Compartir
Publicidad
Publicidad

Esto es lo que Google ha comprado de HTC y lo que HTC se ha quedado tras su venta parcial

Esto es lo que Google ha comprado de HTC y lo que HTC se ha quedado tras su venta parcial
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, Google no ha comprado HTC, o por lo menos no toda la empresa. Esta mañana amanecíamos con la noticia de que Google ha adquirido una parte del negocio de smartphones de HTC por 1.100 millones de dólares, y algunos han confundido esta operación con una compra íntegra de la empresa taiwanesa por parte de los del buscador.

Sin embargo el acuerdo entre ambas compañías es algo más complejo que eso, y se aleja de lo que vimos en la compra de Motorola por Google en el año 2011. Por eso vamos a intentar explicar de una forma sencilla cual es el trato exacto al que han llegado ambas empresas y qué repercusiones inmediatas puede tener para una y otra.

"Sólo" ha adquirido un equipo de 2.000 personas

Htc Google

Lo que ha hecho Google no ha sido comprar HTC, y ni siquiera su división móvil como venía rumoreándose desde hace tiempo. Lo que ha hecho ha sido llevarse un equipo de 2.000 ingenieros y empleados de la división "Powered by HTC", muchos de los cuales ya han trabajado en los móviles de la familia Pixel. Por lo tanto, seguirán haciendo lo que hasta ahora, pero bajo el mando directo de Google.

"Powered by HTC" era hasta ahora el departamento de división de investigación y desarrollo de HTC, por lo que Google se ha llevado la parte más innovadora de la empresa taiwanesa, esa que se encargaba de crear nuevas innovaciones para sus dispositivos.

Aunque Google los comercializó como sus propios teléfonos, HTC fue quien actuó como "fabricante fantasma" de los dispositivos Pixel lanzados el año pasado. Por lo tanto, con este movimiento Google únicamente se ha llevado a los empleados de HTC que trabajaron en sus Pixel, de manera que puedan seguir haciendo el mismo trabajo que estaban realizando pero siendo controlados directamente por la propia Google.

Google también ha comprado una licencia no exclusiva de la propiedad intelectual de HTC. Esto quiere decir que Google podrá utilizar las innovaciones de HTC sin tener que pagar royalties por la propiedad intelectual, pero los taiwaneses podrán seguir concediendo licencias sobre esa misma propiedad intelectual a otras empresas. Vamos, que Google no se las lleva en exclusiva.

La idea de Google con esta adquisición es clara. Ya no necesita comprar una empresa entera, sino únicamente reforzar su división de hardware quedándose con la parte innovadora de una empresa de renombre. De esta manera tendrán más especialistas en el diseño y creación de nuevos smartphones y otros tipos de hardware que ayuden a despegar la sección de hardware de la empresa. Este movimiento les podrá llevar a convertirse en "el Apple de Android".

Este sería por lo tanto un tercer escalón en el camino de Google en el hardware. Primero estuvieron los Nexus con los que hacer dispositivos equilibrados y de referencia. Luego llegaron unos Pixel con los que consiguieron abrazar la gama alta, pero sin sobresalir demasiado. Y ahora, con el músculo que han ganado, deberían tener más potencial de hacer móviles que estén a la altura de los mejores dispositivos Android del mercado.

Se espera que los Pixel 2 no innoven demasiado con respecto a lo que vimos en la generación anterior. Por lo tanto los resultados de esta compra no serán inmediatos en Google, y tendremos que esperar al año que viene para ver qué consiguen hacer con esta nueva adquisición. También será interesante ver cómo se toman este movimiento el resto de fabricantes que apuestan por Android.

HTC sigue su propio camino

G

Desde que se supo que HTC estaba atravesando una complicada situación financiera todos los rumores apuntaron a que podrían acabar vendiendo la empresa entera. Sin embargo han conseguido que no sea así, y aunque seguro que la pérdida de 2.000 ingenieros les va a restar músculo, por lo menos podrán seguir operando casi como hasta ahora.

Tras el trato con Google mantienen propiedad intelectual, así como el derecho para seguir utilizando su marca y fabricando nuevos dispositivos. Y eso es precisamente lo que van a hacer, ya que HTC ha anunciado que sigue trabajando en su próximo móvil de gama alta, un HTC U12 que debería ser presentado en los próximos meses.

Los taiwaneses han vendido esta operación como algo que les permitirá tener una mayor eficiencia operacional y flexibilidad financiera. Vamos, que pagando menos sueldos van a poder seguir operando, y además de en su próximo móvil también seguirán trabajando en su ecosistema de realidad virtual y haciendo crecer su marca VIVE.

Sin embargo quedarse sin la división de la que salían todas las innovaciones puede pasarles factura a largo plazo. Sí, seguirán pudiendo sacar nuevos dispositivos, pero estos se tendrán que conformar con seguir la estela innovadora de otras marcas.

Pero lo que está claro es que HTC sigue viva por el momento, y que seguirá lanzando smartphones y dispositivos de realidad virtual como hasta ahora. Por lo tanto, el trato parece ser beneficioso para las dos partes sobre el papel, aunque esto sólo podremos confirmarlo durante los próximos meses según veamos cómo van evolucionando ambas empresas.

En Xataka | Google se queda con parte del negocio de smartphones de HTC por 1.100 millones de dólares

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos