Publicidad

Para qué construirte una casa cuando puedes imprimírtela en 3D: en Estados Unidos ya comienzan a venderse

Para qué construirte una casa cuando puedes imprimírtela en 3D: en Estados Unidos ya comienzan a venderse
16 comentarios

Es, aseguran algunos, el próximo gran paso de las impresoras 3D: ir a soluciones de gran escala y pasar a imprimir casas, que evitarían así tener que ser construidas con métodos tradicionales. En Estados Unidos ya existe una primera casa a la venta en la localidad de Riverhead, en Nueva York.

Esa casa impresa en 3D cuesta allí 299.999 dólares —un precio no excesivamente alto para ese mercado— y según su constructor, de la empresa de impresión SQ4D, "este es el futuro", ya que este sistema de impresión es "rápido, barato" y con casas "fuertes" como resultado.

Construir 10 veces más rápido y por la mitad de precio

Kirk Andersen, director de operaciones en esa empresa, aseguraba en comentarios a CNN cómo su Autonomous Robotic Construction System (ARCS) puede estar preparado en el lugar de construcción en seis u ocho horas. 

A partir de ese momento comienza a crear las capas de cemento una a una, algo que permite ir creando los cimientos, suelo, y las estructuras interiores y exteriores de las paredes. 

Para otro de sus responsables, "el coste de construcción es un 50% inferior al coste de casas comparables de nueva construcción en Riverhead, Nueva York, y lo hacemos 10 veces más rápido".

Esa primera vivienda que se ha puesto a la venta tiene una superficie total de 130 metros cuadrados, y cuenta con tres habitaciones, dos baños e incluso un garaje para el coche. 

La fabricación con el sistema ARCS reduce además el personal necesario para la construcción a tan solo tres personas, y según sus responsables también se utiliza mucho menos energía en el proceso. Muchas de las tareas tradicionales se eliminan o se consolidan, y el uso del cemento también ayuda a reducir los costes. 

Esta casa ha logrado ponerse a la venta tras recibir el certificado de habitabilidad, algo que no ha sido sencillo por la estricta normativa que regula este tipo de construcciones. Queda por ver si esta tecnología acaba confirmando sus ventajas y expandiéndose, pero lo cierto es que la idea es llamativa.

Vía | CNN

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio