La semana de cuatro días de Telefónica fracasa: casi nadie quiere trabajar menos si le reducen el sueldo

La semana de cuatro días de Telefónica fracasa: casi nadie quiere trabajar menos si le reducen el sueldo
72 Comentarios

El modelo de semana laboral de cuatro días de Telefónica ha fracasado. Al menos así lo dicen sus números: la telco española lanzó hace unas semanas la posibilidad de que cualquiera de sus trabajadores se acogiese de forma voluntaria a esta reducción de la jornada, después de considerar que el piloto para probarla con un reducido número de empleados había sido un éxito, pero apenas se ha apuntado un 1% de toda la plantilla a falta de cuatro días para que se cierre el plazo, según informa El País.

¿Por qué? El principal motivo del rechazo es que la semana laboral de cuatro días propuesta por Telefónica contempla una reducción proporcional del sueldo por trabajar 5,5 horas menos (en la telco la jornada semanal es de 37,5 horas y con este modelo se pasa a las 32), a pesar de que el recorte del sueldo no es completo, ya que la compañía ofrece bonificar e 20% del día de menos. Por lo tanto, acaba pagando algo más 33 horas por trabajar 32.

En la actual coyuntura, con los precios al alza y la incertidumbre económica en el horizonte, han sido pocos los trabajadores que han considerado buena idea cobrar menos, aunque eso suponga mayor tiempo libre. El empleado que se acoja al plan perdería en torno al 16% de su actual sueldo.

¿Fracaso del modelo? El modelo de semana laboral de cuatro días propuesto por Telefónica ha generado cierta polémica desde que se lanzase, ya que diverge considerablemente de la propuesta original de los impulsores de este movimiento: reducir el tiempo trabajado sin tocar el sueldo. Su fracaso, aunque puede tener un fuerte componente coyuntural, también puede leerse como un rechazo a un planteamiento en el que la empresa arriesga muy poco y los beneficios para el empleado son limitados.

La teoría de la semana laboral de cuatro días dice que la automatización y digitalización de procesos en las empresas reduce gastos y permite a las compañías ampliar sus márgenes de beneficios, y que, como parte de la organización, los trabajadores también tendrían que participar de esa mayor rentabilidad. Pero, en lugar de pedir más dinero directamente, lo que proponen es que se mejore la calidad de vida de los profesionales reduciendo su jornada laboral sin bajarles el salario.

En la propuesta de Telefónica, y de otras empresas como Desigual, ese teórico aumento de los beneficios casi no se reparte entre los trabajadores, que son quienes asumen de su bolsillo buena parte del coste de la semana laboral de cuatro días.

Los sindicatos piden más dinero. Las centrales sindicales mayoritarias de Telefónica (Comisiones Obreras y Unión General de Trabajadores) apuntan precisamente en esa dirección al analizar el fracaso de la medida. Ambas organizaciones, que pactaron la propuesta con la telco, consideran que está bien encaminada, pero que para hacerla más atractiva el porcentaje que la compañía recorta a los empleados debe ser menor.

Imagen: Jose Javier Martin Espartosa

Super ofertas disponibles hoy

Fire TV Stick con mando por voz Alexa

Repetidor Xiaomi Mi WiFi Range Extender Pro

Bomba de aire portátil Xiaomi 1S

Temas
Inicio