Publicidad

Boeing Starliner es la primera cápsula para astronautas fabricada en EEUU que aterriza en tierra, a pesar de haber fallado su misión

Boeing Starliner es la primera cápsula para astronautas fabricada en EEUU que aterriza en tierra, a pesar de haber fallado su misión
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

La Boeing Starliner CST-100 ya está en Tierra, y aunque tuvo que volver antes y falló en su misión principal de acoplarse a la Estación Espacial Internacional (ISS), la Starliner hizo un poco de historia.

La CST-100 de Boeing se convirtió en la primera cápsula para astronautas fabricada por Estados Unidos en aterrizar en tierra firme. Las cápsulas anteriores de los programas Mercury, Gemini y Apollo aterrizaron en el mar. Aunque también hay que señalar que esta cápsula no llevaba tripulantes humanos.

Se trató del primer vuelo de prueba de la Starliner, que a pesar de que no salió como se tenía planeado, Boeing afirma que fue un éxito ya que lograron obtener entre el 85 y el 90% de los datos que buscaban.

A la NASA le urge cortar su dependencia a los rusos

Tras una dramática misión recortada de dos días, la Starliner tocó tierra este 22 de diciembre en el Polígono de Misiles White Sands del Ejército de Estados Unidos, en Nuevo México. Se trata de la primera cápsula para astronautas diseñada y fabricada por una compañía privada en Estados Unidos para ser usada por la NASA.

Como sabemos, la NASA anunció en 2006 que su transbordador espacial sería retirado en 2011, esto con la idea de dejar esta tarea a compañías privadas y así la agencia se podría concentrar en tareas de investigación y el desarrollo de nuevas misiones. Esto no salió como la NASA planeaba, ya que al momento de jubilar al transbordador el programa comercial no estuvo listo, y a día de hoy ha sufrido una gran cantidad de retrasos.

Después del lanzamiento de la Starliner el pasado 20 de diciembre, Boeing informó que el temporizador de la misión a bordo se reinició accidentalmente, lo que causó que el ordenador de vuelo perdiera su lugar en la línea de tiempo de la misión. Como resultado, la nave pensó que debía realizar una maniobra orbital y encendió sus motores, lo que provocó que entrara en la órbita equivocada mientras consumía demasiado combustible para poder llegar a la ISS, como estaba planeado.

Por fortuna, la estación de mando en Tierra consiguió salvar la misión al colocar la Starliner en una órbita más baja y estable, donde pudieron realizar comprobaciones de los sistemas antes de dar la orden de volver a la Tierra. La nave consiguió desplegar sus paracaídas y activar una bolsa de aire para aterrizar con éxito, siendo así la primera cápsula para tripulantes estadounidense en hacer un aterrizaje en suelo americano y no en el mar.

Adicional a esto, en el interior de la cápsula se encontraba 'Rosie', un muñeco colocado en el asiento del comandante cuyo objetivo era recoger datos para asegurar que la cápsula fuese segura para los futuros astronautas.

Ahora mismo la cápsula está se dirige al Centro Espacial Kennedy, en Florida, para la recuperación de datos, análisis y renovación de la estructura, ya que podrá ser usada en futuras misiones.

En el próximo vuelo, programado para 2020, se utilizará una Starliner nueva que llevará a los astronautas Chris Ferguson, de Boeing, Mike Fincke y Nicole Mann, de la NASA, en la prueba de vuelo con tripulación. Sin embargo, aún no se sabe si este fallo en la misión provocará un nuevo retraso.

Foto de portada | NASA / Bill Ingalls

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios