Compartir
Publicidad
Publicidad

No irás a la tienda, la tienda irá a ti: así será la venta física del futuro según Wheelys

No irás a la tienda, la tienda irá a ti: así será la venta física del futuro según Wheelys
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estás en casa cocinando y de pronto te das cuenta de que te falta un ingrediente para el plato que estás preparando. ¿Qué haces? Wheelys, una startup sueca, cree saber lo que harás en un futuro: con su app, buscarás cuál de sus tiendas móviles está más cerca y pedirás que se acerque a tu localización. Porque, además de ser pequeños establecimientos en movimiento, conducen de forma autónoma.

El proyecto, en el que también ha colaborado Hefei University, tiene por nombre Moby Mart y no sólo es una tienda que conduce de forma autónoma, sino que también se gestiona de forma autónoma. No hay dependientes y el cliente utiliza una app para interactuar con ella. Al igual que la tienda en la que está trabajando Amazon, el usuario mete sus productos en la cesta y, al salir, se le cobran automáticamente.

En su interior está previsto que la gente pueda encontrar productos frescos y del día a día, pero si necesitas algo más puedes pedirlo a través de un asistente con inteligencia artificial (no han precisado mucho más sobre cómo funcionaría supuestamente este sistema) para que te lo encargue y te lo reparta a la tienda más cercana. Hasta incluirían drones para hacer repartos a poca distancia. Y, cuando la mercancía se acaba, conduce hasta el almacén más cercano para que la repongan.

Por ahora, eso sí, se trata de un proyecto en desarrollo. Wheelys ya vende pequeños carros de café sin apenas tecnología con los que quieren "romper la hegemonía de las cadenas industriales de fast food", pero con el Moby Mart quieren ir varios pasos más allá. Sus responsables aseguran estar trabajando en la tecnología de conducción autónoma, aunque son optimistas: actualmente aseguran estar probándolo en Shanghai y preparándose para la producción en China, y creen que el año que viene estarán listos para producir y comenzar a vender sus tiendas.

¿La gran ventaja de este sistema? Para los creadores, una fundamental: es de bajo coste. No sólo no tiene empleados y se gestiona de forma autónoma, sino que no se necesita alquilar un espacio físico y permite llegar a barrios donde no existen muchas tiendas similares. Cualquiera, con una baja inversión (hablan de menos de 100.000 dólares por tienda), puede tener su propio establecimiento.

El "retail" del futuro

24 horas

"Uber, Airbnb y compañías similares han revolucionado antiguos monopolios. Pero todavía queda en pie un bastión: la venta física. Es un mercado que comprende el 21% de la economía mundial", dicen desde la compañía.

Independientemente de que este ambicioso proyecto llegue o no a comercializarse (y viendo lo ambicioso que es, yo al menos tengo mis dudas), desde luego que nos plantea un posible modelo más avanzado de venta física y diversas cuestiones que la sociedad tendrá que tratar en un futuro que cada vez parece menos lejano. No sólo me refiero a la automatización de los trabajos, sino a las nuevas posibilidades que planteará la conducción autónoma y las regulaciones que habrá que adaptar.

Más información | The Moby Mart
Vía | Fast Company

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos