente primero la veremos llegar hasta la luna.

Vía | TechCrunch
En Xataka | El lanzamiento del Falcon Heavy de SpaceX ha sido un éxito, ¿y ahora qué?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio