Compartir
Publicidad
De Gates a Bezos pasando por Ballmer: así ha evolucionado el ranking de los más ricos de la industria tecnológica
Empresas y economía

De Gates a Bezos pasando por Ballmer: así ha evolucionado el ranking de los más ricos de la industria tecnológica

Publicidad
Publicidad

Nadie en la historia ha sido tan rico como lo es Jeff Bezos, CEO y fundador de Amazon, en este momento y desde hace un año. Su patrimonio neto ha llegado a superar los 150.000 millones de dólares (la cifra exacta varía constantemente al depender, entre otras cosas, del valor de las acciones que posee) y para encontrar alguien con quien poder comparar tenemos que irnos décadas atrás y ajustar por inflación.

Con unos cálculos rápidos sacamos que los 100.000 millones de dólares que llegó a tener en 1999 Bill Gates, fundador de Microsoft, justo antes del estallido de las puntocom, serían hoy unos 150.000 millones de dólares. El aproximado equivalente a la fortuna actual de Bezos. John D. Rockefeller, icono de los millonarios estadounidenses, consiguió 1.500 millones de dólares en 1918, hace justo cien años. Notable, pero que se queda en unos 25.000 millones de dólares actuales. Lejísimos de las cifras de Gates y Bezos.

Bezos, Gates... y Zuckerberg

Trio

En 2019 este sería el podio de milmillonarios de la industria tecnológica. En este gráfico animado podemos ver cómo han evolucionado los más ricos de este sector desde principios de los noventa, cuando la época de MS-DOS, de los recientes baby bells de AT&T, de los ordenadores domésticos invadiendo los hogares.

El patrimonio neto de cada uno de ellos, como decíamos al inicio del artículo, es muy variante, por lo que es posible que algunas cantidades anuales hayan sido registradas en diferentes intervalos del año. En cualquier caso, nos sirve para hacernos una idea del músculo financiero de cada uno de ellos. La fortuna de Steve Jobs fue heredada por su esposa, Laurene Powell Jobs, tras su muerte en 2011.

Un vistazo a esta evolución a lo largo de los años nos sirve para constatar algunos hechos, como que las cantidades de estas fortunas han crecido muy por encima de la inflación, señal del creciente poder que han ido logrando gracias a su cada vez mayor relevancia en el mundo. También cómo Microsoft dominó completamente la década de los noventa y primeros dos mil, antes de pasar de ser la empresa de Windows a la de la nube y la Inteligencia Artificial colocando a Bill Gates, Paul Allen y Steve Ballmer como miembros destacados en el ranking.

Miembros de Microsoft o Google han dominado la lista durante años, mientras que los de Apple apenas ha hecho acto de presencia

Por otro lado, Apple, que empezó a despuntar financieramente a principios de siglo gracias al iPod y al Mac y terminó de explotar con la llegada del iPhone, no ha contado con magnates a ese nivel: Jobs siempre estuvo muy por debajo de sus coetáneos y la fortuna personal de su heredera ha crecido más en los últimos años que antes del fallecimiento del fundador de la empresa.

Tim Cook queda muy lejos: su patrimonio neto actual se estima en unos 625 millones de dólares. El dinero jamás debería ser una preocupación personal para él, pero su patrimonio 240 veces inferior al de Bezos juega, dentro de lo que cabe, en otra liga.

También merece la pena detenerse en el único latinoamericano (europeo no hay ninguno) de esta lista: Carlos Slim, presidente mexicano de América Móvil. Durante algunos años llegó a tener una fortuna superior a la de Bill Gates (no olvidemos que además de fundador de Microsoft es uno de los mayores filántropos del mundo). Aunque nunca llegó a ser la persona más rica del planeta, sí se coronó como el más rico entre los miembros de la industria tecnológica, asumiendo que una teleco encaja en ese grupo.

Otro aspecto a destacar (y que merece otra visualización de datos) es la diferencia generacional del ranking. La mayoría de miembros -de la lista ampliada- se sitúan entre los cincuenta y los setenta años, destacando la insultante juventud de Mark Zuckerberg (35) que contrasta con el más veterano de todos, Gordon Moore (90), de Intel. Por supuesto, el de la Ley de Moore.

Caras 001

Por lo demás, el avance de China: presidentes de compañías que hace unos pocos años ni existían, como Tencent (1998) o Alibaba (1999) y que en poco tiempo han alcanzado puestos en este top 10. También podríamos incluir a William Ding, de NetEase (1997), que se queda a las puertas con un patrimonio de 15.400 millones de dólares en 2019. ¿Veremos una lista dominada por chinos en 2029?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio