Publicidad

El CEO de TikTok dimite tan sólo cuatro meses después de llegar desde Disney

El CEO de TikTok dimite tan sólo cuatro meses después de llegar desde Disney
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Kevin Mayer sorprendió en mayo dejando Disney, tras haber sido el responsable del exitoso lanzamiento de Disney+, que ha crecido muy por encima de lo esperado inicialmente. Su nuevo destino era ser Director Ejecutivo (CEO) de TikTok y Jefe de Operaciones (COO) en ByteDance, la compañía madre de TikTok. Sin embargo, solamente ha durado cuatro meses y 10 días en el cargo, tras comunicar que dimite.

Según The New York Times, la fulgurante despedida de la empresa se debe a la presión que el Gobierno de Trump está ejerciendo sobre TikTok y ByteDance por su supuesta relación con el Gobierno de Xi Jinping y el Partido Comunista Chino. Según el mencionado diario, que asegura haber accedido a la carta que ha enviado internamente a empleados, estos son los motivos que aduce para dejar sus cargos:

En las últimas semanas, como el entorno político ha cambiado bruscamente, he reflexionado mucho sobre lo que requerirán los cambios estructurales corporativos, y lo que significa para el papel global que asumí. [...] Con este telón de fondo, y como esperamos llegar a una resolución muy pronto, es con un gran pesar que quería haceros saber a todos vosotros que he decidido dejar la empresa".

Una salida que trastoca los argumentos de TikTok contra el Gobierno de Trump

TikTok

La llegada de Kevin Mayer a TikTok fue vista como una forma de impulsar TikTok como servicio de entretenimiento y vídeo, dada su experiencia impulsando Disney+, pero también como una forma de mostrar al Gobierno de Estados Unidos que la compañía tenía una base de operaciones estadounidense con poder e independiente fuera de China. Había sido así desde los comienzos de Musical.ly, compañía que luego dio lugar al TikTok actual tras ser comprada por ByteDance. Los fundadores eran chinos, pero muy pronto se centraron en crecer en el país norteamericano.

De hecho, esta semana TikTok ha interpuesto una demanda contra el Gobierno de Trump asegurando que ha hecho caso omiso a las pruebas que han presentado sobre la privacidad de los usuarios y el tratado de datos en base a legislación estadounidense. Estas eran las grandes preocupaciones alegadas en la orden ejecutiva por la que Trump vetaba los intercambios con TikTok.

Kevin Mayer era pieza clave como parte de la demanda, pues TikTok citaba hechos como que el personal responsable de TikTok (CEO, jefes de seguridad) estuviera en Estados Unidos y no en China, así como su equipo de moderación, como parte de "los grandes esfuerzos" de la compañía para demostrar compromiso con el mercado estadounidense.

De cara al futuro, no hay nada claro. Microsoft se puso como fecha límite el 15 de septiembre para adquirir o no TikTok, al notificar el interés al Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos. Más tarde, Oracle también se ha sumado a la puja.

De fondo, Trump quiere que el Tesoro estadounidense salga beneficiado por comisiones una posible operación, y el veto prohíbe que se hagan transacciones con Tiktok y ByteDance a partir del 20 de septiembre. Ahora hay que esperar para ver cómo recibe Trump la salida de Kevin Mayer.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios