Compartir
Publicidad

Cómo Twitter ayudó a encontrar una rarísima planta silvestre casi extinta

Cómo Twitter ayudó a encontrar una rarísima planta silvestre casi extinta
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La inteligencia colectiva de las redes sociales también puede ayudar a la comunidad científica. Así lo descubrió el botánico Chris Martine, de la Universidad de Bucknell, cuando compartió en Twitter la foto de la que pensaba que era una planta bastante común que se había encontrado en el acantilado de un parque estatal de Pensilvania.

Él puso en la red social el nombre de esta planta común junto a la foto, pero en cuanto empezaron a llegarle respuestas de otros botánicos se dio cuenta de que sin saberlo había hecho un hallazgo importantísimo. Pensaba que se trataba de la Heuchera americana, pero el investigador Ryan Folk del Museo de Historia Natural de Florida le dijo que se trataba de la Heuchera alba, también conocida como alúmina blanca.

La Heuchera es un género de plantas perennes herbáceas nativas de América del Norte, y aunque son bastante comunes, algunas como la Heuchera alba o alúmina blanca están casi extintas. De hecho, en la naturaleza sólo existen 1.500 ejemplares agrupadas en 23 poblaciones de las montañas de Virginia y Virginia Occidental. Y por si eso no fuera ya lo suficientemente poco, de estas 23 poblaciones sólo se estima que acaben sobreviviendo 15 a largo plazo.

Como suele ser habitual en estos casos, la causa de la desaparición de esta especie vuelve a ser la humana, ya que los desarrollos urbanísticos hacen que sea muy probable que la mayoría de las poblaciones actuales de esta planta acaben siendo pisoteadas por quienes viven en ellos.

Para confirmar su hallazgo, Martine mencionó en la conversación a otro amigo colega, el Dr. Scott Schuette que trabaja como botánico de la Western Pennsylvania Conservancy. Este le apremió a que confirmase el descubrimiento, pues su hallazgo de la planta en un lugar poco común era muy importante para la conservación de la especie.

Unos tuits que acabaron en paper científico

Tras la conversación, Chris Martine recurrió al herbario de la Universidad de Bucknell, uno de esos libros con ejemplares de plantas secadas, conservadas, e identificadas. Allí confirmó que la que había encontrado era una alúmina blanca, la cual estaba creciendo en un lugar en el que jamás había sido registrada.

Martine también descubrió en ese herbario que otras plantas de principios del siglo XX encontradas en la zona habían sido mal calificadas como otro miembro de la familia de las alúminas cuando realmente eran una blanca. Vamos, que una de las especies más extraña de alúmina había estado creciendo allí durante décadas, pero la comunidad científica no se había dado cuenta hasta ahora.

Un año después, los tres botánicos que conversaron sobre el descubrimiento en Twitter se unieron a Jason Cantley, de la Universidad Estatal de San Francisco, y publicaron un artículo científico sobre cómo se había identificado erróneamente esta planta durante décadas por los botánicos locales.

Además, desde el descubrimiento inicial se han encontrado otros siete grupos de alúmina blanca en la zona. Por lo tanto, lo que empezó como una inocente conversación de Twitter no sólo ha ayudado a saber más sobre una especie de planta especialmente extraña, sino que ha dado nuevas esperanzas sobre sus posibilidades de no extinguirse.

Vía | Quartz
En Xataka | El misterio de la flor fantasma de Beccari: acabamos de encontrar una de las plantas más buscadas (y raras) del mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio