Compartir
Publicidad

A un mes de su lanzamiento, SpaceX confirma que ha perdido contacto con tres de los 60 satélites de Starlink

A un mes de su lanzamiento, SpaceX confirma que ha perdido contacto con tres de los 60 satélites de Starlink
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 23 de mayo SpaceX hizo historia al arrancar con el ambicioso proyecto Starlink, una enorme red de internet de 12.000 satélites con la que Elon Musk busca ofrecer conexiones de banda ancha a todo el mundo. El primer lanzamiento envió 60 satélites y SpaceX ya tiene los primeros resultados a más de un mes de haber iniciado las pruebas.

Desde un inicio el mismo Elon Musk anticipó que estábamos ante mucha tecnología nueva, por lo que era probable que se enfrentaran a algunos fallos. Y así ha sido, ya que SpaceX está confirmando que tres de los 60 satélites se han desconectado de la red y no ha sido posible volver a establecer comunicación con ellos.

Y dos satélites más serán desorbitados intencionalmente

Durante la primera actualización del proyecto Starlink, SpaceX confirmó que en un inicio pudo comunicarse con éxito con los 60 satélites tras el lanzamiento, pero a los pocos días, se perdió la comunicación con tres de ellos.

Según informó la compañía, estos tres satélites mantendrán su órbita alrededor de la Tierra durante unos días más, y más adelante serán arrastrados hacia la atmósfera de nuestro planeta debido a la gravedad, donde se terminaran desintegrando.

Los 57 satélites restantes han funcionado de acuerdo a lo planeado, según SpaceX. De éstos, en 45 satélites se ha activado sus propulsores para elevar su órbita y ahora mismo están a 550 kilómetros de altitud, que es la órbita final autorizada desde donde podrán operar.

Cinco satélites siguen en proceso de elevación hacia su órbita final; y cinco más están siendo sometidos a "pruebas finales en sus sistemas" para iniciar el proceso de elevación. En cuanto a los dos satélites restantes, SpaceX informó que serán sacrificados con el objetivo de poner a prueba el sistema de desorbitación, con el que demostrarán a las autoridades que sus satélites son seguros y tienen control de ellos.

La carga de los 60 satélites de Starlink. La carga de los 60 satélites de Starlink.

En estos dos satélites se activarán los propulsores pero en dirección hacia la Tierra, esto con el objetivo de estrellarlos contra la atmósfera y se terminen desintegrando. En estos dos satélites no había fallos, y según SpaceX funcionan de forma adecuada, sólo se busca probar el funcionamiento y el tiempo de respuesta del sistema de desorbitación.

"Debido a su diseño y baja posición orbital, cinco satélites en órbita se desintegrarán una vez que entren en la atmósfera de la Tierra en apoyo del compromiso de SpaceX con un entorno espacial limpio."

Según SpaceX, hasta el momento están satisfechos con el rendimiento de los satélites y seguirán haciendo pruebas de sus capacidades operativas, por lo que más adelante informarán de nuevas actualizaciones dentro del proyecto Starlink.

Aún no hay fecha para el siguiente lanzamiento de un nuevo lote de 60 satélites, pero SpaceX afirma que "pronto" comenzarán con las pruebas de transmisión de vídeo y videojuegos para poner a prueba el ancho de banda con el fin de saber la latencia dentro servicio.

Según Musk, necesitan unos 24 lanzamientos para llegar a la cobertura mundial de internet, pero el objetivo es tener entre 1.000 y 2.000 satélites operativos cada año. También adelantó que la idea es que el servicio arranque primero en Norteamérica, en una especie de beta, ya que la red aún no estará 100% operativa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio