La nuclear y el gas natural, energías "verdes": Europa se rinde con tal de mantener sus objetivos climáticos

La nuclear y el gas natural, energías "verdes": Europa se rinde con tal de mantener sus objetivos climáticos
76 Comentarios

La energía nuclear y el gas natural se considerarán "energías verdes". Así ha quedado aprobado por el Parlamento Europeo, tras una votación donde se ha rechazado la objeción que pedía no incluirlas. Es decir, Europa ha votado por continuar con la propuesta inicial de la taxonomía verde que incluye a la nuclear y el gas. Una propuesta que tenía en contra a países como España, Holanda o Luxemburgo.

La nuclear y el gas serán incluidas en la lucha contra el cambio climático. El objetivo de la Unión Europea para 2050 es eliminar todas las emisiones de CO2. Parece claro que las renovables son la apuesta principal, pero lo cierto es que sin la nuclear y el gas natural será mucho más difícil alcanzar ese objetivo. Impulsados por la situación actual con Rusia, desde las instituciones europeas han abogado por incluir estas dos energías en el paquete de "energías verdes", con el fin de poder mantener sus objetivos.

Hay letra pequeña. El Parlamento explica que "la inclusión de ciertas actividades de gas y nucleares tiene un límite de tiempo y depende de condiciones específicas y requisitos de transparencia". No toda la nuclear o el gas se contarán como verdes, pero sí aquellos que cumplan una serie de condiciones.

Una cuestión que divide a Europa. Al contrario que otras medidas, en este caso el Parlamento Europeo ha reflejado claramente la gran división que genera esta medida. 328 europarlamentarios han votado en contra (es decir, a favor de incluirlas), mientras que 278 han votado a favor (es decir, excluirlas). A lo que hay que sumar 33 abstenciones. El asunto que más divisiones creaba se ha decidido finalmente, por la mínima, en favor de que sean incluidas. Si no hay objeciones antes de terminar la semana, a partir del 1 de enero de 2023 entrará en vigor automáticamente.

La guerra con Rusia ha acelerado esta decisión. Cuando la Comisión Europea propuso el pasado 2 de febrero este cambio en la taxonomía verde, todavía no había ocurrido la invasión de Ucrania. Estos últimos meses han acelerado la posición de múltiples grupos. La crisis energética en Europa se ha agravado especialmente en este tiempo y muchos países han experimentado la dificultad de continuar únicamente con las energías renovables. No es ya que Francia haya declarado una economía de guerra, sino que países como Alemania incluso han optado por volver al carbón. Una energía que afortunadamente en ninguna cabeza pasa por incluir en la taxonomía verde.

"El panorama ha cambiado mucho desde la invasión rusa y ahora mismo nos encontramos en una situación en la que realmente tenemos que utilizar todas las alternativas que existan", explica el europarlamentario del grupo Renew, Luis Garicano, a El Mundo. Por parte de los grupos ecologistas, se ha criticado que esta medida sea un 'greenwashing' para la nuclear y el gas, por muchas condiciones que se les apliquen.

2030 para el gas y 2040 para la nuclear. La propuesta reconoce que ni el gas ni la nuclear son "neutras", pero las considera "actividades de transición". Pese a que las dos energías sí serán incluidas en la taxonomía verde, su inversión tendrá una fecha límite. En concreto la Comisión establece el 2030 como fecha máxima para invertir en el gas y de 2040 para la nuclear.

En Xataka | El gran debate sobre si la energía nuclear cada vez es más cara de producir: dos expertos con miradas diferentes nos lo explican

Temas
Inicio