Xiaozhai Tiankeng, el pozo más grande y profundo del mundo bajo el que sobrevive un bosque subterráneo

Xiaozhai Tiankeng, el pozo más grande y profundo del mundo bajo el que sobrevive un bosque subterráneo
7 comentarios

Parte de su nombre, Xiaozhai Tiankeng, se traduce más o menos como "pozo del cielo" o "celestial". Y aunque pueda parecer un poco excesivo, lo cierto es que le pega bastante. En Fengjie, un condado del municipio de Chongqing —en el corazón mismo de China— se esconde uno de esos tesoros del planeta que parecen hechos por un virtuoso del Photoshop: un pozo totalmente natural que alcanza los 662 metros de profundidad, 626 de largo y 537 de ancho. Lo más sorprendente no son sin embargo sus dimensiones o paredes casi verticales, sino la explosión de vida que acoge.

Xiaozhai Tiankeng es lo que los geólogos denominan un sumidero, una dolina o depresión del terreno generada, entre otros factores, por el efecto del agua. En el caso del localizado en Fengjie, se ha formado sobre una cueva y acoge un río subterráneo que mide en total 8,5 kilómetros y acaba en una espectacular cascada. Su enorme tamaño hace de Xiaozhai Tiankeng el sumidero de su tipo, los tiankeng, más grande y profundo del mundo. Así lo presenta por ejemplo China.org.cn, que explica que durante la temporada de lluvias se genera también una catarata en la boca de la dolina.

Además de por su tamaño, Xiaozhai Tiankeng impresiona por la biodiversidad que acoge en su interior. Su base es tan grande que da cobijo —detalla Wondermondo— a cerca de 1.300 especies de plantas, como el ginkgo, y animales salvajes. Entre los "inquilinos" más fascinantes que se pasean por su bosque subterráneo destaca, por ejemplo, la pantera nebulosa (Neofelis nebulosa), un felino de pelaje inconfundible y que llega a medir 1,1 metros y suele descansar en los árboles.

Un vistazo a…
21 TRUCOS DE INSTAGRAM - ¡Tutorial con todos los secretos!

Un vergel a más de 600 metros de profundidad

Igual de interesante es su geología: el tiankeng se abre en una amplia área kárstica de 280 km2 formada por piedra caliza. Los expertos creen que el sumidero que hoy disfrutamos, con entre 511 y 662 metros de profundidad, ha tomado forma a lo largo de los últimos 128.000 años. Durante buena parte de su historia, hasta que el techo de la cueva colapsó, era una enorme cavidad subterránea. A lo largo de China también se localizan otros tiankeng de tamaño notable, como Dashiwei.

Lo más curioso es que, a pesar de sus dimensiones, a Xiaozhai Tiankeng hemos empezado a estudiarlo hace relativamente poco. La población de su entorno lo conoce desde la antigüedad, pero los científicos le prestan atención desde hace unas tres décadas, después de que lo documentase en 1994 un grupo de exploradores de la Royal Geographic Society. "Desde ese día, ha cautivado a exploradores de cuevas, biólogos y turistas aventureros de todo el mundo", señala China.org.

Si quieres ser uno de esos viajeros intrépidos y comprobar por ti mismo cómo es este "pozo celestial", eso sí, es mejor que entrenes antes. A medida que el interés por Xiaozhai ha ido creciendo las comunicaciones con el lugar, en el Parque Nacional Tiankeng Difeng, se han ido volviendo más cómodas; pero al menos uno de los accesos es una escalera en zig-zag con 2.800 peldaños.

Nadie dijo que el camino al cielo fuese sencillo. Tampoco a su pozo en la Tierra.

Imagen de portada | Brookqi

Temas
Inicio