Compartir
Publicidad
Publicidad

Este proyecto de planta solar gigante en el Sáhara podría "alimentar" a parte de la Unión Europea

Este proyecto de planta solar gigante en el Sáhara podría "alimentar" a parte de la Unión Europea
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Podría Europa cubrir parte de sus necesidades energéticas basándose únicamente en la energía solar? Un nuevo proyecto que tiene como objetivo construir una gigantesca planta solar en el Sahara pretende demostrar que sí.

El objetivo de esa planta sería el de producir 4,5 GW de potencia —suficientes para cubrir las necesidades de 5 millones de hogares europeos—, que luego se transmitirían a través del Mediterráneo desde Túnez a la Europa continental.

El Sahara, localización privilegiada para una planta solar

La empresa TuNur Limited ya ha iniciado los trámites para trabajar con el Ministerio de Energía, Minas y Energía Renovable de Túnez, y según sus cálculos esta planta solar permitiría suministrar energía a 5 millones de hogares o 7 millones de vehículos eléctricos en la Unión Europea.

Cables

El proyecto formaría parte de los esfuerzos destinados a cumplir con los Acuerdos de París sobre el cambio climático, y permitiría crear un gran número de puestos de trabajo para el mantenimiento de esa gran planta solar que según los responsables de TuNur se beneficiaría de que la región recibe el doble de energía solar que localizaciones de Europa Central.

El transporte de esa energía se realizaría a través de cables submarinos que "permitirían transportar esa energía a Europa con muy pocas pérdidas" y que se dirigirían a tres localizaciones en Malta, el centro de Italia y el sur de Francia.

Espejos y más espejos

La planta se situaría en una región de 10.000 hecáreas en el sur de Túnez y haría uso de un sistema CSP que hace uso de un receptor que usa la sal como transmisor del calor y que recibiría la luz de diversos heliostatos (espejos planos) que se van moviendo para reflejar la luz del sol en lo alto de la torre.

Csp

El sistema permitría ayudar a ir reemplazando el uso de combustibles fósiles en la Unión Europea. El uso de plantas basadas en el carbón genera en el viejo continente entre 65 y 70 GW de potencia, pero esas plantas dejarán de funcionar con fecha límite en 2023 como parte de la Directiva de Emisiones Industriales de la Unión Europea.

La puesta en marcha del proyecto podría por tanto contribuir a ese objetivo de los Acuerdos de París, y aunque solo contribuiría a una parte menor del suministro eléctrico de la Unión Europea (se estima que suministraría algo más del 1% de la energía que se consume en toda la UE) es sin duda un proyecto interesante que demuestra que las renovables tienen mucho sentido.

Vía | Slashdot
En Xataka | No, el Medio Ambiente no es una causa perdida

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos