Compartir
Publicidad
Publicidad

Ayer el precio de la luz en España llegó a su máximo anual: hay razones para pensar que va a ir a peor

Ayer el precio de la luz en España llegó a su máximo anual: hay razones para pensar que va a ir a peor
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Has notado que tu factura eléctrica no ha hecho más que subir? No es una percepción sin más, es un hecho: el precio de la luz viene disparándose desde hace meses y no hay nada que haga pensar que la situación va a revertirse. No obstante, el precio que nos asombraba en enero de este mismo año parece incluso barato en comparación con los que estamos viendo esta semana.

Si con la ola de frío de principios de año que se disparó el precio del megavatio por hora hasta los 92 euros en una franja puntual -días después continuó incrementándose-, el precio alcanzado en la tarde del lunes 23 de octubre, entre las siete y las ocho de la tarde (hora peninsular) fue de 182,54 euros por megavatio generado para el PVPC (precio voluntario al pequeño consumidor). Lo vemos con los datos de Red Eléctrica de España.

Precio Luz

El PVPC, antes llamado "tarifa de último recurso", es una tarifa regulada que cambia de forma diaria en base a los precios mayoristas que surgen de la subasta que se realiza cada día. En ella, los productores de energía la venden a precios que dependen de la demanda y de las fuentes de producción.

¿Por qué esta subida?

James Pond 185593

Ni el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ni las compañías eléctricas han revelado las causas de esta fortísima subida del lunes 23. Si tenemos en cuenta los tres factores que determinan la factura eléctrica y cómo influyen en el PVPC, es fácil intuir de dónde puede venir.

La demanda, esta vez, tampoco ha tenido que ver (33.000 megavatios frente a los 39.500 del 25 de enero). Álvaro Nadal, responsable de dicho ministerio, contó que se trata de "un fenómeno puntual y anómalo", sin dar más explicaciones al respecto. ¿Qué "ajustes" exactamente provocaron ese incremento? Jorge Morales de Labra, ingeniero industrial que trabaja en el sector eléctrico, alumbró el asunto horas antes de que la prensa se hiciera eco de la subida.

¿En qué consiste exactamente la "Reserva de potencia adicional a subir"? Es un mecanismo estrenado en 2012, y según nos explica la consultora Ingebau, se trata de una medida regulada que entra dentro de los servicios de ajuste de Red Eléctrica Española. "Es lo que hace que casen la demanda y la generación de energía. Los precios se determinan algorítmicamente. Durante tres horas salió muy caro, pero igual que en ese momento salió caro, hoy sale muy barato. Es algo circunstancial, puede pasar dos veces al año".

Para esta consultora del mercado eléctrico, no se trata de ningún abuso. "Está regulado, figura en el BOE. Forma parte de la dificultad básica de hacer que la demanda case con la generación y asegure el abastecimiento en toda España: Huelva, Girona, Santander, Madrid...". Así, este mecanismo es una reserva de potencia que se podría aportar para cubrir desequilibrios en la demanda por causas como una demanda programada distinta a la prevista, un desajuste igual con las energías renovables, la gestión de interconexiones o las tasas de fallos en grupos térmicos.

Hemos hablado con Jorge Morales, que ha matizado su uso de la palabra "abuso" que posiciona en contra a Ingebau. "El mecanismo en sí no es un abuso. En el sistema eléctrico, para que no se vaya la luz hace falta un equilibrio entre oferta y demanda. Eso se consigue manteniendo centrales calientes para abastecer en caso de que alguna falle. Lo que es un abuso es el precio al que llegó ayer". Un precio que en lo que llevamos de año se encuentra en la media de 18 euros y que en el momento cumbre llegó a los 250 euros, según Morales de Labra.

Winter is coming

Sean Bean Imagen: HBO.

¿De quién es entonces la responsabilidad de esa subida de precio repentina? "No lo sé, pero se sabrá, aunque falta tiempo para ello. La CNMC ya ha anunciado que va a investigar esta subida. Quizás falten años para que termine esa investigación".

La subida del lunes 23 ocurrió mucho antes de que llegasen los picos de demanda, que ocurren en las olas de frío

Dentro de tanta alarma, una buena noticia: la subida de ayer apenas repercutirá en unos céntimos en la factura mensual, ya que apenas duró unas pocas horas. El problema es otro: "es síntoma de una tensión muy alta", continúa Morales.

Y sobre todo, del timing. Esto ha ocurrido antes de que la demanda comience a dispararse. Es decir, con la llegada del frío. Es entonces cuando estufas, calefactores, calentadores de agua y demás multiplican el consumo energético de los hogares.

"Si esta tensión ha ocurrido ahora, es muy posible que para cuando la demanda se dispare veamos una subida similar pero sostenida en el tiempo", concluye Jorge. La subida de enero de 2017 supuso un aumento medio de unos 10 euros por ese mes, y solo por ese mes, en la factura. Quizás a lo largo de este otoño y del próximo invierno veamos otro repunte que dure más que las tres o cuatro horas del 23 de octubre. En ese caso, podemos ir preparándonos para una subida de la factura mucho más seria.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos